Lourdes León: ¿qué se siente ser la hija de Madonna?

El calco de su mamá
El calco de su mamá Fuente: Archivo - Crédito: Instagram
La joven de 19 años se divide entre acompañar a su madre y construir su propia carrera orientada a los millennials
(0)
20 de agosto de 2016  • 00:33

"Cuando la vi moverse quedé perpleja", contó Stella McCartney al recordar cómo había sido su primera experiencia trabajando con Lourdes León , la hija de Madonna . Esa frase de la diseñadora, sacada de contexto, bien podría estar aludiendo también a la reina del pop. Sin lugar a dudas, Lourdes heredó de su mamá el talento innato para ganarse a la cámara. Eso mismo se pudo comprobar cuando McCartney dio a conocer los rostros de la campaña de su fragancia POP! y "Lola" generaba el mismo ineludible magnetismo que su progenitora. Sin embargo, las simetrías parecen terminarse allí.

Mientras su madre siempre se aseguró estar en el centro de la escena y permanecer a través de las décadas, Lourdes es mucho más retraída y suele hablar muy poco con la prensa. Ella está en un segundo plano, como en la reciente visita de su mamá a Cuba por su cumpleaños o cuando tímidamente mostró el tatuaje en sus nudillos que dice "Mom", en un paseo casual por Manhattan y no en la tapa de una revista.

No soy una chica material

Vieja postal familiar: Rocco, Madonna y Lola
Vieja postal familiar: Rocco, Madonna y Lola Fuente: Archivo

En contraposición a una de las canciones más famosas de su mamá, Lourdes - fruto de la relación de Madonna con el cubano Carlos León -, está muy lejos de la ostentación de lo material. El haber nacido en cuna de oro no la empujó directamente a una vida superflua. La joven sorprendió a todos cuando el portal The Daily Mail publicó cómo era su rutina en la Universidad de Michigan donde se encuentra estudiando artes estéticas. Lourdes no solo convivía con el resto de sus compañeros en una modesta habitación sino que además intentaba entablar vínculos a pesar de su timidez: "Le costaba mucho, pero paulatinamente pudo salir de su cascarón", reveló uno de sus amigos.

De un momento a otro, esa pequeña que acompañaba a su mamá en las giras y que no se despegaba nunca de su lado, ya era una mujer que podía valerse por sí misma. Lourdes ya no necesitaba vivir bajo el mismo techo que su madre y su partida a la universidad dejó devastada a Madonna: "Cuando Lola se fue caí en una depresión muy profunda, por eso cada vez que me llama para decirme que me extraña me siento necesitada y me recompongo", expresó la cantante en una íntima entrevista con Ellen DeGeneres . Pero a pesar de que Madonna es proclive a poner al desnudo muchos aspectos de su vida, al referirse Lourdes no sucede lo mismo. "Está de novia con un chico muy sensible" contó, sin dar ni nombres ni más datos.

Madonna y una pequeña Lourdes
Madonna y una pequeña Lourdes Fuente: Archivo

De hecho, a Lola se la vio hace unos meses muy relajada con su pareja en un casamiento en Tel Aviv pero jamás habló de su presente personal, como tampoco lo hizo cuando estuvo de novia con el actor de Homeland , Timothèe Chalamet. Su madre, otra vez, hablaba por ella: "Si bien Timothèe es una buena persona, me gustó que esa relación no haya perdurado, ambos eran demasiado chicos". Así, con una sola frase, Madonna borró de un plumazo la preconcepción que se puede tener de ella como mamá: "Quiero que todos hagan cosas con moderación y puedan experimentar; no voy a prohibirles nada, pero tampoco voy a descuidarlos".

Madonna y Lourdes, unidas por la moda

Madonna y su hija, inseparables
Madonna y su hija, inseparables Fuente: Archivo

La única entrevista que se conoce de Lola data de hace cinco años, cuando la joven se encontraba promocionando una peculiar colaboración fashion con su mamá: la línea de ropa Material Girl que tuvo a Kelly Osbourne como uno de los rostros irreverentes para representarla. Lourdes, quien se rehúsa a ser catalogada como diseñadora, se autodefine como una "performance artist", es decir, una artista de la actuación en su definición más cabal. Así como Madonna siempre esquivó la etiquetas, su hija comparte el rechazo por las nomenclaturas con la misma vehemencia.

"Cuando rebobino y recuerdo cómo me vestía pienso que me creía una chica cool cuando realmente no lo era", contó Lourdes en sus únicas declaraciones a la prensa hasta la fecha, donde dio detalles de cómo era la convivencia con su mamá: "Siempre la encontraba metida en mi placard, robándome ropa y usándola sin siquiera preguntarme". La joven, quien se embebió de todas las producciones de fotos que hizo Madonna, habló de esa suerte de cambio de roles: "Es molesto que sea tu mamá quien use prendas tuyas, sobre todo cuando ella tiene su propia ropa y su propio estilo". Lola define a la perfección lo que la diferencia de Madonna. Su mamá se rigió por el exceso. Ella, en cambio, es más austera y minimalista en su estilo, con jeans y remeras que parecen salidas de una producción de los noventa.

Una chica POP! que no quiere serlo

Lourdes retratada por la fotógrafa Amira Rosenbush
Lourdes retratada por la fotógrafa Amira Rosenbush Fuente: Archivo

No deja de ser curioso que Stella McCartney haya elegido a Lola para su campaña POP! orientada hacia los millennials - campaña que compartió con Grimes, Kenya Kinski-Jones y Amandla Stenberg -, cuando Lourdes se distancia de ese prototipo de joven. Reacia a dar entrevistas y a la profusión de posteos en las redes sociales, la joven está buscando que su trabajo hable por ella. “Súper contenta de tener a Lola en el equipo de POP! Lola, a quien conozco de toda la vida, está en los inicios de su carrera como artista. Ella es independiente, inspiradora y un espíritu libre y joven. A pesar de haber nacido bajo los focos, siempre ha mantenido los pies en la tierra", escribió McCartney en Instagram, sintetizando esa bienvenida dicotomía que plantea Lourdes, una joven que tiene todo su futuro por delante. "Tendrás que seguir su carrera, verla crecer y escuchar qué tiene para decir", agregó la diseñadora.

Efectivamente, Lola, quien fue catalogada por su mamá como "una prometedora pianista", no ha explotado todavía pero porque se está preparando para ello. "No es una diva ni mucho menos, nunca se comportó así; es una persona muy consciente de cómo pueden llegar a juzgarla y por eso evade gestar una mala reputación, no es tan sociable ni avasallante como su mamá", aseguró uno de sus compañeros universitarios. En los 19 años que estuvo junto a Madonna en recitales, entregas de premios, campañas y tanto más, Lola tomó lo que le servía de inspiración para emanciparse y forjar una carrera independiente (e incluso antagónica) a la de su mamá.

Por lo tanto, mientras visita a su hermano Meeka (hijo de su padre Carlos con la diseñadora Betina Holte), pasa tiempo con sus otros hermanos (Rocco, Mercy James y David), estudia en Michigan en una habitación con otra estudiante, y da sus primeros pasos en la moda, Lola responde sin responder al interrogante de qué se siente ser la hija de Madonna. Para ella, que supo cómo manejarlo, indudablemente se siente más que bien.

A bird & A bitch ????

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

Far from the Maddening Crowd........... ???????????????????? yes i know the Thomas Hardy book! Its a play on words.

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

3 Beauties! ?? Lola spends time with twins, Stella and Esther at Home of Hope Orphanage: ??????????????????????????????

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

Disco Nights...........??????????

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.