Brian May contó que estuvo al borde la muerte tras sufrir un infarto

Brian May otra vez con problemas de salud
Brian May otra vez con problemas de salud Crédito: Instagram
Natalia Trzenko
(0)
25 de mayo de 2020  • 12:31

Después de pasar un agitado mes con su salud Brian May, el guitarrista de Queen reveló en una serie de videos en su cuenta de Instagram titulados "mis aventuras médicas" que estuvo cerca de la muerte luego de sufrir un ataque al corazón que lo llevaron al descubrimiento de unas arterias tapadas y a una operación para solucionar el problema.

La saga de los problemas de salud de May comenzó a principios de mayo cuando el artista contó también a través de Instagram que había tenido un accidente haciendo jardinería en su casa que le había "destrozado los glúteos". Pero resultó que ese fue solo el principio de una serie de complicaciones médicas que nada tienen que ver con el coronavirus, según se ocupó de aclarar May, que en abril había recibido muchas críticas por relacionar la pandemia con las personas que comen animales salvajes.

En el mensaje posteado ayer, el guitarrista de 72 años que comienza con un chiste en relación al título del tercer álbum de Queen, Sheer Heart Attack, contó que una semana después de haber sido dado de alta por la lesión relacionada con su trabajo en el jardín sintió un dolor insoportable que lo obligó a regresar al hospital. Allí, gracias a una resonancia magnética los médicos determinaron que lo que estaba causando el dolor era una compresión de un nervio ciático, el resultado de ser guitarrista por cincuenta años. "Sentía que alguien me estaba clavando un destornillador en la espalda", detalló May. Claro, que el problema del nervio ciatico fue apenas la punta del Iceberg.

Según cuenta el guitarrista en su posteo durante todo el asunto del dolor de espalda sintió una opresión en el pecho que resultó ser un "pequeño infarto". De nuevo en el hospital le realizaron una angioplastía en la que los médicos descubrieron que tenía tres arterias tapadas que debían ser operadas inmediatamente. Aunque le sugirieron una cirugía a corazón abierto, May optó por un método menos invasivo que resultó en la colocación de tres stents.

Para que su historia contribuya a ayudar a otros el músico contó que antes del descubrimiento de sus problemas cardíacos él se consideraba una persona de buena salud. "Todo el mundo me decía: 'Tenés muy buena presión sanguínea y buen ritmo cardíaco". Además me mantengo en forma andando en bicicleta, comiendo sano y sin demasiadas grasas. Es evidente que todos tenemos que cuidarnos en nuestra etapa otoñal. Lo que puede parecer un corazón sano tal vez no lo sea", explicó May que también se ocupó de agradecerle a los médicos que lo atendieron. "Estoy muy agradecido de tener una vida por delante. Estuve casi al borde de la muerte por todo esto y encima el horrible dolor que sentía era por algo completamente diferente", señaló.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.