Los Enanitos Verdes, en el Ateneo