Charly García: un documental recorre la vida del prócer del rock nacional

El gran Charly, en un momento de la entrevista para Bios. Vidas que marcaron la tuya
El gran Charly, en un momento de la entrevista para Bios. Vidas que marcaron la tuya Crédito: Fox
El hombre del bigote bicolor se muestra relajado y dócil frente a una entrevistadora que lo admira: Julieta Venegas, en esta producción de National Geographic y Underground
Alejandro Lingenti
(0)
11 de noviembre de 2018  

"Soy un genio". "Soy Beethoven". "Soy un freak". Charly García se autodefine varias veces en el documental que National Geographic estrena hoy, a las 22, en su señal de cable y que desde mañana se podrá encontrar también en su plataforma digital. Producido por National Geographic Partners y Underground, la compañía de Sebastián Ortega, este amable recorrido por parte de la vida y la obra del popular músico argentino muestra a un Charly de muy buen humor, predispuesto a la conversación fluida con su entrevistadora, la mexicana Julieta Venegas, y entregado a la caricia del homenaje, un objetivo evidente del trabajo, que reseña algunos de los escándalos públicos de un artista talentoso e indómito, pero sin poner foco ni acento en esa zona.

Charly García recuerda el día que se tiró de un noveno piso a la pileta - Fuente: YouTube

02:09
Video

A los 67 años, Charly García es notoriamente uno de los próceres del rock argentino. Sus performances públicas tienen ahora el espíritu del happening.

Y, de hecho, despiertan en sus seguidores las reacciones que buscaban muchos de los artistas que, a partir de los 50, empezaron a pensar en un espectador activo que se liberara de las cadenas de la mera recepción y asumiera la representación colectiva. Cada show del García de hoy refleja eso. En la presentación para la prensa de este documental, que es parte de la serie Bios. Vidas que marcaron la tuya (hay otros dedicados a Gustavo Cerati y al mexicano Alex Lora de inminente estreno), Charly tocó unos temas en el Hotel Faena y la gente que se agolpó a su alrededor para emocionarse con ese set íntimo cantó con él casi sin pausas. Esa ceremonia fraternal, que se repitió con un auditorio mucho más numeroso en una noche caliente de febrero de este año en el Teatro Coliseo, es el muy probable resultado del reconocimiento masivo a un músico que ya se ha transformado en mito.

El niño Carlitos García Moreno
El niño Carlitos García Moreno

Uno de los mejores momentos del documental de Nat Geo es aquel en el que Julieta Venegas, la "exploradora" encargada de buscar los secretos y las historias fabulosas de un personaje que nunca levantó el pie del acelerador en los últimos cuarenta años, repasa al piano –y canta con brillo y delicadeza– un fragmento de "Ojos de videotape", la canción que cierra Clics modernos, una de las obras maestras de García. La tierna sonrisa de Charly ilumina esa escena preciosa. Y justamente sobre ese disco grabado mayormente en Nueva York, que se despegó conscientemente de las tendencias que en ese entonces exportaba el rock argentino (reggae, ska, punk, new wave), habla en el documental Joe Blaney, reputado ingeniero de sonido que trabajó con los Ramones, The Clash y Prince, una voz muy autorizada para reflexionar sobre la obra de García: estuvo involucrado en ese período brillante que el músico había iniciado con un álbum rabiosamente personal producido por él mismo (Yendo de la cama al living, de 1982) y que continuó con Piano Bar, apoyado en la solidez de una banda monolítica integrada por los GIT (Guyot, Iturri, Toth) más un Fito Páez explosivo de apenas 21 años.

Charly García - Yendo de la cama al living - Fuente: YouTube

04:03
Video

Blaney habla maravillas de Clics modernos, pero sobre todo resalta el drástico cambio de rumbo que García emprendió en apenas un año, se asombra de las diferencias radicales entre un álbum con mucho trabajo de estudio, grabado con experimentados sesionistas, y otro enfocado en capturar en pocas tomas la potencia de una banda joven y muy ajustada en vivo.

"Yo llegué a Charly un poco por casualidad –le confiesa Venegas a LA NACION–. Estaba tomando algo en un bar en mi país y sonaba el tema ‘Los dinosaurios’. Fue un momento epifánico... Fui a preguntarles a los del bar de quién era esa canción y muy pronto me puse a investigar sobre Charly. En ese momento no se conseguía música con la facilidad que se consigue ahora, pero unos amigos me trajeron algunos discos de la Argentina y me pude acercar más a su obra. Hablo de los años 90...".

Venegas quedó prendada de esa trilogía dorada que Charly grabó en los inicios de los años 80 – Yendo de la cama al living, Clics modernos, Piano Bar–, pero nunca se animó a acercarse a su admirado colega, ni siquiera cuando tuvo la oportunidad concreta en alguna gira. "En un mercado de Ciudad de México encontré un vinilo de Yendo de la cama al living, lo compré y lo escuché a morir. Ese disco me marcó mucho. Una vez, Hilda Lizarazu me ofreció presentarme a Charly, pero me dio un poco de vergüenza. ¿Qúe le iba a decir? "¿Hola, soy tu fan?" Este documental me dio la posibilidad de conocerlo de una manera muy linda: hablando de música y de cosas muy puntuales de su carrera. Y él estuvo muy tranquilo, muy lúcido, superaccesible. La palabra genio suele usarse hoy de un modo bastante ligero. Pero él es uno de verdad".

Sus momentos de mayor locura
Sus momentos de mayor locura Crédito: Maximiliano Vernaza

Al margen de la conversación afable y cargada de complicidad entre García y Venegas, el documental de Nat Geo repasa las diferentes etapas de la carrera del músico –los inicios con Sui Generis, el nacimiento y pronto epílogo de La máquina de hacer pájaros, la primera etapa de Serú Girán y el conflictivo regreso del grupo para dos discretos shows en River, la famosa zambullida en la pileta de un hotel de Mendoza desde un noveno piso, los tiempos anárquicos de Say No More y el rescate de Palito Ortega en un momento difícil potenciado por las adicciones.

Suman testimonios, entre otros, Pedro Aznar, David Lebón (los dos compañeros de Serú), León Gieco, Billy Bond, Juanse, Willy Iturri, Hilda Lizarazu y Roque Di Pietro (autor del muy buen libro Esta noche toca Charly). " Él me salvó", asegura Charly en un tramo de la charla con Venegas, con Palito como testigo directo. "Yo le agradezco a Charly que diga eso, pero nadie salva a nadie si el que se tiene que salvar no quiere salvarse", contesta al pie Ortega. De inmediato, el exgobernador de Tucumán aparece en soledad para revelar una intimidad, algo muy elocuente que Charly le dijo en algún momento durante una de sus internaciones para desintoxicarse: "Demasiado dolor".

Cuando Nat Geo empezó a pensar en esta serie de documentales, que continuará con el estreno de uno dedicado a Gustavo Cerati el próximo 25 de noviembre, recuerda Diego Reck, vicepresidente ejecutivo de National Geographic Partners para América Latina, la idea era interpelar a público de distintas generaciones. La empresa llevó adelante una encuesta entre unas diez mil personas de diferentes edades de toda la región. García y Cerati estuvieron al tope de las preferencias para ser los protagonistas de un homenaje audiovisual.

En el último Gran Rex
En el último Gran Rex

"Un eje clave para Nat Geo es el acceso exclusivo –señala Fernando Semenzato, productor ejecutivo de estos ciclos televisivos, divididos en dos capítulos de poco menos de una hora cada uno–. Nos pusimos a buscar una productora que garantizara eso y que contara estas historias de una manera que no fuera la más clásica, sino con una narrativa más dinámica, más divertida. Elegimos a Underground y ellos pensaron el formato, con una ‘exploradora’ que condujera un poco la narración y que tuviera un vínculo de admiración con cada artista: Julieta Venegas en el caso de Charly y la chilena Javiera Mena en el de Cerati. Charly fue casi un productor ejecutivo: entregó mucho material que hasta ahora era desconocido –añade Semenzato–. Lo único que pidió es que apareciera un segmento dedicado a su relación con Mercedes Sosa".

Charly García con David Lebón tocan

03:35
Video

Y efectivamente, la imagen vívida de esa relación artística y sentimental aparece en una secuencia muy emotiva que los muestra a los dos grabando una versión de "Desarma y sangra", esa canción enorme que Charly compuso para Bicicleta, disco de Serú Girán editado en los años 80, y que es prueba incontestable de su capacidad de sintetizar una idea profunda y poderosa en un par de líneas: "Tu tiempo es un vidrio, tu amor un faquir. Mi cuerpo una aguja, tu mente un tapiz / Si las sanguijuelas no pueden herirte, no existe una escuela que enseñe a vivir".

MOMENTOS

Producción: Dolores Moreno

Sus primeros años. Charly cuenta cómo escribió "Canción para mi muerte". Se trata de una de las primeras canciones que compuso el joven García, que no llegaba a los 20 años. Según cuenta el tema le vino a la cabeza durante el servicio militar, en 1969. Su madre le había llevado anfetaminas. Algo que podría haber ayudado a que lo dejasen ir a casa en vez de completar el entrenamiento obligatorio. En lugar de eso, García se impacientó, bajó a su habitación, tomó un lápiz y un papel y en cuestión de 10 minutos le dio vida a esa canción.

Clics modernos. Fue el momento del uso de máquinas de ritmo y su experiencia en Nueva York, donde fue a grabar su segundo disco solista.
Clics modernos. Fue el momento del uso de máquinas de ritmo y su experiencia en Nueva York, donde fue a grabar su segundo disco solista.

Serú Girán. Junto a David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro. Con La grasa de las capitales (1979) les cerraron la boca a quienes los criticaban.
Serú Girán. Junto a David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro. Con La grasa de las capitales (1979) les cerraron la boca a quienes los criticaban.

Su caída y su reinvención: rompía cosas, abandonaba el escenario y se tiraba de un noveno piso a la pileta. Época de molinos de viento
Su caída y su reinvención: rompía cosas, abandonaba el escenario y se tiraba de un noveno piso a la pileta. Época de molinos de viento

Mercedes Sosa. "Te he visto de tantas maneras, pero así nunca. Y yo ruego a Dios que te vaya bien", le dijo a su gran amiga
Mercedes Sosa. "Te he visto de tantas maneras, pero así nunca. Y yo ruego a Dios que te vaya bien", le dijo a su gran amiga

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.