Flor Vigna, sobre Nicolás Occhiato: "Es una persona que hace más linda mi vida"

Flor Vigna habló de su debut como conductora de MasterChef a la carta, un ciclo con entrevistas, invitados, juegos y desafíos que se emitirá por redes
Flor Vigna habló de su debut como conductora de MasterChef a la carta, un ciclo con entrevistas, invitados, juegos y desafíos que se emitirá por redes Crédito: Prensa Telefé
Paola Florio
(0)
10 de octubre de 2020  • 00:29

Su historia puede ser la de cualquier chica de barrio que estudia baile y teatro desde pequeña, sueña con triunfar, se presenta a decenas de castings fallidos y un día llega a la televisión. Esa identificación, esa demostración de que los sueños pueden cumplirse es justamente la clave de su éxito. Flor Vigna, a los 26 años, se convirtió en referente de muchas chicas que estudian y se esfuerzan "para llegar". Su frescura y naturalidad sumadas a su capacidad como bailarina, la llevaron a ganar dos finales de "Bailando por un sueño", pero además fue la campeona de Combate en varias ocasiones; se probó como actriz en telenovelas; protagonizó obras de teatro y la rompe en las redes sociales, en donde tiene más de 5 millones de seguidores. Y su vida sentimental tampoco escapa a sus fans, que siguen atentos su historia de amor con Nicolás Occhiato.

Sus comienzos, por supuesto, no fueron nada fáciles. "No quedaba en ningún casting, hice algunas publicidades que yo las festejaba como si fueran una película de Hollywood, pero nadie me encontraba. Me acuerdo de una de una gaseosa en la que casi ni me veía, pero yo estaba feliz. Eso sí, nunca me quedé en que las cosas no me salían sino en buscar mi mejor versión y la vida me fue trayendo cada cosa en el momento indicado", recuerda la actriz, bailarina e influencer que ahora también estrena título. Es la "host digital" de MasterChef a la carta, un ciclo que se emitirá los domingos a las 21.30, en la previa a la Gala de Eliminación, a través de Facebook Live Telefe. Allí será la encargada de presentar todo el contenido que se subirá en las redes sociales del programa y en las plataformas del canal.

"Vamos a hacer un programa los domingos con toda la previa a la gala de eliminación, que se va a poder ver en todas las redes de MasterChef y del canal. Además venimos grabando todos los días, generando contenido, haciendo entrevistas a los participantes, juegos, nos metemos en los camarines, buscamos en los pasillos, estamos por todos lados", adelanta a LA NACION.

Mientras tanto, ya se subieron varios videos con la reacción a los programas que ya se emitieron, en los que Vigna hace comentarios con humor sobre los participantes o situaciones que se van dando. "Consumo mucho los videos reacción que están muy de moda en Twitch y los hacen en todo el mundo. Yo soy fanática de un pibe que se llama Coscu, me hace reír mucho, así que le propuse al equipo hacerlo y me encanta que sean así de versátiles, que les pueda decir que en el mundo funciona tal cosa y que se abran a sumarlo", cuenta.

-Cuando te llamaron de Telefe, ¿dudaste en aceptar una propuesta como conductora?

-Me encantó. Incorporar un host digital es ser pioneros de algo que sabemos que funciona muy bien afuera y que el canal me dé un lugar para hacer el contenido digital, el 360 del show porque hay cosas que quedan afuera del aire porque no alcanza el tiempo, me pone muy contenta. Puedo poner mi cabeza, mis ideas, mi creatividad, en lo digital donde no hay estructuras, vamos marcando para dónde queremos ir. Somos un equipo, hay tormenta de ideas todo el tiempo, dos cámaras, editores, tres productores. Es una gran movilización, inversión, que Telefe que ya es número uno, igual haga esta apuesta digital es aplaudible. El crecimiento de las redes es innegable y ellos llevan una plataforma a la tele.

-Vos misma le debés mucho a las redes desde tus comienzos...

-Yo le debo mucho porque la gente a través de diferentes plataformas fueron acompañando mi carrera. Desde Combate (mientras el programa estuvo al aire, su nombre era trending topic todas las tardes) hasta cuando me votaban en el "Bailando..." Lo mismo en mis redes, en donde genero contenido y hago todo lo que me gusta hacer.

-Bailarina, actriz, conductora, ¿para dónde querés perfilar tu carrera?

-Creo que uno tiene que estar listo para honrar su autenticidad en su mejor versión. Ahora estoy tomando clases de música, de piano, de canto, de inglés que me re cuesta y creo que voy a dejar porque no puedo más [risas]. En un momento en el que está cambiando todo, hay que buscar lo más fiel a uno mismo: estudiar, autoconocerse y que tu profesión nazca de tu pasión. A mí siempre me gustó bailar, fui por todo con eso y estuve en una pista que me dio de todo; quise actuar, estuve en el teatro y en novelas y me encantó, es algo que quiero seguir haciendo. Ahora estoy con esto, que me permite causar emociones y situaciones, llevar al entrevistado a algún lugar. Y todo tiene que ver con un punto de partida, con lo que me late, con lo que voy sintiendo, no me quedo parada en ninguna etiqueta. Algo que me parece interesante para nosotros los jóvenes es tener en claro de que si bien siempre hay que agradecer las oportunidades y buscarlas, también está bueno autogestionar, ser responsables, saber que si no hay laburo -como en un 2020 que nos obligó a reinventarnos a todos-, hay que estar listos para salir a la cancha a hacer nuestras ideas. Así tengan resultados inmediatos o nos den la cabeza contra la pared, hay que ponerse en acción.

-Se viene criticando desde algunos sectores la incorporación de los influencers a la televisión, ¿cuál es tu visión, que tenés un pie en cada lado?

-Creo que sectorizar es medio sin sentido, el ser humano tiene que ponerle nombre a todo como un cajoncito, pero yo conozco mucha gente de las redes que se lleva increíble con los de la tele y viceversa. Nico Vázquez, por ejemplo, produjo la obra El Canasto con todos influencers: los juntó, los subió a un escenario y le fue increíble. La gente que se anima a la versatilidad y entiende que los cambios son necesarios e inminentes, no sectoriza. Por el contrario, piensa a ver qué tienen estos pibes en la cabeza y los invita a la tele. También hay pibes que no quieren ir a la tele porque sienten más genuinas las redes. Está buena esa diversidad para que cada audiencia tenga su alternativa y no sea todo un monopolio.

-¿Tenés referentes, gente que te gusta cómo lleva su carrera?

-No sé si referentes porque son amigos, pero hay gente como Nico Vázquez y Gimena Accardi que los veo y digo: qué lindo poder hacer tantos proyectos tan lindos, viajar, serle fiel a la familia, al amor. Vero Lozano, por otro lado, es alguien que me encanta cómo conduce.

"Soy lenta para aprender cosas. En comparación otros pueden aprender más rápido, pero esa comparación no sirve, solo importa el proceso"
"Soy lenta para aprender cosas. En comparación otros pueden aprender más rápido, pero esa comparación no sirve, solo importa el proceso" Crédito: Prensa Telefé

-Participaste de dos realities y fuiste campeona; participaste de obras de teatro exitosas, ¿hay algo en lo que no te fue bien?

-En realidad me cuesta mucho todo, es algo que estoy tratando de cambiar de mi cabeza. Soy lenta para aprender cosas, por ejemplo idiomas, instrumentos y coreografías. Me cuesta mucho, pero una vez un maestro me regaló algo muy copado, me dijo: "Flor, si vos vas lento, podés agarrarlo todo". Y ahí aprendí a desacelerarme y que quizás es cierto que en comparación otros pueden aprender más rápido, pero esa comparación no sirve, solo importa el proceso. A mí me causa gracia porque a veces, como en el "Bailando...", me decían: "Bueno, pero vos bailás re bien igual". Y yo pensaba si supieran la cantidad de energía y todo lo que le puse... Es seguramente mucho más que una piba que viene y te lo hace en dos segundos.

-Te cuesta seguir una coreo y sos... ¡la supercampeona del Bailando...!

-Te juro. El otro día hablaba con Bianca, una de mis mejores amigasy me dijo algo re lindo. Me di cuenta que quiero mostrar en las redes mi proceso porque a veces llego a un resultado que no es tan rico como el proceso. Creo que está buenísimo eso, a mí también me fue mal muchas veces, no quedaba en castings antes de ser conocida o no me salen las cosas, entonces no es que en todo me va bien, es lo que se ve, pero por dentro es un intento continuo y soy fiel para ser mejor en lo que venga.

El amor

Flor Vigna y Nico Occhiato, dos a quererse
Flor Vigna y Nico Occhiato, dos a quererse

A pesar de que se separaron hace un año y medio, el amor entre Flor Vigna y Nicolás Occhiato sigue más vivo que nunca. Hace unos días, ella reconoció que se sigue viendo con su ex, y que si bien están en un momento de dejar que las cosas fluyan sin presión, tiene en claro que le gustaría tenerlo en su vida para siempre. Guardias periodísticas, consultas permanentes sobre una definición de pareja que ni ellos saben dar. Idas y vueltas eternas, tras una relación y convivencia de 5 años.

-¿Por qué crees que les piden que le pongan etiquetas a su relación?

-Con Nico tuvimos un gran amor que llegó a cosas muy profundas, muy hermosas, que me enseñó mucho en la vida y que siempre lo voy a recodar. Fue el amor de una etapa increíble, y hoy a través del tiempo y de charlar muchas cosas nos seguimos eligiendo en querernos como personas, pero no nos elegimos como novios. Para mí eso es re sano porque nos acompañamos. Yo lo consulto mucho cada vez que me ofrecen un trabajo, yo lo acompaño a él con su programa, entonces podría definirse como una amistad que para el afuera es "o son novios o no son nada". Nos es difícil porque es como que siempre tenemos que dar explicaciones, somos incomprendidos, pero cuando te das cuenta por quién sos incomprendido ya está, decidimos no darle respuestas a nadie. Mi familia, mis amigos, nadie de ellos me preguntan qué somos. Nico es una persona que hace más linda mi vida y que hoy en día cada uno está bien solo y no le hacemos mal a nadie. Nos queremos y punto. A veces las respuestas vienen con el tiempo.

-También arrancaste una búsqueda espiritual durante esta cuarentena...

-Mi vieja es metafísica, hace reiki y tuvo una historia de vida muy fuerte, entonces ella siempre me ayudó a que haga mi vida. A tener mucha cabeza, pero también escuchar al corazón. Siempre me gustó eso de ir adentro. Esta cuarentena pasé tiempo conmigo misma y se acrecentó, le encontré el lado artístico de bailar, de tocar el piano, de expresarme desde otras herramientas. Hice un curso de metafísica, hice el reto de meditación de 21 días, de Deepak Chopra. Me gusta siempre aprender de algo que ya está verificado por el mundo y sé que funciona. Me hizo muy bien.

-¿Cómo salís de este tiempo de encierro y retrospección?

-Como todo el mundo pasé por todos los estados. De pensar que era un garrón y de intentarle buscarle un por qué hasta que le saqué un buen para qué: tiempo para estudiar cosas que nunca podía, para hablar ciertas cosas con gente por videollamada, tuve charlas re lindas con mi familia ahora que todos pudimos bajar un cambio y nos super conectamos. Saqué mi propia marca de lencería que se llama Amo Bohemia y también muchas ideas que están anotadas en un cuaderno que va a estar conmigo siempre y espero ir haciéndolas en un futuro. En resumen, estuvo bueno al final.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.