Música barroca con color holandés

Hoy, en el Teatro Colón, se presenta el Combattimento Consort, de Amsterdam
(0)
23 de mayo de 2003  

Desde hace medio siglo, Holanda es uno de los centros en los que con más consecuente fervor se ha producido el rescate y el renacimiento de la "música antigua".

Este vasto campo que, básicamente, involucra a toda la producción académica anterior al siglo XIX, tiene allí a varios de los más destacados artífices de la corriente conocida como "historicista", que interpreta esta música con instrumentos de época.

Nombres como Ton Koopman, Gustav Leonhardt, los hermanos Kujken o Frans Brüggen forman parte de este paisaje que llegó para quedarse.

Pero también, y como símbolo de la amplitud de intereses alrededor del repertorio barroco en particular, también Holanda tiene agrupaciones especializadas, pero que utilizan instrumentos modernos.

Este es el caso del Combattimento Consort, de Amsterdam, que será el encargado de abrir la temporada 2003 del Mozarteum Argentino, hoy y mañana, a las 20.30, en el Teatro Colón.

Fundado en 1982, sus integrantes se reunieron con la intención de estudiar el repertorio menos trillado dentro de la música barroca. Esto incluye tanto al repertorio de concierto como a la ópera en una búsqueda que también se extiende a la exhumación de de compositores holandeses.

El violinista Jan Willem de Vriend es el director artístico del conjunto desde su fundación, la que -según explica en diálogo con LA NACION-, se produjo en el ámbito del Conservatorio Real de Amsterdam: "varios colegas coincidimos en que queríamos tocar un repertorio más amplio, más allá de la música célebre de Beethoven y Mozart. El objetivo inicial más que pensar en crear una orquesta era encontrarnos para buscar nueva música e interpretarla", asegura.

Desde su fundación, los integrantes del Combattimento Consort también decidieron que tocaría con instrumentos modernos y no con réplicas de los originales de la época barroca. Razones hay varias, pero Van De Vriend destaca la posibilidad de conservar el espíritu "camarístico" del grupo (la base es de 15 integrantes).

"Cuando vamos a tocar a salas grandes como las del Concertgebouw o el Teatro Colón nos gusta seguir siendo 15 personas, porque queremos seguir teniendo la intimidad propia de un grupo de cámara. Y para lograr esto son mejores los instrumentos modernos, de otro modo estarías obligado a incrementar el número de integrantes. Pero esto te haría perder esa calidad que mencioné, se debería entonces hacer un compromiso entre el tamaño de la sala y los músicos de la orquesta. Lo cierto es que lo más importante es lo que queremos decir de una obra."

Por los caminos del barroco

En los dos conciertos en el Colón el Combattimento Consort propone realizar el mismo recorrido sonoro a través de los múltiples caminos estilísticos del barroco, enmarcados por dos obras del más célebre de los autores de este período: Johann Sebastian Bach.

Así , en la apertura se escuchará su Sinfonía de la Cantata "Non sa che sia dolores" BWV 209. Luego seguirán la Passacaglia a quattro, de Marini; el "Ballo detto Pollicio", de Merula, "Les caractéres de la danse", de Rebel; el Concierto en Si bemol mayor para 3 violines, 3 oboes y bajo continuo más el Concierto Op. 10 N° 2, "La Notte", para flauta, cuerdas y bajo continuo y De L´Estro Armonico, Concierto para 4 violines y b. c. Op. 3 N° 10, de Vivaldi y, como cierre, nuevamente Bach con la Obertura N° 4 en Re mayor BWV 1069, en su versión original.

Se trata de un programa que oficia naturalmente como una declaración de principios estética del conjunto. Como lo explica el propio de Vrien "queremos mostrar la riqueza y la variedad del barroco, en una serie de piezas breves".

"Nuestra intención es ofrecer una velada musical que muestre los contrastes y la diversidad de estilos. Algo que hará posible que la gente salga diciendo: escuché una obra de Telemann que no conocía y resultó fantástica", sostiene.

Es que, según el director del grupo, en cuanto al barroco "hay tanto todavía por descubrir, y esto es lo atractivo todavía para el grupo. Hoy a 20 años de iniciar este camino, tenemos una lista de muchos autores y obras para redescubrir.

La idea de jugar con el claroscuro está presente a través del orden elegido entre las obras. De Vriend buscó hacer evidentes por ejemplo las diferencias entre Telemann y Rebel y entre los por ese entonces antagónicos y dominantes estilos francés e italiano.

El violinista holandés compara estas diferencias con el maquillaje de los protagonistas de una ópera. "El maquillaje de los italianos está realizado de tal modo que te permite ver las emociones en su cara. En el francés el maquillaje es el personaje, lo define directamente. Si alguien tiene un papel de un personaje alegre, esto se refleja directamente en su maquillaje. Es que en el caso del barroco francés se trata de una música que no es directamente emocional como la italiana de Vivaldi, sino mediada".

Novedades

Tarquinio Merula, Marini o Rebel probablemente no sean compositores tan reconocibles para el público melómano, pero sí Vivaldi y Bach.

Pero aun en estos dos últimos casos, los músicos holandeses mantienen su principio de no caer en obras transitadísimas como Las Cuatro Estaciones o los Conciertos Brandenburgeses, "que son las obras de cámara más conocidas pero, por ejemplo, nosotros traemos esta Sinfonía, que es parte de una pieza más amplia, una cantata. O la versión original de la Obertura N° 4 que el propio Bach adaptó luego para una orquesta más grande. Revisando en los archivos hicimos una reconstrucción de la primera versión de cámara que, pienso, es más rica en sus detalles y matices".

De Vivaldi a Bach, esto es, de Italia a Alemania, pero pasando primero por Francia y por compositores menos célebres, el Combattimento Consort abre la temporada del Mozarteum con un paseo sonoro por la Europa del siglo XVIII. Pasajeros a bordo.

PARA AGENDAR

  • Combattimento Consort Orquesta barroca. Teatro Colón Libertad 621. Tel. 4378-7100 Hoy y mañana a las 20.30. Se venden sólo sobrantes de abono.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.