El nuevo rock mendocino crece en Buenos Aires

Perras On The Beach, Mi Amigo Invencible y Ud Señálemelo son algunas de las bandas que se agigantan en la escena porteña; participan de festivales como el BUE y Lollapalooza y crece la convocatoria de un público propio
Gabriel Plaza
(0)
10 de diciembre de 2017  

Mi Amigo Invencible, elogiados por Café Tacuba
Mi Amigo Invencible, elogiados por Café Tacuba Crédito: Ángela Aparicio

Mi

Algo pasa en la montaña. Algo está en erupción. En un año el rock argentino se vio movilizado por un colectivo de bandas mendocinas como Mi Amigo Invencible, Ud Señálemelo, Perras on the Beach y Luca Bocci, que al cabo de poco tiempo se propagaron de una forma tan veloz como se viralizan las noticias en las redes. Llenaron espacios de la ciudad como Niceto Club, participaron en festivales como el Cosquín Rock, el Lollapalooza y el BUE que se realizará entre este viernes y sábado. Hoy por hoy, su lava se extiende a toda la ciudad.

Esta noche, Mi Amigo Invencible, una de las más referenciales de este circuito que bajó de la montaña hace diez años, despide una gran temporada en Niceto Club. Su innegable ascenso, después de un brillante tercer disco como La danza de los principiantes, que los llevó a telonear a Café Tacuba el otro día en el Gran Rex y los colocó en la grilla del Lollapalooza 2018, forma parte de una oleada creativa que llegó para quedarse y terminó de explotar este año con un primer episodio fundamental, el show que dieron Ud Señálemelo, Las Cosas que Pasan y Perras on the Beach en el lado A de Niceto a principio de este año.

Mariano Di Césare, cantante y autor de las letras de Mi Amigo Invencible, es uno de los íconos de esa nueva escena mendocina de la primera generación, que no tenía tanta proyección nacional desde la aparición de los Enanitos Verdes en los ochenta y Karamelo Santo en los noventa. "Nuestro trabajo fue abrir ese camino desde que nos vinimos a vivir a Buenos Aires. Durante diez años construimos eso y la gente en Mendoza nos empezó a ver con otros ojos porque nos empezó a ir bien. Entonces empezó a entender lo importante de la localía mendocina. Eso permitió que entraran las bandas nuevas en el público. Fue una construcción colectiva entre nuestra generación, las nuevas bandas y el público mendocino".

La fuerza de este movimiento radica en su diversidad generacional y estética y sobre todo en la insolencia, el desprejuicio artístico y su alianza natural con las plataformas digitales. Artistas de una primera camada como Mi Amigo Invencible, Lavanda Fulton, Mariana Paraway, Trasvorder, Juampi Di Cesare, los mismos Faauna o Pasado Verde conviven con la camada más joven y arrolladora que encarnan Simón Poxyran al frente de Perras on the Beach (cuyo disco debut sólo está en digital), Luca Bocci y Ud Señálemelo, que este año se llevaron todas las miradas. "Ellos están renovando la escena cantándole a su propia generación. Algo así no pasaba desde los ochenta o desde los inicios del rock nacional", diagnostica el crítico musical Yumber Vera Rojas, que sigue este fenómeno desde sus inicios.

Para el músico cuyano Leandro Lacerna, ganador de la Bienal de 2012 y productor de discos icónicos de Mi Amigo Invencible y Lavanda Fulton que inspiraron a las nuevas generaciones mendocinas, este fenómeno muestra características notables. "Hace muchos años que vengo en esto y nunca había visto algo así. Antes las cosas que sucedían con Mendoza a nivel nacional tenían que ver con bandas o proyectos puntuales, pero esto es una avanzada colectiva. Me parece interesante que haya un puente entre los chicos que están en Mendoza como Ud Señálemelo, Perras on the Beach o Las Cosas que Pasan y Mi Amigo Invencible y el Príncipe Idiota, que están en Buenos Aires. A la vez los más chicos reconocen en los discos de artistas mendocinos de la generación anterior una referencia. Eso crea como un puente de ida y vuelta. El presente es magnífico".

Perras on the Beach, la nueva sensación
Perras on the Beach, la nueva sensación Crédito: Camila Rodríguez

Leandro Lacerna y Mariano Di Césare pertenecen a la generación de mendocinos que vinieron a desarrollar su proyecto en Buenos Aires. "Nos vinimos porque vimos que acá podíamos tocar viernes, sábado y domingo para tres públicos distintos. Esas eran cosas que no pasaban en Mendoza. Costaba que les dieran bola a las bandas locales. Las cosas han cambiado un poco. Los chicos de Perras, Luca Bocci o Ud Señálemelo, más allá de ser muy jóvenes, están demostrando que pueden hacer base en Mendoza. En su momento nosotros no podíamos pero hoy ellos sí. Es un cambio de paradigma total. Es revolucionario lo que han hecho los chicos".

Entre los que se fueron y los que se quedaron, la escena mendocina se posicionó en el mapa nacional como una de las irrupciones más reveladoras de 2017, a partir de la llegada que tuvo el primer disco de Perras on the Beach con hits instantáneos como "Mis amigos", o el reciente lanzamiento del segundo disco de Ud Señálemelo. Gaby Orozco, quien fuera baterista en Perras on the Beach y es guitarrista de Ud Señálemelo, tenía 16 años cuando empezó con las maquetas del primer álbum. Ahora mira todo este crecimiento como un sueño del que no termina de caer.

"Con Ud, fuimos de las primeras bandas que sentimos que era posible hacerla desde Mendoza. Eso fue lo que le contagiamos a Simón y Luca, que después también siguieron ese camino. Y creo que llamamos la atención porque éramos grupos que tocábamos entre todos; la edad que teníamos (el promedio era de 17 años); y todos los proyectos tenían una estética distinta a diferencia de escenas como La Plata o Córdoba suenan más parecidas. Nosotros buscamos que cada uno sea distinto y sea entretenido para ver y escuchar. Miramos mucho lo que pasa a nuestro alrededor y también afuera. Pero no miramos tanto a Buenos Aires. Escuchamos mucha música, tomamos de todos lados, pero queremos que no se parezca a ninguna otra cosa".

El sonido es global y se alimenta de la escena australiana, el indie low fi, la figura de Charly García (sus episodios en Mendoza son míticos), el paisaje bucólico de la montaña, el registro de una vida más urbana, además de la lisergia del folklore cuyano. Eso le dio su propio groove a la movida mendocina. "Sin duda hay una cuyanía en lo que hacemos-advierte el joven Luca Bocci, otra de las revelaciones de la escena mendocina. Hay una cuestión muy regional y se nota en la música, aunque sea un sonido muy global y están diluidas las influencias que tenemos. Pero hay un peso en la región que lo vas a encontrar en Ud Señálemelo y en Perras también. Yo he metido un tinte folklórico que no es explícito pero siendo parte de la movida y estando adentro puedo saber lo que escuchan mis amigos. Hay una fuerte influencia de lo regional", cuenta el músico, que con su banda Alicia y su disco solista Ahora, grabado con una computadora prestada, se transformó en uno de los discos del año.

Mariano Di Césare, más conocido como El Dengue, dice que extraña el paisaje de la naturaleza para componer. En estos años radicado en Buenos Aires el grupo mutó musicalmente a un sonido que se nutre de distintas fuentes. "Lo que nos gusta con Mi Amigo Invencible es crear atmósferas que puedan servir para contar historias. A la hora de componer estuve atravesado por Charly García. Pero al ser siete músicos eso se va licuando. Entre todos lo que más escuchamos son las bandas contemporáneas y nos influyó el sonido eléctrico de La Plata. Así como nosotros pudimos haber influenciando a otras generaciones jóvenes como las de Luca Bocci o Ud Señálemelo, ellos también nos influencian a nosotros", reconoce el compositor de esta poderosa banda.

Desde Mendoza, Luca Bocci agradece el camino que sembraron grupos como Mi Amigo Invencible o Lavanda Fulton. Dice que esta escena trae un sonido fresco al circuito de la música argentina. "Yo veo que ha sido como una especie de renovación necesaria dentro del ambiente del rock nacional. Este año fue como patear el tablero incluso en nuestra provincia. Si bien no hay desarrollo cultural acá y todavía no pude tocar en Mendoza, pero si en México, Ecuador y Chile, esta movida influyó para que no seamos un grito en el desierto".

En el indie mendocino hay una suerte de hermandad que los diferencia del resto. Crecieron en un contexto sin espacios para tocar y armaron cofradías. Casas, terrazas y patios de amigos funcionaron de escenarios clandestinos para que la escena se propagara y se conociera sin más ambición que el gusto por tocar. Hoy la escena se expande. "Eso es muy genuino -apunta Lacerna-. Años atrás era impensado ver a una banda mendocina llenando Niceto y con la gente cantando sus temas. Hoy ver todo ese presente musical es muy emocionante".

Otras bandas para escuchar

Las Luces Primeras

Liderado por Mariano Peccinetti, compositor y artista visual (ex Trasvorder), crea un sonido psicodélico para escuchar en el desierto cuyano.

Spaguetti Western

Banda que fusiona con exquisitez ritmos como el jazz, el funk y el afro. Las voces femeninas le dan una belleza melódica.

Las Ex

Este cuarteto femenino que cruza el rock, el punk y el surf music llamó la atención de la célebre radio KEXP de Seattle con su primer disco.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.