Los grandes perdedores del Oscar

Manos vacías para Clooney, que seguramente encontró consuelo en su bella novia.
Manos vacías para Clooney, que seguramente encontró consuelo en su bella novia. Fuente: EFE
Como suele pasar en estos premios varias figuras que llegan con muchas expectativas y se van de la ceremonia con un sabor amargo y las manos vacías
Milagros Amondaray
(0)
28 de febrero de 2012  • 08:05

El actor Jean Dujardin haciendo "la gran Roberto Benigni", Meryl Streep demostrando que la Academia todavía tiende a reconocer trayectorias y varios premios más tuvieron, como consecuencia, su contrapartida. En estos casos, que se hayan pasado por alto interpretaciones más sutiles como las de George Clooney y Brad Pitt (quienes además tenían menos elementos para lucirse) y que Viola Davis no haya podido imponerse como actriz protagónica. Porque a pesar de que en cada entrega se busca repartir los Oscars de modo tal que todos queden contentos, no fue este el caso. Repasamos aquí quiénes se fueron a sus casas con las manos vacías (o con estatuillas "consuelo").

GEORGE CLOONEY

Si bien era difícil la tarea de derrotar al gran favorito Jean Dujardin , las chances de George Clooney habían aumentado luego de recibir varios galardones de círculos críticos (como el National Board of Review). Así fue como, a pesar de que Los descendientes obtuvo el Oscar a mejor guión adaptado y de que la Academia siempre manifestó un cariño especial hacia Clooney (también en su faceta de director con Buenas noches, y buena suerte), finalmente el actor no pudo vencer a Dujardin y sumar una estatuilla como mejor protagónico al lado de la que ya recibió como secundario por su intervención en la producción coral Syriana.

VIOLA DAVIS

Cambio de look para Viola Davis, en la alfombra roja de los Oscar, aunque no le trajo suerte a la hora de las estatuillas.
Cambio de look para Viola Davis, en la alfombra roja de los Oscar, aunque no le trajo suerte a la hora de las estatuillas. Fuente: AP

En la categoría mejor actriz, la temporada de premios siempre mostró a dos grandes candidatas: Viola Davis y Meryl Streep . En la carrera por el Oscar, cada una de ellas tenía sus pequeños triunfos a favor. La primera, con el SAG y con las críticas más positivas para con la película que protagoniza (Historias cruzadas). La segunda, con el Globo de Oro, el apoyo que le dio el BAFTA y, claro, toda una trayectoria que evidentemente iba a sumar. Y así fue. Cuando todas las encuestas daban a Davis como gran ganadora, la Academia reconoció el gran trabajo de Streep en La dama de hierro y le dio la estatuilla dorada, 29 años después de haberla obtenido por La decisión de Sofía. La pregunta es si Davis tendrá otra chance de aspirar al premio por un rol protagónico.

EL ÁRBOL DE LA VIDA

Una escena del film El árbol de la vida, otra película con muchas expectativas y ninguna alegría en los Oscar.
Una escena del film El árbol de la vida, otra película con muchas expectativas y ninguna alegría en los Oscar.

El gesto de la Academia con Terrence Malick es análogo al que tiene con David Fincher : darle una cierta entidad pero no permitiendo que se alce con ninguna clase de triunfo. Malick no tuvo, como el mencionado Fincher, demasiada cabida en el momento de la ceremonia. Aunque las chances de que su trabajo como realizador sea reconocido por sobre el de Michel Hazanavicius eran nulas, sigue sorprendiendo que en categorías como la de fotografía el Oscar haya hecho caso omiso al trabajo de Emmanuel Lubezki. El árbol de la vida se convirtió, de esta manera, en una de las grandes derrotadas de la noche.

El juego de la fortuna

Mucho glamour para Brad Pitt, pero ninguna estatuilla. Lo siento Brad, te queda Angelina para consolarte.
Mucho glamour para Brad Pitt, pero ninguna estatuilla. Lo siento Brad, te queda Angelina para consolarte. Fuente: EFE

Después del premio a Aaron Sorkin el año pasado por Red Social , había pocas posibilidades de que el guionista obtuviera su segundo Oscar consecutivo por la adaptación que llevó a cabo junto a la colaboración de Steve Zaillian. Además, el fracaso de El juego de la fortuna en líneas generales era esperable. Jonah Hill tenía todas las de perder ante el reconocimiento asegurado para Christopher Plummer y Brad Pitt se enfrentaba a Dujardin y Clooney . Así, el galán terminó perdiendo tanto en la categoría mejor actor como en la de película: recordemos que Pitt es productor del film de Bennett Miller. De este modo, una de las mejores producciones de 2011 pasó sin pena ni gloria en la ceremonia.

HARRY POTTER

Harry Potter, un mago sin suerte en los Oscar
Harry Potter, un mago sin suerte en los Oscar

En las semanas previas al anuncio de las nominaciones al Oscar , la última entrega de la saga de Harry Potter se barajaba como posible candidata a mejor película. Contra todos los pronósticos, ese lugar lo terminó ocupando insólitamente Tan fuerte y tan cerca . Pero como suele suceder, la Academia reconoció la eficacia del final de esta historia mediante nominaciones en rubros técnicos. Aún así, Harry Potter no pudo vencer a Hugo ni en efectos especiales ni en dirección de arte, y el Oscar a mejor maquillaje lo perdió en manos de La dama de hierro. Lamentablemente, en este caso no podemos decir "otra vez será".

SCORSESE Y LOS PREMIOS CONSUELO

Se llevó cinco Oscar, pero no creemos que Scorsese se haya quedado contento y su rostro en la fiesta pos entrega así parece demostrarlo.
Se llevó cinco Oscar, pero no creemos que Scorsese se haya quedado contento y su rostro en la fiesta pos entrega así parece demostrarlo. Fuente: AFP

En los Oscars, casi siempre parece darse un axioma: si una película es reconocida en los rubros técnicos, es muy poco probable que se termine coronando como la gran ganadora de la noche. Por lo general, la Academia busca "compensar" un premio con otro. Fiel al enfoque de este año de observar el pasado (que se trasladó además a ciertos detalles clásicos en la organización de la ceremonia), las estatuillas en categorías "menores" para La Invención de Hugo Cabret de Martin Scorsese – la película más nominada de esta edición – contribuyeron a equiparar la obra del realizador con el otro film nostálgico del año: El artista. Sin embargo, a la hora de inclinar la balanza, los Oscars más importantes fueron para Los descendientes (guión adaptado) y, claro, para la película francesa.

Lo curioso es que los galardones que obtuvo La Invención de Hugo Cabret fueron, en un punto, discutibles en relación con las otras películas que competían en sus categorías, siendo La chica del dragón tatuado el ejemplo más claro. ¿Cómo el film de Fincher pudo ponerse al frente con un premio tan valioso como el de edición, pero perder en los rubros de sonido? Decisiones inexplicables de la Academia, que le sirvieron para no dejar al film de Scorsese con las manos vacías a pesar de que, en un punto, eso remarcó aún más su "derrota" en términos generales.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.