El baby shower de Meghan Markle en el penthouse más caro de Nueva York

Durante cinco días volvió a ser una auténtica estrella de televisión. Serena Williams y Amal Clooney, sus íntimas amigas, le organizaron una fiesta en el hotel The Mark
Durante cinco días volvió a ser una auténtica estrella de televisión. Serena Williams y Amal Clooney, sus íntimas amigas, le organizaron una fiesta en el hotel The Mark Crédito: GettyImages
Lucila Olivera
(0)
26 de febrero de 2019  • 16:38

Por unas horas, el brillo y las luces de Hollywood volvieron a apoderarse de su vida. La semana pasada, la duquesa de Sussex voló a Nueva York por cinco días para reunirse con amigos de sus tiempos de estrella de televisión y participar del baby shower con que la agasajaron para celebrar la próxima llegada de su hijo, que nacerá en abril. Serena Williams y Amal Clooney encabezaron el "comité organizador" y convocaron a una íntima y costosa fiesta en el penthouse del exclusivo hotel The Mark, en el Upper East Side de Manhattan. La tenista y la abogada especializada en derechos humanos pusieron lo mejor de ellas para que la fiesta fuera insuperable. El pasado miércoles reunieron a grandes amigos de Meghan, como la estilista Jessica Mulroney, el consultor Markus Anderson, la estrella de Suits Abigail Spencer, la diseñadora Misha Nonoo, la presentadora de televisión Gayle King y el maquillador Daniel Martín, que "desfilaron" ante los fotógrafos ávidos de inmortalizar la velada.

Durante su estadía, Meghan aprovechó para descansar, pasear con sus íntimos amigos y hacer compras.
Durante su estadía, Meghan aprovechó para descansar, pasear con sus íntimos amigos y hacer compras. Crédito: GettyImages

La puerta de The Mark, en el Upper East de Manhattan, repleta de paparazzi.
La puerta de The Mark, en el Upper East de Manhattan, repleta de paparazzi. Fuente: AFP

Amal Clooney encabezó el “comité organizador” con Serena Williams. Lució un espectacular jumpsuit de seda que combinó con stilettos de Gianvito Rossi y chaqueta Chanel
Amal Clooney encabezó el “comité organizador” con Serena Williams. Lució un espectacular jumpsuit de seda que combinó con stilettos de Gianvito Rossi y chaqueta Chanel Crédito: Cordon Press

Misha Nonoo, que fue la celestina entre el príncipe Harry y Meghan, apostó por un look de falda corta con t-shirt gris y un tapado príncipe de Gales.
Misha Nonoo, que fue la celestina entre el príncipe Harry y Meghan, apostó por un look de falda corta con t-shirt gris y un tapado príncipe de Gales. Crédito: Cordon Press

La presentadora de televisión Gayle King no se quiso perder la celebración y llegó con regalo en mano
La presentadora de televisión Gayle King no se quiso perder la celebración y llegó con regalo en mano Crédito: GettyImages

UN PENTHOUSE DIGNO DE ROYALS

Vivir la experiencia neoyorquina de Meghan es para pocos. Quien quiera alquilar el penthouse en el que se alojó y donde se celebró su baby shower deberá desembolsar 75 mil dólares por noche: es la habitación de hotel más cara de Estados Unidos. Ubicado en la decimosexta planta del edificio, tiene 1115 metros cuadrados: tres habitaciones King, dos habitaciones Queen, seis baños, un salón con biblioteca, un comedor para doce comensales, y dos habitaciones simples. Cuenta, además, con acceso a la terraza que ofrece vistas panorámicas al Central Park y al Museo Metropolitano de Arte. El hotel es, además, el elegido por la "realeza fashion": allí paran las hermanas Hadid, Gisele Bündchen, Anna Wintour y François Pinault cada mayo, cuando se celebra la Met Gala, el charity más glamoroso. Para la fiesta, las íntimas de Meghan le encargaron el menú al chef Jean-Georges Vongerichten, responsable del restaurante de The Mark, con dos estrellas Michelin. Además, organizaron una divertida clase para aprender a hacer arreglos florales, que una vez terminados fueron donados a diferentes instituciones. Contrataron por 200 dólares un carrito de algodón de azúcar de Carnival King, y por 625 dólares a la arpista Erin Hill, que deleitó a todos con sus melodías. El momento de los regalos fue, seguramente, uno de los más emocionantes y entre todos se destacaron una cuna convertible 3 en 1 de Babyletto Hudson que vale 375 dólares, y una bicicleta para chicos de la marca Trek (de 600 dólares).

Un vista del penthouse, que incluye tres habitaciones King, dos habitaciones Queen, seis baños, un salón con biblioteca, un comedor para doce personas, y dos habitaciones simples. Cuenta, además, con acceso a la terraza de la azotea que ofrece vistas panorámicas al Central Park.
Un vista del penthouse, que incluye tres habitaciones King, dos habitaciones Queen, seis baños, un salón con biblioteca, un comedor para doce personas, y dos habitaciones simples. Cuenta, además, con acceso a la terraza de la azotea que ofrece vistas panorámicas al Central Park. Fuente: Archivo

Crédito: The Mark Hotel NYC

01:54
Video

Al mismo tiempo que su mujer disfrutaba de Nueva York, el príncipe Harry cumplía con sus obligaciones como capitán general de la marina real: voló a Noruega con motivo del 50o aniversario de operaciones en Bardufoss.
Al mismo tiempo que su mujer disfrutaba de Nueva York, el príncipe Harry cumplía con sus obligaciones como capitán general de la marina real: voló a Noruega con motivo del 50o aniversario de operaciones en Bardufoss. Fuente: Archivo - Crédito: Cover

INQUIETUD ANTE SUS GASTOS

La naturaleza "extraordinariamente generosa" de la estadía de Meghan en Manhattan inquietó a la prensa británica, a pesar de que el Palacio de Kensington insistió que se "había financiado de manera privada". El Daily Mail desgranó algunos de sus gastos y calculó que sólo el vuelo privado que la llevó de vuelta al Reino Unido a bordo de un jet privado Gulfstream G450, se estima en 250 mil dólares (no se pudo confirmar si el trayecto de ida lo hizo por el mismo medio), aunque dejó en claro que amigos de la pareja, como Oprah Winfrey, los Beckham o los Clooney podrían haber puesto a disposición sus aviones. La actriz devenida en royal también disfrutó de algunas salidas durante su estadía: el almuerzo que compartió en The Surrey con Abigail Spencer sumó 80 dólares; la comida con amigos en The Polo Bar, propiedad de Ralph Lauren, ascendió a los 420 dólares, y el té con macarons en Ladurée, su pastelería preferida, alrededor de 25 dólares. De todos los gastos, que suman en total unos 430 mil dólares, el costo de la seguridad de la duquesa de Sussex es el que realmente se cuestiona en el Reino Unido, ya que podría haber salido del bolsillo del contribuyente. Los dos guardaespaldas costaron 13.600 dólares.

Para almorzar en el Café Boulud con su ex compañera de Suits, Abigail Spencer, Meghan se puso chupines y un tapado Courrèges, de William Vintage
Para almorzar en el Café Boulud con su ex compañera de Suits, Abigail Spencer, Meghan se puso chupines y un tapado Courrèges, de William Vintage Crédito: GettyImages

En tiempos de rodaje de Suits, la serie que la catapultó a la fama y que coprotagonizó durante siete temporadas, junto a Abigail Spencer.
En tiempos de rodaje de Suits, la serie que la catapultó a la fama y que coprotagonizó durante siete temporadas, junto a Abigail Spencer. Fuente: Archivo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.