Para memoriosos

Norberto Firpo
(0)
4 de mayo de 2003  

El frente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires exhibe seis esculturas. Dos de ellas, alegóricas, representan consignas fundamentales: Prevenir se titula una; Curar, la otra. Las cuatro restantes rinden tributo a insignes maestros del arte de prevenir y curar enfermedades: Hipócrates, Bernard, Paracelso y Pasteur. Ese conjunto ornamental se alza allí desde la inauguración del edificio, en julio de 1937.

El griego Hipócrates (460-377 antes de Cristo) es considerado el padre de la medicina por haber creado una escuela médica racional, que desechó supercherías y sentó el criterio de que todas las dolencias se producen por desequilibrio de los fluidos del cuerpo, a los que clasificó así: sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra. Paracelso (1493-1541) se llamaba en realidad Theophrastus Bombastus von Holenheim, pero adoptó ese apodo por considerarse "mejor que Celso", médico romano del siglo I que describió operaciones de amígdalas y estudió enfermedades del ojo. Al principio alquimista, dio fuerte impulso a la química con la incorporación de sustancias minerales en los preparados terapéuticos. El francés Claude Bernard (1813-1878) es reconocido como fundador de la fisiología ("ciencia de los fenómenos vivientes", la definió) y como el primer científico que estudió los procesos digestivos.

El químico francés Louis Pasteur (1822-1895) demostró que la vida no se genera espontáneamente y que ciertas enfermedades son contagiosas; ideó un método llamado pasteurización para evitar el fermento de la leche y otros líquidos, y probó que la inoculación de gérmenes atenuados (esto es, las vacunas) previenen la rabia, el cólera y otras pestes.

¿Son ciertas o falsas estas afirmaciones? El médico griego Galeno, célebre por sus estudios de anatomía, fue contemporáneo de Hipócrates. Paracelso era austríaco. Pasteur dio el nombre de virus (en latín, veneno) a los microorganismos causantes de la poliomielitis, la gripe y otras enfermedades. Las respuestas, abajo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.