La primera vez de Leandro Lopatín: el músico de Turf y Poncho se lanza como solista

Leandro Lopatín, de Turf y Poncho, editó su primer disco solista, LEA
Leandro Lopatín, de Turf y Poncho, editó su primer disco solista, LEA
Joaquín Vismara
(0)
12 de julio de 2020  • 21:29

Aunque acumula más de veinticinco años de carrera como músico, Leandro Lopatín no había hecho nunca nada en donde el protagonismo estuviese depositado en su figura. Ya sea como guitarrista en Turf y como pieza del engranaje tecno-rockero de Poncho, siempre puso su talento y su energía creativa al servicio del esfuerzo colectivo en dos maquinarias de funcionamiento constante y de amplia demanda. Por eso, aunque el azar tuvo mucho que ver en su creación, no deja de ser destacable que Lopatín haya terminado de darle forma a su debut como solista en el confinamiento hogareño.

"Fue algo totalmente natural, decantó en esto. Las cosas salen cuando tienen que pasar, eso incluyó grabar un disco mío por primera vez", resume Lopatín sobre LEA, una colección de ocho canciones plagadas de electrónica etérea, voces robóticas y melodías guitarreras, según el clima lo demande. "Tuve y tengo un montón de bandas, soy un loco de eso, pero nunca había hecho algo bajo mi nombre. Eso me costó, porque me preguntaba: '¿Cómo me llamo para sacar algo?' Leandro Lopatín me parecía un poco serio, pero por otro lado soy una persona grande, y ponerme Lea Lopa era raro, como si fuera un personaje. No me cerraba hasta que decantó en sacarlo bajo mi nombre y ponerle LEA al disco", resume.

Para Lopatín, la clave unificadora de las canciones de su álbum debut están en un tono autorreferencial que las rodea. "Yo compongo bastante, y estoy todos los días de mi vida sacando ideas y grabando en el micrófono de mi celular. Hay temas que son muy marcados que van para Poncho, otros para Turf, y estaban estos que eran míos, para que los cantara yo porque hablaban de mí, así que fue totalmente natural", explica Lopatín, antes de aclarar que los proyectos de los que es parte siguen con su modalidad habitual.

-¿Entendiste desde el vamos que esas canciones iban a conformar un disco?

-En un momento me cayó de forma natural, quería grabar un disco mío. Me puse a trabajar, y no quería hacerlo en estudios, sino en mi casa, con mucho amor y sentimiento, y poca guita, poco costo y poca situación de compañía discográfica, con horarios y demás. Una noche me crucé con un flaquito que se llama Julián Ares que siempre me decía "yo te quiero producir un tema", hasta que un día acepté. Fui a su casa-estudio, hicimos uno y me sentí muy cómodo para mi ansiedad y mis tiempos. Era perfecto como él trabajaba, un crack total, entendió todo perfecto. Llevé una maqueta y fuimos construyendo arriba, salvando cosas que había, re grabando otras y fue instantáneo. Pegamos una onda espectacular, dijimos "hagamos otro", y otro, y otro y terminamos haciendo ocho o nueve que son el disco.

-Llevás una década como parte de Poncho, pero te hiciste conocido tocando la guitarra en Turf. ¿Cómo llegó la electrónica a tu vida?

-Ya en la época de Turf me interesaba mucho, y de hecho, cuando terminó la presentación de Para mí, para vos en el teatro Opera, me fui a bailar solo a Pachá. Siempre me atrajo el house a través de Zuker, que hacía una unión como aprobada del house con una pata más rockera, cuando acá todavía era medio excéntrico. Para mí el house y la electrónica son músicas muy viajeras, y me gustaba mucho el anclaje que había con Screamadelica, de Primal Scream. Lo re veía por ese lado, y también por el de The Chemical Brothers y Fatboy Slim, que es electrónica pero con un espíritu que más rock and roll no puede ser. eso siempre me voló la cabeza.

Leandro Lopatin está en pareja desde hace años con Malena Pichot; en el disco cantan un tema a dúo, "Malena"
Leandro Lopatin está en pareja desde hace años con Malena Pichot; en el disco cantan un tema a dúo, "Malena"

-Muchas de las canciones del disco tienen que ver con una intimidad hogareña, y de hecho en "Malena" participa tu pareja, Malena Pichot. ¿Cómo surgió esa colaboración?

-Con Malena siempre hacemos un montón de canciones y reversiones traducidas. Pasamos canciones de Os Mutantes al español y las tocamos, y esa dinámica existe hace bastante y decantó en esto, no es que nos propusimos hacer un tema. Ella grabó como ocho tomas y usamos la primera, en la que los dos nos reímos. Se usó esa, no una en la que cantó todo bien, y tiene que ver con que todo que sea algo gracioso y no tan serio.

Cuando el rock era lo más pacato, todos vestidos de negro, con Turf éramos un mundo de colores

-De hecho, el humor hace bastante al tono general del disco.

-Sí, y me lo mencionaron mucho. Yo soy un chabón que hablo muy en joda, y me pasó mucho que cosas que yo sentía que eran normales, la gente las escuchaba y se reía. Como que no pueden entender que en un tema diga "Todo está igual, nada ha cambiado / Solamente que estás un poquito más pelado"... No sé, es algo común y en mí suena así, pero también entiendo que genere eso porque yo uso mucho el humor para la vida. Hice Turf con Joaquín (Levinton), imaginate. Cuando el rock era lo más pacato con todos vestidos de negro y todo igual, con Turf hacíamos peliculitas y éramos un mundo de colores. Hasta teníamos un sponsor cuando era impensado que hubiera uno en el rock, y encima que fuera Levi's. Preguntale a todos los que están ahora lo que dan porque los apoye una marca. Hoy es lo más común del mundo. Vas a ver a una banda a un festival y arriba está bien grande la marca.

-Con Turf llegaron a publicar dos singles antes del aislamiento social. ¿Había intenciones de llevar eso a un disco, o era algo destinado a ese formato?

No, estábamos trabajando en la producción del disco, y ahora seguimos trabajando, pero por chat. Mandamos cosas ahí, está muy bueno, hay muy buenas ideas y cosas. Estamos en eso, pero también el escenario es un poco incierto. También eso me vino perfecto, porque al haber abierto yo este canal de algo propio y mío, yo ya salí campeón. El proyecto en sí me hace feliz. Tengo mi canal de Spotify, entonces ahora estoy haciendo un montón de música, y cuando las vaya terminando las voy a ir subiendo. Es eso, no es mucho más ni mucho menos.

-¿Y cómo les sienta trabajar de esa manera remota?

-Estoy un poco triste de no poder hacer lo que a mí más me gusta, que es salir, viajar, tocar y llevar la música. Con Turf estábamos tocando mucho, y es un grupo que transmite mucho. Más allá de que hay como ocho megahits, es un grupo muy popular y somos de tocar en el interior y la gente se copa mucho, hay mucho amor. Es algo muy extraño poder trabajar de esto, ganar plata, viajar y conocer lugares. Ahora en las giras de Turf le encontré la vuelta y en nuestro micro de gira subía mi bicicleta. Llegaba a los lugares y me iba a ver arquitectura, que es otra de mis pasiones, y a fotografiar. Eso lo extraño un montón.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.