Divina Gloria dio detalles de su "soñada" historia de amor con Charly García

La actriz contó cómo comenzó el romance qué fue lo que la unió con el ex Sui Generis
La actriz contó cómo comenzó el romance qué fue lo que la unió con el ex Sui Generis
(0)
19 de julio de 2019  • 20:01

"¡Tuviste una relación con Charly García ! ¡Contanos!", conminó Moria Casán a Divina Gloria, su invitada en el programa Incorrectas. Sorprendida, la actriz primero se rió nerviosa, luego intentó negarlo, pero a sabiendas de que la conductora estaba al tanto de lo ocurrido y no iba a aceptar el silencio como respuesta, terminó contando la historia.

"Nos conocíamos todos desde muy chicos, desde los ochenta, pero nos volvimos a conectar no hace tanto tiempo. Una noche, yo soñé con un piano que no sonaba. Comienzo a escuchar música y me despierto. Esa noche, voy al cumpleaños de Humberto Tortonese y estaba Charly tocando el piano", contó embelesada.

En ese momento, Divina estaba realizando una obra de teatro junto a Tortonese y Verónica Llinás, y ese piano que García estaba tocando era uno de los regalos que le habían hecho a Humberto por su cumpleaños. "Charly se dio vuelta, me vio, me dijo: 'vamos a casa'. Y nos fuimos", reveló la actriz, anta la atenta mirada de las panelistas.

"Me encantaban sus pequitas. Lo amo. Nuestra conexión vino por el lado de la música. Me emociona su arte", confió.

Hace un tiempo, en El don de la Palabra, el programa conducido pro Valeria Schapira en el Canal de la Ciudad, Divina ya se había referido al tema: "Dejé mucho por Charly y lo volvería a hacer. Terminé con la cara llena de lágrimas con rimmel, salí llorando del Faena muchas mañanas, porque me enamoré. ¿Cómo no te vas a enamorar de Charly?", explicaba en aquella ocasión.

"Fue un amor correspondido y hermoso. Le escribí una canción que se llama 'Lo divino y lo dorado'. Yo abrí los shows en los que presentó Piano Bar. Lloraba de amor, porque me encantaba verle las pecas, porque tocábamos música, por él", le había confesado a Schapira.

Este viernes, con Moria, Divina no pudo evitar referirse a otro de los hombres más importantes de su vida: Alberto Olmedo. "Para mi hablar de Olmedo es hablar del presente, algo que está en mi ADN. No hubiese sido yo si no hubiera trabajado con él. Tenía 20 años entonces y grababa sketches con él y después iba al Parakultural", rememoró.

También reveló cómo logró formar parte del selecto grupo de actores que acompañaban al capocómico: "Mi papá (Leibele Scwartz) era muy amigo de Hugo Sofovich y siempre le pedía que me diera algún papel. Se ve que Hugo me veía tan petisita que no le daba. Un día, Nya Quesada le habló de mí a Olmedo y me llamó".

Divina también recordó que el día que murió Olmedo ella estaba en Mar del Plata, trabajando como parte del elenco que acompañaba al actor en la obra que representaba esa temporada. Esa noche habían hecho función y ella había quedado en ir al cine con Javier, uno de los hijos de Omedo, antes de ir al teatro. A la mañana siguiente la despertó el teléfono. "Pero era Mariano para decirme que el Negro estaba muerto. Fue una tragedia enorme. Fue como la muerte de un padre. Estuve un año angustiada", aseguró.

Además, habló de otra muerte, la de Beatriz Salomón. "El año pasado trabajamos juntas en Carlos Paz y la desconocí. En mi memoria estaba el recuerdo de aquella bella y sonriente con la que había trabajado con Olmedo. Y era otra persona. Fue una vida difícil la de Beatriz", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.