Los hombres y las mujeres de Ricardo Fort

Guido Süller, en una entrevista, junto a un retrato de Ricardo Fort. Ambos eran muy amigos desde la adolescencia
Guido Süller, en una entrevista, junto a un retrato de Ricardo Fort. Ambos eran muy amigos desde la adolescencia
Conocé quiénes fueron sus grandes amores
(0)
27 de noviembre de 2013  • 00:00

Guido Süller

Fue su amigo desde la adolescencia. Veraneaban juntos en Punta del Este y tuvieron un noviazgo secreto durante un año. Según contó Guido en varias ocasiones, se divertían muchísimo en la costa esteña yendo a bailar y en esa época no se daban grandes lujos: "Ibamos al boliche en colectivo", dijo una vez Süller, divertido con la anécdota. Una vez que Ricardo Fort pasó de ser un excéntrico millonario a un famoso mediático, Süller reveló algunas historias que a Fort le molestaron mucho. Hubo cruces pero nunca se enemistaron. Una relación que trascendió el tiempo.

Gustavo Martínez

La familia completa: Gustavo Martínez fue su gran amor y compañero. Juntos tuvieron a sus mellizos. En la foto también está Marisa, la niñera.
La familia completa: Gustavo Martínez fue su gran amor y compañero. Juntos tuvieron a sus mellizos. En la foto también está Marisa, la niñera.

Fue su gran amor. Comenzaron su relación hace más de una década y eran muy unidos. Fue con él con quien Ricardo Fort decidió que se convertiría en padre. Aunque los mellizos Marta y Felipe son hijos del millonario, Gustavo lo acompañó en la crianza de los chicos desde el primer momento y nunca se separaron. Junto a Marisa, la niñera, Ricardo, Gustavo y los mellizos formaban una gran familia. Esto se mantuvo cuando se separaron, porque al margen de las nuevas relaciones que comenzó Ricardo, Gustavo siempre estuvo cerca de ellos. "Fue la pareja más larga que tuve y planeé mis hijos con él. Fuimos a hacernos los estudios juntos y yo quise que ellos crecieran cerca de él también", confesaba Ricardo en una entrevista. "Yo quería que le dijeran Papá Gustavo, como a mí me dicen Papá Ricardo, pero él quiso ser su padrino porque decía que no le correspondía que lo llamen papá porque la sangre era mía. Mis hijos no sabían que Gustavo fue mi pareja durante seis años, se los conté hace dos días. La emoción y la reacción de ellos dos, que empezaron a gritarle 'Papá Gustavo', fue inmensa", dijo Ricardo en una nota. Gustavo no había aparecido en los medios nunca. Siempre cultivó un perfil bajo. Hasta abril de este año, cuando Ricardo fue sometido a una intervención para que le colocaran una prótesis en la rodilla y Gustavo fue su principal sostén. Durante la estadía de Fort en Miami, él fue el encargado de cuidar a los chicos y según se dijo, se quedará con su custodia.

Joaquín Starosta

Con Joaquín Starosta mantuvo un tortuoso romance.
Con Joaquín Starosta mantuvo un tortuoso romance.

Se conocieron en una fiesta en Punta del Este, en 2006. Poco tiempo después, Ricardo lo invitó a integrar su reality show, su primera experiencia televisiva, en 2008. Viajaron juntos y tuvieron una relación intensa. Luego, Fort lo contrató para sus obras, Fortuna y Fortuna 2 y parecían muy unidos. Hasta que todo se terminó estrepitosamente. Starosta comenzó a subir demasiado el perfil, y aprovechó la repercusión de Fort en los medios para salir en los programas contando más de lo debido. Se adjudicó ser el creador del fenómeno Fort, de su look y estilo, y eso al millonario no le cayó nada bien. Hubo feroces cruces en cámara y nunca más se hablaron.

Rodrigo Díaz

Rodrigo Díaz fue su última pareja
Rodrigo Díaz fue su última pareja

Fue su última pareja. El era futbolista pero triunfó como modelo. Comenzaron a salir el año pasado, y los primeros meses de relación fueron bastante tormentosos. Se dijo que Fort había gastado 900 mil dólares en agasajarlo y cuando cortaron, en abril de este año, el millonario fue tajante: "Con Rodrigo Díaz ya fue. Por suerte me di cuenta de todas las mentiras, los engaños y los manejos de plata que hacía este pibe. Me lo saqué de encima", dijo. Sin embargo, un mes y medio después, el mediático viajó en un jet privado a buscarlo en Tandil, donde el joven se encontraba refugiado del acoso de la prensa junto a su familia, y le pidió que volvieran. "Yo te adoro Rodrigo. Por siempre. Siempre con vos", escribió en Twitter. Desde entonces se mantuvieron inseparables. Juntos se fueron a Miami, donde Fort se trató de sus problemas en la columna. Sin embargo, Rodrigo no viajó de regreso a Buenos Aires con él la semana pasada. Tampoco cuando se enteró de su muerte. Se despidió entre sollozos en comunicación vía Skype con Intrusos. Una despedida 2.0 a su gran amor.

Violeta Lo Re

Con Violeta Lo Re compartieron divertidos viajes por el mundo
Con Violeta Lo Re compartieron divertidos viajes por el mundo

Tuvieron una relación muy intensa, sobre todo en los comienzos mediáticos de Ricardo Fort. Según contó ella se conocieron por una amiga en común. Violeta aseguró que se enamoró del empresario y que fue la única mujer que lo quiso de verdad. Sin embargo, pronto la relación llegó a su fin. "Sabía que no me iba a tocar, porque en ese momento no sé si le gustaba yo o le gustaba realmente otra cosa", contó la morocha en una nota.

"Una vez, en un bar, él empezó a mirar para otro lado, a otra persona (a la que no describió como hombre o como mujer). Yo en ese momento, borracha, empecé a llorar y me voy corriendo para el baño. En eso viene la mujer de Tito – Speranza, el custodio más famoso de Fort- y me dice: sos una "pelotuda, te dije que no te enamoraras".

Virginia Gallardo

Virginia Gallardo fue uno de sus amores más mediáticos. Ambos estaban en ShowMatch, ella como participante, él como jurado
Virginia Gallardo fue uno de sus amores más mediáticos. Ambos estaban en ShowMatch, ella como participante, él como jurado

La bailarina comenzó con timidez su irrupción en el mundo mediático. Bailaba por un sueño como "soñadora" de Daniel Agostini y hasta entonces nada hacía pensar que quería ser vedette. Pero luego, se puso de novia con Ricardo Fort y al poco tiempo ya era convocada al certamen de Showmatch, ya no como participante sino como estrella. Ricardo la evaluaba y al comienzo se prodigaban elogios mutuos, como un verdadero idilio. Finalmente, Virginia terminó la relación porque se había enamorado de un jugador de básquet. Hubo fuertes cruces ante cámara, y una feliz reconociliación. En los últimos tiempos eran sólo amigos.

Erica Mitdank

Erika, la ganadora del certamen que Marcelo Tinelli organizó para encontrarle una novia a Fort
Erika, la ganadora del certamen que Marcelo Tinelli organizó para encontrarle una novia a Fort

Cuando Ricardo terminó con Virginia Gallardo, a Marcelo Tinelli se le ocurrió organizar un casting en Showmatch para elegir a la nueva novia del millonario. De ese certamen salió ganadora Erica Mitdank, que luego fue convocada para participar en reemplazo de algunas bailarinas ausentes. Nunca fue considerada una relación amorosa más allá de las cámaras. Era parte del show.

Claudia Ciardone

Con Claudia Ciardone se iba a casar. Terminaron en buenos términos
Con Claudia Ciardone se iba a casar. Terminaron en buenos términos

Ricardo Fort y la ex Gran Hermano Claudia Ciardone comenzaron tímidamente una relación. No parecía que fueran muy en serio hasta que anunciaron que se iban a casar. La noticia sorprendió a todos y ya se esperaba la boda con bombos y platillos cuando a comienzos del 2012, con el mismo énfasis, declararon que se habían separado. Las razones de la ruptura fueron varias. Por un lado, según contó Ciardone, Fort había sido denunciado por un amigo íntimo de la vedette por un conflicto laboral y ella no quiso estar en el medio. Por otro, comenzó a hablarse de una supuesta relación entre el millonario y el bailarín Julio Coronel, un joven de 20 años, aunque tanto Fort como Ciardone, lo negaron. Ella dijo que no estaban peleados. Que la ruptura había sido luego de una discusión "madura". "Lo quiero y lo respeto", aseguró en aquel momento.

Debido a la sensibilidad del tema, esta nota ha sido cerrada a comentarios.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.