U2: cinco claves del show que veremos en el Estadio Único de La Plata

La imponente pantalla que trae U2 a la Argentina es tan protagonista del show como los cuatro integrantes de la banda
La imponente pantalla que trae U2 a la Argentina es tan protagonista del show como los cuatro integrantes de la banda Fuente: AP
Mañana y el miércoles la banda volverá a tocar en el país; el 30° aniversario de su disco The Joshua Tree es la columna vertebral del espectáculo
Sebastián Ramos
(0)
9 de octubre de 2017  • 08:10

Un disco imbatible. Esta gira celebra los 30 años de The Joshua Tree, el álbum que hizo grandes a los irlandeses a base de épica, compromiso, visión y un puñado de canciones con destino de clásicos. Tocan de principio a fin y en el orden que figuran en el disco hits como “Where The Streets Have No Name”, “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” y “With Or Without You”, pero también temas más escondidos, pero de la misma intensidad compositiva, como “Running To Stand Still”, “In God’s Country” o “Exit”.

La pantalla más larga de alta resolución. Con la curaduría visual del director y fotógrafo Anton Corbjin (el mismo que fotografió a la banda en el desierto de Mojave para la histórica portada de The Joshua Tree), la pantalla de 60 metros de largo por 14 de alto es la estrella tecnológica indiscutida del show. Nunca antes se había utilizado una pantalla de este tamaño para un concierto de rock y por primera vez no hay nada sobre el escenario que la pueda tapar. Además, buena parte de las visuales fueron filmadas especialmente en 7.6 K de resolución.

El pasado, presente. “Este disco es considerado como un álbum icónico y como un signo de los tiempos en su momento. Pero si uno mira alrededor, puede darse cuenta de que hoy sucede algo parecido. Este concierto no trata sobre el pasado, sino que habla del presente”, señaló el tour manager de U2, Craig Evans, sobre el concepto en el que se basa esta gira.

La previa a The Joshua Tree. Las primeras cuatro canciones del show están dedicadas a los U2 previos al álbum en cuestión y, sin dudarlo, la banda decidió arrancar estos conciertos con cuatro de sus mayores hits, interpretados en un pequeño escenario ubicado entre el público más cercano al escenario principal, sin pantallas ni fuegos de artificio. Solo Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen tocando bien juntos un puñado de buenas canciones: “Sunday Bloody Sunday”, “New Year’s Day”, “Bad” y “Pride (In the Name of Love)”.

Un tercer acto en technicolor. Luego de completar su actual versión de The Joshua Tree, la banda ofrece un fin de fiesta multicolor, con la figura de la mujer como eje temático y hits de su repertorio más reciente.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.