Quién es la supuesta novia secreta de Abel Pintos

(0)
17 de septiembre de 2019  • 15:58

Más allá de su figura pública y del éxito indiscutible de su canciones, Abel Pintos siempre fue un personaje enigmático. Poco se sabe de su vida personal, de sus relaciones y de sus hábitos que trascienden lo musical. Sin embargo, a través de la tapa de revista Pronto, el cantante tendría un vínculo oculto hace seis años.

"La novia secreta de Abel Pintos", tituló la publicación junto con una imagen de la pareja: Abel tomándose una selfie con la mujer llamada Mora Calabrese, una empresaria de 31 años que habría conocido durante uno de sus shows en Chaco. Según sostienen, la relación comenzó en 2013 y pasó por varios estadios hasta llegar al actual, más estable, en el que la mujer (que es madre de una nena) lo acompaña a alguna de sus presentaciones en vivo.

A pesar de que la relación aún no está oficializada por ninguna de las partes, el músico sí mantiene una unión virtual con Mora que funciona como prueba irrevocable: la sigue en Instagram, donde tiene más de un millón de seguidores pero sólo 247 seguidos. ¿Habrá confirmación?

Abel Pintos - Tiempo - Fuente: YouTube

03:45
Video

La historia de Abel para muchos es conocida: a los 12 le da un casete con cuatro canciones a Raúl Lavié, quien se lo hace escuchar a un productor amigo, un tal Pity. A Pity también le gusta y lo convoca para firmar un contrato. Abel viaja de Ingeniero White, donde vivía, a Buenos Aires. Al poco tiempo está trabajando en el estudio de León Gieco, que lo empieza a producir. Todo lo demás pasa durante 20 años: los festivales de Cosquín, en los que se convierte en revelación primero y luego en el niño mimado; el éxito en el Festival de Viña del Mar, donde gana el Gaviota de Plata y es elegido como el mejor intérprete; el buen recibimiento del disco La llave primero y el suceso de Sueño Dorado, y entre tanto, los tres premios Gardel de Oro (2013, 2014 y 2017), que lo colocan junto a Gustavo Cerati en el binomio de los artistas con más estatuillas doradas.

Su camino continúa hasta convertirse en el artista argentino que más discos vende, que más tickets corta, que tiene la mayor cantidad de reproducciones digitales, y que va a hacer, el 16 y 17 de diciembre, dos estadios de River. Una aplanadora de éxito que, sin embargo, no se representa en ninguno de los modos de ser y parecer de Abel Pintos. A su alrededor, como si se tratara de un mago silencioso o de un asceta, todo vibra en una frecuencia misteriosa.

"Abel Pintos es de esos seres llenos de magia que, con el trabajo de años, el pensamiento claro y el amor profundo por su profesión, ha llegado a lo más alto de los sueños de un artista", escribió su amiga Soledad Pastorutti para LA NACIÓN.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.