La Charo abraza a América latina con su canto

La Charo, gran exponente del folklore de América latina
La Charo, gran exponente del folklore de América latina Crédito: Gentileza
Alejandro Lingenti
(0)
8 de agosto de 2020  • 13:30

Es muy variado y atractivo el repertorio que prepara La Charo para este sábado: desde las 18.30, estará cantando en un estudio de grabación y transmitiendo en vivo por streaming canciones propias y de autores fundamentales de la música latinoamericana como Violeta Parra, Silvio Rodríguez, Víctor Heredia, Luzmila Carpio y Jaime Torres. "También voy a hacer temas de Legado, un tributo a Mercedes Sosa que edité el año pasado", revela la formoseña, conocida primero por su trayectoria en Tonolec, el proyecto de folklore y electrónica que fundó en 2000 con el chaqueño Diego Pérez. "En estos tiempos de pandemia, hemos formado una hermosa familia virtual con la gente que me acompaña en mis vivos en Instagram y Facebook. Ahora llegó el momento de probar con algo más sólido técnicamente, transmitido desde un estudio", explica. Los que compren la entrada para este concierto especial en Tickethoy Live recibirán un link y una contraseña para ingresar desde un dispositivo electrónico y podrán verlo primero en directo y luego repetir, si así lo desean, ya que la grabación quedará disponible a través de una clave de acceso personal.

Nacida en Clorinda, Charo Bogarín empezó a cantar cuando era un niña: "Aullaba de lo lindo -recuerda con gracia-. Era el centro de atención de las reuniones familiares. Cantaba con una guitarra zambas o canciones con un solo acorde y a viva voz. Después nos mudamos a Resistencia, Chaco, donde estudié y me formé como bailarina clásica. En esa época escuchaba música muy distinta: Vangelis, Cocteau Twins, Pink Floyd, The Cure... También bastante rock argentino. Cantaba para mis amigos temas de Soda Stereo, y en algunas peñas o fiestas de cumpleaños hacía boleros o canciones del litoral como "Recuerdos de Ypacaraí". Recién a los 28 años empecé a estudiar canto lírico, de curiosa nomás, y a tomarme más en serio el tema de cantar y componer".

Nominada para los premios Gardel por su álbum Legado -que aparece en la categoría Mejor álbum de folklore alternativo y en Productor del año (trabajo que en el disco hicieron Juan Blas Caballero y Daniel Martín)-, La Charo resalta que su cantar está "al servicio de las causas comunes". Su misión, agrega, "es concientizar a través de las canciones, visibilizar aquello que la cultura mainstream no refleja por estar dedicada únicamente al entretenimiento, vacía de contenido. A mí me ocupa y preocupa ser reflejo del tiempo que nos toca vivir. La música es la gran transformadora del tejido social. Porque te interpela desde una fibra sensible, desde un lenguaje amoroso y superior. Por eso las grandes cantoras trascienden todos los tiempos y los espacios: Mercedes Sosa, a nivel internacional, o Liliana Herrero y Teresa Parodi, a nivel local. También pienso en la cantora mapuche Aimé Painé, de quien pueden saber mas viendo la película Aimé, dirigida por Aymará Rovera, que se estrenará el 23 de agosto en la plataforma gratuita Contar. Ahí aparezco en mi faceta de actriz".

Formada con docentes como Nadecha Brizuela y Ricardo Catena (cantante estelar del Teatro Colón), La Charo también se fue nutriendo del canto de las mujeres qom/tobas y de los coros de niños guaraníes. "Integro la técnica con lo intuitivo y lo visceral, tratando siempre de darle una identidad particular a mi voz. Trato de acercarla a la belleza clásica, pero también a la belleza salvaje y naturalista". Con Tonolec, desarrolló su sensibilidad artística relacionada con los pueblos originarios. "Es un compromiso que no podía dejar de lado como mujer de sangre guaraní -argumenta-. Empecé aprendiendo cantos de la comunidad qom o toba, y luego me volqué a los cantos en lengua guaraní. Conocí comunidades mbya guaraní de Misiones, ava guaraní de Brasil y aché guayaki de Paraguay. Y hoy sigo andando esos caminos porque creo que el trabajo de campo es medular". Luego de quince años con ese proyecto, la artista sintió la necesidad de expandir su universo como cantautora: "Decidí ampliar la mirada y mezclarme con otras voces de América latina para aunar nuestro canto. Conocí nuevos músicos, nuevos productores, nuevos territorios, viajé a China y Africa y me mezclé con toda su gente".

Sus fuentes de inspiración a la hora de escribir sus propias canciones son historias personales "de amores desencontrados o que están naciendo y son siempre apasionados, amores que se van y otros que están viniendo". La perspectiva con la que elige contarlas pocas veces es melancólica, aun cuando también ha puesto el foco en asuntos espinosos relacionados con la política (su padre, Pancho Bogarín, fue secuestrado y desaparecido durante la última dictadura militar). "Tuve que transformar todo ese dolor. Y mi madre nos enseñó a mi hermana y a mí a hacerlo desde la poesía, la danza y el canto. Nos enseñó el arte de vivir. Entonces en mis composiciones también hay un anclaje que tiene que ver con la memoria colectiva. No desde el rencor o el odio, sino desde el lado superador y transformador. Tenemos que andar livianos por esta vida... Y mi sangre nativa también me tira muchísimo. No paro de aprender y de componer cantos en lenguas originarias con una facilidad absoluta. Canto en muchas lenguas: qom, guaraní, quechua, mapudungun, mandarín y hasta algún dialecto africano. Aprendo desde un lugar lúdico, de goce. Y eso hace que ese aprendizaje sea veloz".

Mujer comprometida e hiperactiva, La Charo tenía planificadas giras por la Argentina y el exterior que naturalmente ahora espera reprogramar para el año que viene. "Hubo que reconfigurar todo, pero yo me adapté bien porque soy amiga de las herramientas tecnológicas -sostiene ella-. Ahora también estoy preparando la Fonoteca del Canto Originario para el INAMU (Instituto Nacional de la Música), y hago una columna en el programa LaLaLas, que conduce Carolina Muzi en Radio Provincia. Comparto espacio con Dolores Solá, Paula Maffia y la grossa de Celsa Mel Gowland, que impulsó la Ley de Cupo Femenino en festivales. A pesar de toda la incertidumbre que vivimos, yo hago muchas cosas. No voy a quedarme quieta, de eso estoy segura".

"Tuve que transformar el dolor", afirma Charo Bogarin
"Tuve que transformar el dolor", afirma Charo Bogarin Crédito: Gentileza

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.