Paul Kalkbrenner habla de su nuevo disco y explica por qué nunca volvería a actuar en cine

La estrella alemana del techno se presenta en Buenos Aires y Córdoba este fin de semana
La estrella alemana del techno se presenta en Buenos Aires y Córdoba este fin de semana Crédito: Gentileza Destino Arena
Emilio Zavaley
(0)
14 de noviembre de 2018  • 08:33

Después de viajar al pasado de la música techno con una mirada 100 por ciento nostálgica en la serie de mixtapes Back to the Future -armados después de escuchar en YouTube más de 5.000 tracks que llevan casi tres décadas editados-, la estrella alemana del género Paul Kalkbrenner volvió a elegir el revisionismo para su nuevo disco. En Parts of Life, lanzado en mayo de este año, su historia y su vida en Berlín está representada en cada track y, claro, en la portada pintada por su tío, el artista Paul Eisel, en la que una trompeta -instrumento que aprendió a tocar a los 8 años- aparece al lado de un paquete de cigarrillos, un iPhone y un casco de un piloto de un avión caza, entre otros objetos. "Si entrás a mi departamento vas a ver todas estas cosas juntas", dice en el medio de la gira presentación del disco por Sudamérica, que cerrará este fin de semana en Buenos Aires -el sábado 17 en PM Open Air- y en Córdoba -el domingo 18 en La Estación-. "El casco me lo vendió un ex piloto francés de un Mirage en la década del 70. Lo compré porque me gustan los 70; los aviones, los autos, el estilo de vida de los 70. Todo lo anterior a que lleguen los celulares."

¿Cuánto influyó en el proceso de creación de Parts of Life revivir todo lo que escuchaste a fines de los 80 y comienzos de los 90 para Back to the Future?

No hay conexión en los sonidos que tienen los dos discos, pero incluso aunque no puedas escucharlo, hay una gran influencia de lo que me pasó con Back to the Future en este disco. Si algo me enseñó Back to the Future fue sobre las cosas que no necesito para mis producciones, como usar vocales viejos. Supe que si quería hacer un álbum techno, tenía que ser simplemente mi música.

El tracklist de Parts of Life no sigue un orden numérico ascendente. Están todos mezclados. ¿Por qué decidiste que fuera así?

Después de terminar el disco, me tomó otro mes más pensar y crear ese orden. Si querés vivir la verdadera experiencia de Parts of Life tenés que escucharlo en el orden en el que está.

No sos el clásico DJ que pasa temas de otros productores, ni tampoco tu rider técnico es similar al que usan tus colegas. En tus presentaciones, por ejemplo, trabajás con una consola de mezcla analógica...

Elijo esa consola [la Midas Venice 240] porque mi live es bastante particular. Con esa consola grababa mis discos cuando era chico, antes de usar computadoras. En vivo, cuando era joven usaba la Mackie 1604. Como no podía llevar la Midas Venice 240, usaba esa consola porque era la que encontrabas en cualquier club. Cuando empecé a hacer giras más grandes y tener un staff más grande fue el momento de cambiar a la Midas, consola que amo y mucho.

En la gira yo llevo todo: un montón de tarjetas de sonido, efectos... Tenemos dos setups, por si llega a pasar algo, un problema técnico, hay un reemplazo. Y sí, pago un montón de sobrepeso de equipaje.

Pasaron 10 años del estreno de Berlin Calling . ¿Nunca pensaste en volver a actuar?

¿Actuar? ¡No, gracias!

¿Por qué?

Me lo ofrecieron de nuevo en los años posteriores a que la película se estrene. Dije que no porque yo ya tengo un trabajo: soy músico. Fue muy bueno hacerlo, pero no es mi forma favorita de trabajar. Es muy duro. Son tres meses en los que tenés que levantarte cada día a las 5 de la mañana y luego estar 12, 14 o 15 horas rodando, rodando y rodando. Quiero decir, acepté inicialmente porque cuando pensé: "bueno, son solo tres meses y listo", pero no podría hacerlo regularmente.

En varias entrevistas dijiste que no te gusta arrancar a tocar de noche y que se haga de día. Algunas de tus fechas acá en Argentina son temprano, teniendo en cuenta los horarios que suelen manejar las fiestas. ¿Es algo que pedís cuando negociás las fechas?

Sí. Estoy muy contento con el concepto de este tour que me permite tocar temprano a la noche, o durante el verano en los festivales cerca de la medianoche o como mucho a la 1 AM y estoy muy feliz de eso, sobre todo cuando recuerdo que antes siempre tenía que tocar muy tarde en los clubs de techno. Estoy feliz de haber madurado [risas] Sé que en Sudamérica todavía gustan de que la fiesta arranque tarde. Ya me estuve preparando mentalmente para eso.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.