Juana Repetto: "Hasta los dos años, a mi hijo no le di alimentos industrializados"

Fuente: Archivo
(0)
12 de noviembre de 2019  • 19:35

Juana Repetto es una madre que elige un estilo de vida lo más natural posible para su hijo Toribio, empezando por supuesto por su alimentación. Es por esto que cuando en El diario de Mariana estaban debatiendo sobre la obesidad en Argentina, la panelista no dudó en opinar desde su propia experiencia.

"La información es re importante. Yo a mi hijo hasta casi los dos años no le di alimentos industrializados, salvo en ocasiones especiales como salidas o cumpleaños", reveló. "El cumpleaños con papas fritas es veneno para nuestros hijos. Hay que erradicar que esa es la comida para los chicos, darles salchichitas, papitas... En todos los cumpleaños de mi hijo hay bandejas de frutas y muffins caseros con harina integral. Hay que cambiar ese chip de que los chicos comen eso", expresó la actriz.

Ver esta publicación en Instagram

Nada mejor en el mundo que ser tu mamá! Te amo [R]. Feliz día a todas [R]

Una publicación compartida por Jua Repetto (@juanarepettook) el

Según Repetto, la clave sería volver a la comida natural, debido a que los alimentos procesados "tienen más harina, más sal y un montón de cosas que no tiene lo casero". Además, destacó que este tipo de productos industrializados "la mayoría de las veces son más caros".

Asiduamente, Juana recibe críticas por su decisión de seguir amamantando a "Toro", que cumplió tres años hace poco. En noviembre del 2018 incluso se enfrentó a una seguidora de Instagram que arremetió contra ella, y no duda en plantar su posición cada vez que alguien intenta opinar acerca de sus decisiones de crianza.

Ver esta publicación en Instagram

Parece qué hay censura y están dejando expresarse solo a una parte, abro este espacio para que puedan opinar TODES[R] Aprovecho a explicarles por qué fue NECESARIO para mi expresarme (las caras) para no interrumpir el relato de la licenciada constantemente (por ser respetuosa) ya que me sentí muy atacada estando ahí con mi hijo de 3 años, tomando teta oyendo que: 1. Para el, tomar la teta era un acto sexual y se le para el pito. 2. Que lo que hacía al darle la teta era cortar su desarrollo. 3. Que si fuera un niño sin posibilidades de alimentarse bien (con comida) la teta sería "un mal menor" . 4. Que si tomaba teta no iba a desarrollar el habla (si me siguen sabrán lo que mi hijo habla y desde que edad). 5. Que la teta era placer y egoísmo de la madre (cuando aun que no lo crean sostener una lactancia 3 años muchas veces es un GRAN esfuerzo que yo elijo y decido hacer muy felizmente a pesar de tener momentos duros). 6. Que los pañales se quitan. Cosa que también está comprobado el nivel de problemas FÍSICOS que podría traerles a los niños que así sea. Bolo fecal, cistitis entre otros. Y así podría seguir justificando UNO POR UNO los puntos que me hicieron necesitar EXPRESAR de alguna manera, lo que me generaba lo que esa mujer decía. Con la cual si quieren saber les cuento, me salude muy cordialmente y tuve una charla amena al finalizar el programa. [R] IMPORTANTE [R]. Todo esto no lo digo sin saber. Me ocupé de informarme. En historias les voy a dejar TODA la evidencia científica escrita por médicos pediatras y psicólogos actualizados. Seguramente esta mujer, la cual si es una profesional con estudios y 50 años ejerciendo, no se haya ocupado de actualizarse. Ya que contradice para empezar, lo que dice la OMS (organización mundial de la salud) y miles de pediatras que si lo hacen. A parte, estudie un año la carrera de puericultura, (gracias @panzaycrianza.puericultura por ese año a puro información ACTUALIZADA). Y me ocupo de rodearme de profesionales de primera categoría para intentar darle a mi hijo lo mejor. Por supuesto no siempre puedo llevar todo a cabo y no estoy ni cerca de ser una madre perfecta ni es mi intención que así lo crean ustedes

Una publicación compartida por Jua Repetto (@juanarepettook) el

"Mi mamá siempre fue muy pegote como yo con Toro, pero culturalmente cambió mucho todo. Había otro tipo de información y cosas que hoy no comparto. Me informé mucho durante el embarazo, hice cursos y un año de la carrera de puericultura", le contó en septiembre a la revista ¡HOLA! Argentina. "Cuando nació, a mamá le daba pánico que yo hiciera el método BLW (Baby Led Weaning) de alimentación en trozos y no papilla, y ella creía que no iba a poder darle de comer cuando estuviera en su casa. Pero con el tiempo, estuvo todo bien y aceptó mi maternidad. También, a todos los que se querían quedar cuidando a Toro les hice hacer el curso de primeros auxilios. Como estudié mucho, veían mis fundamentos, y a su vez, el perfecto desarrollo de Toro, así se fueron dando cuenta de que lo que yo decía eran aciertos. Papá, que es un poco más parco, no podía creer cómo lo criaba, pero lo sorprendí y ya no me discute más nada", aseguró.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.