Una pinturita: de Peter Gabriel a los Rolling Stones, canciones inspiradas en obras de arte

Los Rolling Stones compusieron "Paint it Black" inspirados en la obra de Ad Reinhardt
Los Rolling Stones compusieron "Paint it Black" inspirados en la obra de Ad Reinhardt Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Silvina Marino
(0)
22 de abril de 2020  • 00:01

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) hizo su contribución a los momentos de distanciamiento y cuarentena: compiló 22 canciones dedicadas por geniales músicos a geniales pinturas o artistas.

"Hemos compilado un lista de canciones sobre trabajos artísticos para tu escucha placentera". Así anuncia el MoMA su hermosa playlist disponible en Spotify . Y allí vamos: a volar con los temas y a recordar o conocer las obras y los artistas que los inspiraron.

Si los músicos que integran este ecléctico combinado de 22 tracks vienen de géneros variados, que van desde el el rock y el pop al jazz y la chanson, sus musas se centran en pinturas y pintores, en su mayoría del siglo XX . Con algunas excepciones y, por supuesto, con estilos diversos.

Tenemos pues, hits y perlitas, Rolling Stones y Paul McCartney & Wings , Picasso o Cézanne, masivo y alternativo. Indiscutiblemente, para todos los gustos. Repasemos la trastienda de algunos de ellos:

"Vincent", de Don McLean. Obra: The Starry Night, Vincent van Gogh (1889)

Don McLean y la obra de Van Gogh
Don McLean y la obra de Van Gogh

Ese cielo plasmado por Van Gogh, uno de los atractivos principales del MoMA, tiene su versión musicalizada por el compositor Don McLean , que dice haber dejado que la pintura hablara por él cuando escribió la canción. Así, en 1971, mientras se maravillaba con esa imagen tan bella como desolada que observaba en una lámina, contó la historia del pintor y describió, en ella, los colores y elementos de la pintura. Y puso al tema "Vincent", claro. "Esta mañana vi el horizonte desde mi ventana mucho antes del amanecer, sólo estaba la estrella de la mañana, que se veía muy grande", había escrito Van Gogh a su hermano Theo. Tal fue el momento en que concibió Thee Starry Night . Casi un siglo después, McLean dedicó al tortuoso artista hermosos versos a modo, casi, de epitafio tardío: "Ahora creo que sé lo que trataste de decirme, y cómo sufriste por tu cordura y cómo intentaste hacerlos más libres".

"Paint It Black," de The Rolling Stones. Obra: Abstract Painting, Ad Reinhardt (1963)

Los Rolling Stones y Abstract Painting, de Ad Reinhardt
Los Rolling Stones y Abstract Painting, de Ad Reinhardt

El tema compuesto por Mick Jagger y Keith Richards se incluyó en la versión estadounidense de Aftermath (1966). Sobre el mito de origen, hay muchas historias: que el color funciona como metáfora de la depresión (porque se canta que el mundo es negro, pero el corazón también), que la inspiración fue una cita del Ulises de James Joyce ("Tengo que girar la cabeza hasta que mi oscuridad se vaya"), y la que nos ocupa: la influencia de una de las Abstract Paintings de Ad Reinhardt. La pintura de este pionero del arte conceptual aparece a simple vista como una superficie completamente negra pero, si se la mira detenidamente, se descubren distintas tonalidades de negro. ¿Puede existir algo absoluto, incluso en el negro, que para muchos ni siquiera es un color? Este habría sido el interrogante de Reinhardt al que dieron continuidad los Stones: "Ya no hay más colores, quiero que se vuelvan negros".

"Don't Give Up", de Peter Gabriel (ft. Kate Bush). Obra: Migrant Mother, Nipomo, California, por Dorothea Lange (1936)

Peter Gabriel y la obra de Dorothea Lange
Peter Gabriel y la obra de Dorothea Lange

El tema grabado por Peter Gabriel a dúo con Kate Bush fue un gran éxito en 1986, cuando se editó como parte del disco llamado So . Se sabe que el músico se topó con un libro llamado In This Proud Land , que contenía imágenes de la fotógrafa Dorothea Lange. Esas fotos se mostraban devastadoras en tanto que retrataban algunos de los efectos de la Gran Depresión. En particular, Gabriel se detuvo en una imagen: "Migrant Mother", el retrato de Florence Owens Thompson y sus hijos en un campamento provisional, a la espera de seguir viajando para encontrar trabajo. Entonces, el músico se reapropió del mensaje de ánimos y desánimos que le llegaba de Lange, para dedicarlo a los momentos económicos difíciles que vivía la Inglaterra de Margaret Thatcher cuando él escribía la canción. Pero, ¿no es hoy más que nunca cuando el leitmotiv nos podría guiar en estos tiempos de incertidumbre? Esto es: "No te rindas", o "No abandones". Porque aquí se habla de una persona que se siente derrotada, de alguien a quien abandonaron sus sueños: "Aunque lo había visto todo, nunca pensé que podría afectarme. Pensé que seríamos los últimos en irnos, es tan extraña la forma en que las cosas se dan la vuelta".Increíble su resignificación actual. Tal el poder de los clásicos, de mirar hacia atrás y, a la vez, predecir lo que vendrá (y vino) una vez más.

"Escher" de Teenage Fanclub. Obra: Relativity, M. C. Escher (1953)

Teenage Fan Club y Relativity, de M. C. Escher
Teenage Fan Club y Relativity, de M. C. Escher

El grupo alternativo de Escocia, Teenage Fanclub incluía en su disco Thirteen (1993) la canción dedicada al artista nacido en Países Bajos, M. C. Escher. Y así lo indica, explícitamente, el nombre del tema que forma parte del cuarto álbum de la banda. Y, por supuesto, también lo refiere la letra: "Y no sé si estoy yendo para arriba o para abajo, con vos no sé si estoy viniendo, yendo hacia arriba o abajo, con vos. Pero no me importa". Sucede que la litografía de Escher describe un mundo en el que parece no existir un funcionamiento normal de las leyes de gravedad. La obra se inspiró en nociones de la arquitectura imposible y la ilusión óptica y, a la vez, influyó en películas como Vértigo (Alfred Hitchcock) o Laberinto (Jim Henson), entre otras. Y, obviamente, fue definitoria en esta canción donde la imagen funciona como interesante alegoría para describir la pérdida de perspectiva en una relación. Y que esto, sin embargo, no le preocupe a nadie.

"Christina´s World", Men Without Hats. Obra: Christina´s World, Andrew Wyeth (1948)

Men Without Hats y la obra de Andrew Wyeth
Men Without Hats y la obra de Andrew Wyeth

El cuadro forma parte de la colección del MoMA. Y es imposible de evitar quedarnos maravillados al observarlo. Se trata de un paisaje protagonizado por una mujer tendida en el pasto. Algo de descanso hay en esa figura, pero algo de tensión en su silueta nos alerta, mientras ella, al parecer, se va a arrastrar a la granja que se ve detrás. Andrew Wyeth creó esta pintura en el año 1948 inspirado en los alrededores de su residencia de verano, en el estado de Maine y dedicó esta imagen sublime a Christina Olson, al menos en el título: se trata de su vecina que sufría de una incapacidad motora por poliomielitis. Y henos aquí frente al tema de la banda canadiense de synth-pop, que imprime su sello en su versión sonora del cuadro. Así dice su letra: "En tu corazón, un solcito va a brillar, y si querés, pasa todo el tiempo, y podés soñar que estuviste en el mundo de Cristina".

Figuras de artistas

Además de obras concretas, muchos de los músicos de esta lista de temas dedicaron sus composiciones a la figura de grandes artistas. Así aparecen Toulouse Lautrec en "Goodbye Toulouse", de The Stranglers; Andy Warhol en el tema homónimo de David Bowie; René Magritte en "René and Georgette Magritte with Theri Dog after War", de Paul Simon; el arquitecto Frank Lloyd Wright en la despedida llamada "So long, Frank Lloyd Wright", de Simon & Garfunkel y el abarcativo Pablo Picasso.

Sólo en esta playlist Picasso tiene, además de su obra "Guernica¨, varias dedicatorias más en su nombre, como "Pablo Picasso", de The Modern Lovers o "Picasso Baby", de Jay-Z. Y, también, el homenaje de Paul McCartney & Wings llamado "Picasso´s Last Words". De hecho el título del tema incluido en Band on the Run refiere literalmente a las últimas palabras del pintor tal y como canta Macca: "Beban por mí, beban por mi salud. Saben que ya no puedo tomar más". A partir de una revista en la que se contaba esta despedida del fantástico pintor, de la intervención de Dustin Hoffman y Steve McQueen (que cenaban con Sir Paul en Jamaica mientras los actores filmaban Papillon ) y de un supuesto desafío a la creatividad del ex Beatle para componer de la nada, nació el track dedicado al artista español.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.