Caballeros de la Quema: una última cena show

La banda se reúne a quince años de su separación para un único show en el marco del festival Provincia Emergente, y en una nueva "entrevista colectiva" responden las preguntas de sus colegas
Sebastián Ramos
(0)
22 de junio de 2017  

Crédito: Nora Lezano

Desde hace poco menos de un mes, Caballeros de la Quema volvió a existir como banda, a quince años de su separación. Por el momento, su corporización sucede sólo puertas adentro, en un estudio de Villa Ortúzar donde el grupo repasa intensamente la lista de temas para lo que será su único show, mañana, como apertura estrella del festival Provincia Emergente, que se llevará a cabo durante todo el fin de semana en el Estadio Único de La Plata. "Rajá rata", "Malvenido", "Primavera negra", "Avanti morocha", "Sapo de otro pozo", "Otro jueves cobarde", "Patri"... las canciones se suceden en uno de los últimos ensayos generales, con los músicos en estado de ansiedad brutal. "Lo que más me alegra de todo lo que está pasando acá, en la sala, es haberme reencontrado con canciones que pensé que tal vez ya no me entusiasmaba cantar. De hecho, creo que suenan mejor que hace quince años", dirá Iván Noble en un break. Caballeros de la Quema escribirá un nuevo capítulo en el libro de los regresos exprés y en otra edición de "entrevista colectiva", Noble y el guitarrista Pablo Guerra responden las preguntas de sus colegas y cuentan qué sienten ante este regreso sin segunda vuelta.

1. Nico Sorín (Octafonic)

-¿En qué se beneficia una banda al volverse a juntar, luego de un período de inactividad?

Noble: -Nunca lo pensé en términos de beneficios. En nuestro caso, lo siento como una oportunidad de cerrar un círculo que quedó caduco hace quince años. Durante mucho tiempo, mucha gente lo pidió: el pibe que te cobra el peaje, los pibes de la estación de servicio, en los shows, hijos, hijas, compañeritos... Mucha gente nos pedía "por lo menos, un show más". Muchos porque no habían visto a la banda y otros porque la extrañaban. Por otro lado, después de estar ensayando desde hace casi un mes, el beneficio que encuentro es que algo que pensé que iba a ser difícil, resucitar el entusiasmo por canciones viejas, fue realmente de lo más sencillo. Porque podía pasar que no nos entusiasmara tocar estas canciones otra vez, que no sucediera eso que llaman química o alma.

2. Abril Sosa

-Nietzsche sostiene la infernal idea de que la vida se repite infinitamente tal cual la hemos vivido por primera vez. Teniendo en cuenta que los Caballeros es un proyecto al cual están secuencialmente condenados para toda la eternidad, ¿de qué cosas se sienten arrepentidos y cuáles son aquellos aciertos que disfrutarían eternamente?

Noble: -Me arrepiento de mi peinado y de mis bermudas de jean. En cuanto a los aciertos, creo que los únicos aciertos que tiene la banda son muchas de sus canciones. De todas las que hicimos, la gran mayoría están muy bien y son canciones por las cuales personalmente puedo dar la cara aún quince años después... pero eso sí, sin bermudas.

Guerra: -En lo personal casi ni me detengo a pensar en los arrepentimientos. Lo hecho ya está. Lo que sí me parece que está bueno, cuando volvés a hacer algo como es esta reunión, es tratar de ir un poco más y hacerlo un poco mejor de donde lo habíamos dejado. El acierto es ése, realmente estamos trabajando de manera más seria, más enfocada.

Noble: -Es una buena oportunidad para cerrar ese círculo de una forma más contundente. Tenemos quince años más de oficio. Está todo dado como para que la hechura del asunto sea mejor de lo que era cuando nos separamos.

Guerra: -Con más ropa y menos pelos, ja.

Crédito: Nora Lezano

3. Sergio Dawi

-Habiendo corrido tanta agua bajo el puente ¿Cómo fue el reencuentro con los temas de la banda?

Guerra: -La primera vez que nos juntamos, antes de decidir si íbamos a hacer el show, nos propusimos hacer tres ensayos y ver qué nos pasaba. Y la verdad es que el reencuentro en la sala fue delicioso. Nos juntamos a tocar y empezamos a sonar y yo sentí que, en algún punto, era como que seguimos tocando juntos. Todos avanzamos y crecimos de una forma que cuando nos juntamos resultó muy fácil acoplarnos.

Noble: -El reencuentro estrictamente musical no era lo difícil, sino que lo más pesado era el anclaje emocional con las canciones y ver si eso lo podés reproducir quince años después. Si podés subirte a esa montura emocional. Y funcionó. En mi caso fue muy agradable porque tenía muchas dudas al respecto.

4. María Eva Albistur

-¿Qué cambió desde el quiebre y qué subsiste de esa unión pasada?

Noble: -Somos personas con otra vida más a cuestas, somos más grandes, tenemos hijos.

Guerra: -Yo antes era dos adolescentes y ahora soy tres.

Noble: -Creo que el concepto de añejamiento es lo que cambió. Tal vez el espíritu salvaje y pasional que teníamos a los veintipico ya no lo tenemos, pero me parece una buena noticia no tenerlo ni querer sobreactuarlo. Encaramos la música y el show por otro lado, tal vez más racional, haciéndonos cargo de lo que la edad nos puso encima.

5. Tute

-¿Qué tiene que tener una canción para ser una buena canción?

Guerra: -Que no te la olvides al otro día de haberla tarareado y que pienses: "Esto yo ya lo escuché en otro lado", pero no, es una melodía tuya y nueva. No creo en las canciones buenas o malas, algunas te gustan más o menos, pero para que una canción sea buena creo tiene que ser sincera y simple. Porque cuando empezás a darle vuelta, la cagaste. También es muy personal, cada uno hace canciones como quiere.

Noble: -Como decía Raymond Chandler sobre el estilo en la literatura. Que una canción tenga estilo o clase es lo más importante, el problema es que lo va a tener cuanto menos lo busques. Cuanto menos estés atado a hacer una canción inolvidable, más chances tenés de encontrarla.

6. Andrea Álvarez

-¿Qué piensan que significó la banda en la escena del rock argentino?

Noble: -Me parece incómodo contestarlo nosotros, pero siento que fuimos parte de un conglomerado de bandas que en los años 90, de alguna manera, a veces con más o menos torpeza o lucidez, fue portavoz de un humor social y de un estado de ánimo colectivo. El famoso pinta tu aldea, ¿viste? Yo creo que un poco la pintamos, a veces bien, a veces más o menos, a veces con crayones rotos y otras con acuarela. Pero si las canciones perduraron veinte años, es porque algo ocurrió con ellas. Ese es el tesoro más grande que una banda puede tener.

Crédito: Augusto Allassia

7. Juanchi Baleirón

-¿Cómo ha sido el reencuentro afectivo, cómo limaron sus diferencias?

Guerra: -Digamos que no las limamos, las torneamos, ja. Fue una de las cosas en las que al toque nos pusimos de acuerdo. Vamos a hacer esto, okey, ningún puterío. Lo que pasó pasó.

Noble: -La consigna fue no hacer ningún tipo de revisión de cuentas emocionales ni de pase de facturas que ya caducaron. Como las causas que prescriben. En todas las bandas, cuando se separan, quedan resquemores, resentimientos, cortocircuitos. Pero nosotros nos planteamos hacer esto con la mirada para adelante: ¿tenemos ganas de tocar? Okey, toquemos. Porque además no tiene sentido ningún tipo de reproches, ya que aquella gente que fuimos ya no existe, somos otros.

-¿Recuerdan por qué se separaron?

Noble: -Es algo natural para cualquier grupo de rock. A mí me extraña cuando las bandas no se separan. Llega un momento donde hay que tomar muchas decisiones juntas, te ponés cada vez menos de acuerdo, empiezan a haber ambiciones distintas. En nuestro caso, además, la banda explotó y eso provocó esquirlas y esas esquirlas cada uno las manejó como pudo.

Guerra: -También tuvimos la pérdida de un integrante [el tecladista Ariel "Garfield" Caldara falleció en 2001]. Fueron varias cosas que pasaron en un pequeño período.

Noble: -Según mi mirada, lo bueno fue que la banda no languideció musicalmente, como esos matrimonios que se separan después de tres años de dormir en camas separadas. No estábamos haciendo discos de mierda. De hecho el último creo que es el que está mejor terminado. Nos separamos en un buen momento, no hubo una agonía y me parece lo mejor. No fue una retirada lánguida.

-¿Ven más cosas a futuro para la banda?

Noble: -Yo prefiero no proyectar más allá de este show. Porque además creo que uno de los secretos de la intensidad que estamos logrando, es que estamos enfocados en el "día D". Como Rocky preparándose para la pelea por el título mundial. Y eso estuvo claro desde el principio, después del show, termina ahí .

Guerra: -Mirá, qué sé yo... El futuro es terminar el show y después ir a un bar a celebrar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.