Nicolas Sarkozy, sobre el nacimiento de su hijo: "Es una alegría muy profunda"

(0)
19 de octubre de 2011  

En medio de un fuerte hermetismo, en la noche parisina de ayer nació la primera hija de la cantante Carla Bruni y el presidente francés, Nicolas Sarkozy.



La primera dama ingresó en la mañana de ayer a la clínica de La Muette de París, tras dos semanas de rumores y expectativa por el nacimiento. Durante la tarde local, Sarkozy se acercó a la clínica y estuvo media hora, siempre sin dar declaraciones, según indicó la agencia francesa AFP. Luego partió hacia Alemania, donde tenía programada una reunión con la canciller de ese país, Angela Merkel y no pudo estar presente en el momento del parto. No obstante, llegó tres horas después de que Bruni diera a luz para conocer a su beba.



El parto estaba previsto para comienzos de este mes, por lo que desde hace más de dos semanas, medios locales e internacionales se congregaron en los alrededores del prestigioso centro médico, en las inmediaciones de la Explanada del Trocadero y la Torre Eiffel. Esta mañana, el diario "Le Figaro'' había adelantado que desde ayer se había duplicado el número de efectivos policiales que vigilan la zona en previsión de su inminente llegada. Desde que trascendió la noticia de la internación de Bruni, el número de periodistas y curiosos habitantes de la ciudad aumentó casi tan rápido como la expectativa alrededor del nacimiento del bebe.

El presidente francés rompió el silencio hoy, al declarar ante las cámaras de los canales de televisión que su esposa, Carla Bruni, y la recién nacida "están muy bien". "Todos los padres aquí presentes entenderán nuestra enorme alegría, una alegría que es aún mayor cuando se mantiene en privado", añadió. "Tuvimos la suerte de tener esta gran felicidad", dijo posteriormente el mandatario a un grupo de empleados de un centro de tratamiento de residuos en el Oeste de Francia, que le regalaron un babero, un libro y una planta de roble.

Sobre el nombre de la niña, que aún es un secreto, Sarkozy dijo: "Vamos a dejarle a la madre el placer de anunciarlo".

Carla Bruni concedió hace tres días una entrevista a la televisión pública francesa France 2 para ser difundida hoy, pero de la que han transcendido algunos extractos.



En los mismos, la primera dama insiste en su intención de no mediatizar el nacimiento de su hijo y asegura que ese hecho "no interesa a los franceses, sólo a los periodistas"

El nuevo integrante de la familia presidencial es el segundo hijo de Carla Bruni, de 43 años, que ya es madre de Aurélien, de diez años. En tanto, es el tercer hijo de Sarkozy, y el primero como presidente en funciones. El mandatario, de 56 años, tiene a Pierre, de 26 años, y Jean, de 25, de su matrimonio con Marie-Dominique Culioli; y a Louis, de 14, fruto de su relación con Cécilia Ciganer-Albéniz.

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni se casaron en 2007, poco después del divorcio del por entonces candidato presidencial de su segunda esposa, Cecilia. Bruni, por su parte, tenía un hijo fruto de su relación con el filósofo Raphaël Enthoven. El embarazo fue anunciado por el padre de Sarkozy el pasado 17 de mayo y, diez días más tarde, la primera dama mostró su panza de apenas tres meses durante una cumbre del G8 en Deauville.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.