Murió el barítono Walter Berry

(0)
29 de octubre de 2000  

Ayer falleció en Viena el barítono Walter Berry. Vivía allí con su tercera esposa, la soprano Elisabeth Flechl y había cumplido 71 años. Inició su carrera en 1950, en la Opera de Viena, y ocho años después se lo conoció en la Argentina, cuando cantó un hasta ahora inolvidable Papageno en "La Flauta Mágica", de Mozart, y uno de los "maestros" de "Los Maestros Cantores", de Wagner. Pero, a pesar de sus resonantes éxitos en aquellas dos obras, la actuación que dejó rastros más perdurables entre los argentinos fue ese mismo como protagonista de Wozzeck, de Alban Berg, dirigido por Ferdinand Leitner.

Después, en 1964, volvió para cantar en "El castillo de Barba azul", de Béla Bartók, "Las bodas de Fígaro", de Mozart, y "Ariadna en Naxos", de Strauss, en los tres casos, junto a su primera esposa, la mezzo Christa Ludwig. Finalmente, estuvo en el Colón para actuar en "El caballero de la Rosa", de Strauss, y en el segundo Wozzeck que subió a escena en Buenos Aires.

Tanta diversidad de roles, estilos y épocas siempre fueron resueltos por Walter Berry con admirable solvencia profesional y excepcional fervor artístico. Así fue que sólo en la Opera de Viena apareció en 1300 representaciones a través de cien diferentes papeles, sin contar sus registros discográficos como cantante de cámara.

Estuvo casado con Christa Ludwig hasta 1970, con quien tuvo un hijo, Wolfgang. En 1981 fue distinguido como miembro honorario de la Opera de Viena.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.