Luciano Supervielle: "Con Bajofondo vivimos momentos buenos y malos"

Luciano Supervielle toca el domingo con el chelista y arreglador brasileño Jaques Morelembaum y anticipa el lanzamiento de un nuevo disco de Bajofondo, liderado por Santaolalla
Luciano Supervielle toca el domingo con el chelista y arreglador brasileño Jaques Morelembaum y anticipa el lanzamiento de un nuevo disco de Bajofondo, liderado por Santaolalla Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Gabriel Plaza
(0)
2 de mayo de 2019  

Luciano Supervielle es hijo de la generación de músicos uruguayos formados en la música clásica y que crecieron con el hip hop, la música de Zitarrosa y el candombe. Es una de las cabezas creativas de Bajofondo y participó de Frontera, el disco de Jorge Drexler, que marcó un antes y un después en la carrera del cantautor. Jaques Morelenbaum, cerebro musical del disco Fina Estampa, de Caetano Veloso, y arreglador de Tom Jobim en la década del setenta, es chelista, director de orquesta y uno de los productores más buscados por artistas tan disímiles como David Byrne, Sting y Marisa Monte.

Hace diez años Luciano Supervielle y Morelenbaum se conocieron durante un concierto del colectivo rioplatense Bajofondo(cuya cara visible es Gustavo Santaolalla) y nació la amistad. "Jaques es un gran fan de la música rioplatense. Tenía nuestros discos y nos invitó a su casa. A partir de ahí quedó un lindo intercambio musical", relata el pianista, arreglador y compositor uruguayo.

En su estudio de grabación, Supervielle acaba de terminar un concierto para orquesta de cámara de veinte músicos en el Teatro Solís. Tras la edición en 2017 de su tercer disco solista, Suite para piano y pulso velado, el músico montevideano estaba buscando un socio musical para ampliar el universo de ese proyecto, que uniera lo clásico y la electrónica. Entonces pensó en el chelista brasileño.

"Por su contacto con la música clásica y esa pata fuerte que tiene en la música popular me parecía que podía ser un socio perfecto para este proyecto. Le conté la idea y se entusiasmó. Nos encontramos en Buenos Aires, donde estaba tocando, y estuvimos escuchando música y leyendo partituras". De ese encuentro surgió Classica Nova, un dúo colaborativo, con el que se presentarán el domingo, a las 21, en el ND Teatro, Paraguay 918.

"Empezamos haciendo un show a dúo tocando temas de él y míos, junto a un repertorio de influencias mutuas, como Tom Jobim, Caetano Veloso, Daniel Viglietti, Ástor Piazzolla, Jorge Drexler y Charly García. Eran músicas que traíamos cada uno y que nos hicieron descubrir más al otro. Es un lindo intercambio en el escenario que viene de hace un año".

-¿Cómo es la experiencia de tocar juntos y cruzar influencias tan distintas?

-Es de un gran aprendizaje. Jaques es un músico muy destacado porque es una pieza fundamental de la música brasileña. A mí me obligó a adaptarme a un nivel de técnica y compresión musical más elevado. No había trabajado tanto con partituras como hasta ahora. Leer a primera visita requiere práctica. A la vez hay un complemento. A través de mi estilo con la electrónica Jaques descubrió otras técnicas novedosas que lo sacaron de su zona habitual de trabajo. Es un cruce de cabezas diferentes y generaciones diferentes. Aunque los dos amamos a músicos como Piazzolla y Jobim.

-A la vez parece un encuentro muy natural, porque los músicos de Montevideo están muy influidos por la música brasileña

-Sí, es cierto, hay una enorme influencia. En Uruguay la música brasileña es potente. Por ejemplo, Mateo, quizás la mayor influencia de toda la generación posterior, tiene ese sonido. Igual Jorge Drexler. Es común que los músicos uruguayos cuando aprenden a tocar la guitarra integren la bossa nova a su estilo.

-Si en esta dupla con Jaques mostrás ese sonido más brasileño, con Bajofondo exaltás toda tu cuota rioplatense y contemporánea.

-La juntada con Jaques tiene la intención de traducir el lenguaje sudamericano a esa idea del cruce de lo clásico y lo contemporáneo con un componente de identidad. Comparo este proyecto con Bajofondo, donde buceamos en nuestras influencias como rioplatenses y las traducimos a un lenguaje contemporáneo.

-En una entrevista reciente Santaolalla decía que ya estaba listo un nuevo disco de Bajofondo

-El disco sale en un mes y se llama Aura. La idea es empezar a tocarlo en octubre y noviembre. Para nosotros es un momento emocionante de nuestra vidas. Hicimos un parate largo por razones personales que nos obligaron a dejar de tocar. Volver a trabajar juntos nos encontró en un momento de sensibilidad. La primera juntada de Bajofondo es de 2000. Son muchos años de nuestras vidas que crecimos con Bajofondo. Para nosotros se vuelve trascendente hacer un disco nuevo, porque toda nuestra vida está teñida por lo que hicimos con el grupo. Vivimos momentos buenos y malos. Hemos pasado situaciones complicadas, parates forzados y encontrarnos fue un gran respiro.

-¿Cómo suena este nuevo material?

-Es un disco en que la electrónica y las programaciones pasan a segundo plano. Es un disco mucho más tocado. Eso es algo que viene sucediendo internamente en el grupo. Empezó a tener presencia lo tocado y fuimos adquiriendo un estilo propio. A la hora de componer los temas estamos pensando en el arreglo más de banda y suena como un disco más rockero. Está el espíritu bajofondero con toda una carga emotiva fuerte por el reencuentro entre nosotros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.