Revelaciones: estos son los verdaderos nombres de los famosos

Antes de alcanzar la fama, Emma Stone se vio obligada a adoptar un alias
Antes de alcanzar la fama, Emma Stone se vio obligada a adoptar un alias Fuente: Archivo
(0)
24 de abril de 2019  • 00:01

Una de las decisiones más importantes que todo padre debe tomar frente a la inminente llegada de un bebé es la de elegir el nombre con el que se identificará y se dará a conocer al mundo. Sin embargo, por cuestiones burocráticas o artísticas, muchos aspirantes a artistas optan por adoptar un alias para presentarse en público, dejando atrás -completa o parcialmente- ese nombre con el sus progenitores buscaron individualizarlos.

En esta nota, te contamos cómo se llaman realmente algunas de tus estrellas preferidas y por qué decidieron adoptar una identidad distinta a la que indican sus partidas de nacimiento.

Emma Stone

Su verdadero nombre es Emily Jean Stone, pero una cuestión burocrática la obligo a cambiar el Emily por Emma . "Cuando fui a inscribirme como actriz en los SAG [el sindicato de actores estadounidenses] no me tomaron el nombre Emily", le contó a la revista W. "En ese momento tenía 16 años. Creo que pedirle a una adolescente que elija su propio nombre es un proceso realmente interesante, porque empecé a jugar... 'Voy a ser Riley', fue mi primer pensamiento. Así que por seis meses mi nombre era Riley Stone", contó.

Durante ese tiempo, la actriz de La La Land se dio cuenta de que no se sentía cómoda con su elección, por lo que lo cambió nuevamente. "Fui e hice el cambio a Emma, porque es bastante similar a Emily. La mayoría de la gente que realmente me conoce me llama Em", señaló.

Blake Lively

Fuente: Archivo

Blake Lively no es el nombre real de la protagonista de Gossip Girl; en realidad en su documento de identidad figura como Blake Ellender Brown. Sin embargo, al comenzar su carrera en Hollywood, la joven decidió adoptar el apellido de su mamá y no el de su papá.

La decisión tenía un poco frecuente antecedente: contrariamente a lo que indican las viejas tradiciones, su padre había tomado como propio el apellido de su esposa cuando contrajo matrimonio, y no al revés. Así, el actor y productor Ernie Brown pasó entonces a llamarse Ernie Lively, y la actriz quiso seguir esa "regla antipatriarcal" como una suerte de homenaje a sus progenitores.

Kit Harington

Fuente: Archivo

El verdadero nombre del actor de Games of Thrones no es Kit , sino Christopher Catesby Harington. Lo sorprendente de este caso es que la estrella británica creyó que su nombre era Kit hasta que, a los 11 años, descubrió que ese era solo un sobrenombre.

"Me pusieron Christopher por una especie de tradición; mi hermano por ejemplo se llama John pero todos lo conocen como Jack", contó antes de aclarar: "Kit es una abreviatura poro usual de Christopher".

Elton John

Fuente: Archivo

Reginald Kenneth Dwight es el nombre que figura en la partida de nacimiento del famosísimo Elton John . Sin embargo, a la hora de comenzar su carrera pública tuvo que elegir una opción un poco más simple y pegadiza, ya que el nombre elegido por sus padres no sonaba muy bien en afiches y discos.

Para adoptar su nueva identidad, el músico combinó los nombres de dos saxofonistas que admiraba mucho: Elton Dean y Long John Baldry. Fue el 7 de mayo de 1972 el día en que decidió ir al registro civil y cambiar su documento. ¿Otra curiosidad? El cantante se puso como segundo nombre Hércules, en honor al personaje de la sitcom británica Steptoe and Son.

Katy Perry

Crédito: The Grosby Group

Katy Perry es otra de las estrellas de la música que decidió elegir un nombre un poco más pegadizo antes de darse a conocer. Al nacer, sus padres la bautizaron Katheryn Elizabeth Hudson, pero esta denominación no terminaba de gustarle a la artista.

Cuando comenzó a componer y publicar sus primeros temas, en lugar de utilizar su nombre original, decidió hacerse conocida por su sobrenombre: Katy. Al mismo tiempo, dejó de lado el apellido paterno y adoptó el de su mamá porque no quería que la confundan con la actriz Kate Hudson.

Miley Cyrus

Fuente: Archivo

El nombre de Miley Ray Cyrus nació cuando era tan solo un bebé: de niña, la joven estrella solía sonreír mucho, razón por la cuál todos comenzaron a decirle Smiley (un derivado de la palabra "sonrisa" en inglés) en lugar de utilizar su nombre real, Destiny Hope Cyrus.

Con el correr del tiempo, Smiley terminó derivando en Miley, nombre que decidió adoptar oficialmente al comenzar su carrera artística en la serie televisiva Hannah Montana. Como segundo nombre eligió el de su padre, Ray, en homenaje al hombre que le dio la vida y que marcó su destino en la música, Billy Ray Cyrus.

Bruno Mars

Fuente: Archivo

Peter Gene Hernandez es el verdadero nombre del cantante Bruno Mars , cuyo nombre artístico nació del sobrenombre familiar que tenía de chiquito.

"Bruno viene de Bruno Sammartino, que era un luchador profesional grande y gordo. De bebé yo tenía muchos rollos por todos lados, por lo que mi papá me decía Bruno. Mars es algo que nació después, porque muchas chicas decían que era de otro mundo, entonces elegí este apellido en honor al planeta Marte", explicó el autor de canciones como "When I Was Your Man".

Lady Gaga

Crédito: Agencias

Definitivamente, el nombre original de Lady Gaga hubiese sido muy difícil de utilizar en redes sociales o motores de búsquedas. Al nacer, la cantante fue bautizada como Stefani Joanne Angelina Germanotta; el seudónimo que utiliza en su carrera nació de una divertida historia.

En 2006, cuando conoció al productor musical Rob Fusari, este comparaba su fuerza vocal con la de Freddie Mercury, por lo que cada vez que ella entraba al estudio se ponía a cantar "Radio Ga Ga". Un día le estaba mandando un mensaje de texto, y el autocorrector cambió el nombre de la canción por Lady Gaga. Fue allí que automáticamente Stefani decidió que ese sería su nombre artístico.

Olivia Wilde

Fuente: Archivo

Olivia Wilde viene de una familia de escritores y periodistas, y fue la literatura la que la inspiró para elegir su nombre artístico y dejar de lado el apellido familiar, Cockburn. "En el momento que elegí cambiar mi apellido estaba haciendo en teatro la obra La importancia de llamarse Ernesto, de Oscar Wilde, en donde interpretaba a Gwendolen. Estaba muy enamorada del personaje. Wilde es alguien a quién respeto por muchas razones, es un revolucionario, un comediante, un gran pensador... Tenía muchas razones para elegir ese apellido", contó.

Sin embargo, muy pocos saben la historia detrás de esto y asocian el Wilde, que en inglés se asemeja a la palabra salvaje, con algo más sexy. "No pensé que la gente le diera ese significado tan sexy. Ahora tiene un sentido pornográfico que no había pensado", bromeó recientemente la protagonista de la serie Vinyl.

Jamie Foxx

Fuente: Archivo

Pocos podrían imaginar que el verdadero nombre de Jamie Foxx es en realidad Eric Marlon Bishop. En una visita al Late Show de David Letterman, el actor contó como fue que cambió su identidad.

Cuando comenzó su carrera como comediante de stand up, Eric se dio cuenta de que las humoristas mujeres solían atraer más gente por ser minoría. "En el momento de elegir con qué nombre presentarme, busqué uno que sea unisex... Pensé en Stacy Green, Tracy Brown y elegí Jamie Foxx. Creo que soy el primer hombre que se llama así. Solían preguntar '¿La señorita Jamie Foxx está aquí?', y yo les respondía con voz de hombre, 'No hermano, ese soy yo'. Después subía al escenario y conseguía ovaciones de pie", relató.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.