Cómo se gestó la vuelta de Soda Stereo con Zeta Bosio, Charly Alberti y cantantes invitados

Zeta Bosio y Charly Alberti empezaron a planear el regreso tras el éxito de convocatoria de Séptimo día, el espectáculo del Cirque du Soleil en 2017
Zeta Bosio y Charly Alberti empezaron a planear el regreso tras el éxito de convocatoria de Séptimo día, el espectáculo del Cirque du Soleil en 2017 Fuente: LA NACION - Crédito: Archivo
Sebastián Ramos
(0)
3 de octubre de 2019  • 13:00

Vuelve Soda Stereo. Por una "nueva última vez", en palabras de Zeta Bosio y Charly Alberti, quienes convocaron a toda una selección de cantantes de acá, de allá y de un poquito más allá también. Juanes, Benito Cerati y el mismísimo Chris Martin, de Coldplay, son algunas de las figuras que van a intentar invocar y homenajear a Gustavo Cerati, en una suerte de gira celebración que comenzará el 29 de febrero de 2020 en Bogotá y que, al menos por el momento, cerrará su nueva burbuja en el tiempo el 21 de marzo, en el Campo de Polo de Buenos Aires (hasta aquí la única fecha anunciada en Argentina, aunque habría varias más programadas para abril si el viento sopla a favor a partir de este domingo, cuando las entradas salgan a la venta).

El regreso de Soda viene gestándose lentamente desde hace aproximadamente dos años y tuvo su germen tras el fenómeno en el que que convirtió el espectáculo Séptimo Día, aquel que unió a Soda Stereo y al Cirque du Soleil en 2017, y al que asistieron un millón y medio de personas en América Latina, Estados Unidos y España (medio millón más que los que concurrieron a la gira despedida de la banda, en 2007). Aquella fue la confirmación para propios y extraños de que la música de Soda había superado una nueva etapa, generacional y tecnológica, y tres décadas más tarde aún mantenía su vigencia.

Esa confirmación también ubicó a Zeta y a Alberti en otro lugar y el reencuentro personal que derivó en la promoción de la gira de Soda Cirque los sentó frente a una pregunta que se repitió entre fans y periodistas latinoamericanos: "¿Van a volver a tocar los temas de Soda alguna vez?". "El proceso del circo nos hizo repensar la situación de decir «che, ¿si tocamos una última vez?» A lo cual nosotros realmente, por primera vez, lo empezamos a pensar como una posibilidad. ¿Hay planes? No, pero sí lo estamos hablando", le dijo el baterista a Telemundo, en abril del año pasado, y un posible regreso con Benito Cerati en voz se instaló en las redes sociales. "¿No pensaron en quizás no hacer nada? Digo, dicen ahí mismo que Gustavo dijo que si no era los tres, no era. Además, no puedo hablar por Simón pero para mí no hay nada más despersonalizante que hacer algo así", escribió con velocidad Benito en su cuenta de Twitter, mientras se ganaba sus primeros puntos como polemista tuitero, oficio del que en poco tiempo más se graduaría con ingenio y talento.

"Fueron y vinieron varias veces, lo pensaron mucho y había momentos en los que llegaban a convencerse de hacerlo y al día siguiente ya no les parecía y daban marcha atrás", cuenta hoy uno de los engranajes más importantes de esta producción, quien viene acompañando a ambos músicos desde el inicio del proyecto.

"Gustavo es una ausencia presente. Él decía que por más que lo intentemos nunca dejaremos de ser Soda. Y así parece ser. Lo somos, ustedes y nosotros. No somos el uno sin el otro. No somos Soda sin él. Podemos evocarlo, invocarlo", escribieron Zeta y Alberti, a manera de declaración de principios, en el texto con el que decidieron anunciar esta vuelta a escena, difundido a través de sus redes sociales este mediodía y anticipado a buena parte de la prensa especializada un día antes, en una reunión informal, sin la presencia de los músicos y con la firma de un embargo para publicar la noticia.

"Sin ayer, sin mañana. Ahora. Yendo más allá. Convirtiendo en posible lo imposible. De esa materia se hacen los sueños. Somos un puñado de canciones, solo eso y nada menos que eso, que parecen atravesar el tiempo y las generaciones. ¿Y si existe un lugar en el que estemos de nuevo todos juntos? Tenemos un imperioso deseo. Y creemos que la mejor manera de cumplirlo es pensando en los demás, olvidando lo que piensan los demás", concluyen.

Mirá el video que publicaron Zeta Bosio y Charly Alberti antes del anuncio de la vuelta de Soda Stereo

00:35
Video

El "qué dirán" parece haber sido en estos últimos dos años una traba psicológica para los dos Soda. Tras charlarlo puertas adentro, con amigos músicos y familiares, finalmente se dieron cuenta de que éste era el momento para hacer aquello que alguna vez surgió como disparate y hoy es una realidad que apunta a ser uno de los espectáculos que, paradójicamente, dará que hablar en 2020.

Cuentan entonces que así, persiguiendo el sueño de estar a la altura de la leyenda Soda Stereo, Zeta y Charly se encerraron a ensayar por primera vez con este objetivo en junio, guiados por uno de los mejores amigos de Cerati y sonidista de Soda desde los inicios, Adrián Taverna, y con la ausencia/presencia de su amigo Gustavo dirigiendo la batuta desde una gran pantalla de video. ¿La estética Gorillaz cruzada con la historia de los músicos de The Doors tras la muerte de Jim Morrison? Podría ser.

"Zeta tiene un banquito para tocar el bajo, pero cuando aparece la imagen de Gustavo se para, pone el pie sobre el monitor de retorno y todo se transforma. Incluso Charly parece pegarle más fuerte a la batería y la vibra de Soda está ahí. Está buenísimo escucharlos en la sala", cuenta uno de los pocos testigos que han tenido estos ensayos a puertas blindadas en el estudio de Alberti.

Primero fueron dos. Y dos meses después se sumó a la aventura Richard Coleman, el primer "cuarto Soda" allá en el albor de la década del 80, en los días previos a la presentación oficial del grupo, ya como trío. Poco después, Fabián "el Zorrito" Quintiero aceptó también la invitación a ser parte de la banda estable de este homenaje (una de las palabras preferidas a la hora de comunicar estos shows, así como también "celebración"), que se completará con dos músicos más, aún sin confirmar ("va a haber otro guitarrista y de los importantes", adelantan entusiasmados desde Popart, la misma productora que llevó adelante la gira Me verás volver en 2007 y que coparticipó del Soda Cirque diez años después). "Ellos hablan mucho de familia y con Richard y el Zorrito, se sintieron contenidos", insisten desde su entorno.

Desde el principio, Zeta y Alberti sabían que tuviera el formato que tuviese, el show debía contar con una fuerte impronta de Cerati y, descartado de movida el formato holograma que alguien se animó a proponerles, la opción más ajustada a las circunstancias fue la de utilizar imágenes en video del cantante, que ocuparán una parte central del espectáculo, remarcando aquello de que no hay Soda Stereo sin sus tres integrantes.

Todas las voces: quiénes son los cantantes invitados

El 7 de septiembre, tres días después de que se cumplieran cinco años de la muerte de Cerati, el periodista Ángel de Brito (elenco estable del Showmatch de Marcelo Tinelli) aseguró al aire de su programa en CNN Radio que Zeta y Charly estaban planeando un concierto acompañados por un cantante internacional y lanzó como posibles nombres a ocupar el cargo los de dos estrellas planetarias de la industria como Chris Martin (Coldplay) y Bono (U2).

"Fue un bolazo, porque nosotros no le adelantamos nada", se atajan desde la producción. "Pero la terminó pegando. Chris Martin estuvo en nuestros planes desde el comienzo. Bono, no, nunca".

La relación entre el cantante inglés y los Soda viene de la última visita de Coldplay a la Argentina, en noviembre de 2017. En aquella ocasión, Martin invitó a Zeta y a Alberti para que tocaran con ellos "De música ligera" y homenajear así a Cerati y su música. Los músicos no fueron finalmente parte del tributo en el estadio Único de La Plata (el baterista tenía programada una conferencia en Asunción, como parte de su trabajo como presidente de la Fundación R21, que él mismo creó, con el fin de concientizar acerca del cambio climático), pero la versión del clásico de Soda en la voz de Martin quedaría no solo en el recuerdo de los asistentes, sino que además fue registrada para siempre en el álbum Live in Buenos Aires /Live in São Paulo / A Head Full Of Dreams, un CD/DVD editado el año pasado.

El amor de Chris Martin por la música de Soda (había mencionado a "De música ligera" como el tema más representativo de América Latina durante una conferencia de prensa en México) se sumó a la amistad que el cantante mantiene con el polista argentino Nacho Figueras, fiel seguidor de Soda Stereo. En julio de este año, el mismo Alberti contó que se había reunido con el cantante inglés, en una entrevista con Marcelo Longobardi, en el programa que el periodista tiene en CNN en español, aunque sin develar el verdadero fin del encuentro. "Hace pocos días estuve en su casa de Los Ángeles hablando un poco de todo. La conexión la hizo Nacho Figueras, el polista, que es muy amigo de Chris y fan de Soda. Entre ellos se dieron manija y ocurrió lo de La Plata. Chris me contaba que cuando tocaron 'De música ligera', fue el momento más electrizante de toda la gira. Él siente mucha admiración por Soda y estábamos en su estudio y pusimos algunos temas de Soda y me preguntaba: '¿Cómo hacían? ¡Eran tres nada más! ¡En 1995!' Él estaba flasheado con eso".

Según cuentan los productores, cerrar la participación de Martin para estos shows fue más sencillo que lograr que se subieran al proyecto buena parte del resto de los cantantes que actuarán en la gira.

La idea es que sean alrededor de catorce cantantes, entre los que ya se confirmaron Benito Cerati, Juanes, Adrián Dárgelos (Babasónicos), Gustavo Santaolalla, Andrea Echeverri (Aterciopelados), León Larregui (Zoé), Mon Laferte, Richard Coleman, Rubén Albarrán (Café Tacvba) y, la figurita difícil/fácil, Chris Martin. Cada uno de ellos interpretará una sola canción y su participación "física" en los distintos conciertos de América Latina dependerá de que no tengan compromisos programados con sus proyectos personales. Eso sí, para cada performance prometen un mínimo de siete cantantes invitados en escena y los que no puedan asistir, formarán parte del espectáculo a través de una filmación. "En un principio no sabían cómo querían hacerlo y hasta se pensó en algo todo filmado, con cierta estética de película. Podía surgir cualquier cosa", confieren desde la productora, los mismos que arriesgan que habrá Soda Stereo para rato, que todavía continúan en tratativas con varios cantantes más (nombres que no se pueden decir, pero que cualquiera puede imaginar: de Fito Páez a Shakira y de Beto Cuevas a Fher Olvera de Maná).

"En la vida hay momentos para reír, para llorar, para emocionarnos. Para agradecer con amor y respeto. Queremos celebrar estas canciones. Vibrarlas juntos. Amigos de todas partes nos van a acompañar. Gracias Totales", cierra la carta de Zeta y Charly para sus seguidores y se hacen carne aquello que ellos mismos escribieron: olvidarse lo que dicen los demás. Vuelve Soda. Una nueva última vez.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.