Sabrina Garciarena: "Germán Paoloski y yo tenemos la misma clave en el celular"

La actriz le confesó a Verónica Lozano que es celosa y que cada tanto mira el teléfono se su marido
La actriz le confesó a Verónica Lozano que es celosa y que cada tanto mira el teléfono se su marido
(0)
17 de mayo de 2019  • 17:16

Dedicada más que nada a la crianza de sus hijos León (5) y Beltrán (2), fruto de su amor con el periodista Germán Paoloski , hace un tiempo que Sabrina Garciarena no trabaja. Sin embargo, aceptó la invitación de Cortá por Lozano, y le contó algunas intimidades a Verónica.

En principio, adelantó que, probablemente, vuelva a Telefe para sumarse a una serie que recién comenzó a grabarse aunque no dio detalles porque "está espectacular pero todavía tengo dudas", dijo. Y esas dudas tienen que ver con la maternidad. "Germán trabaja mucho y yo necesito estar en casa: quiero ser una mamá presente", reveló.

La actriz sorprendió a todos, además,cuando contó que está a favor del colecho. "Mis hijos duermen con nosotros: somos cuatro en la cama. No duermo mucho, la verdad, pero son chiquitos. A veces Germán se va con León a otro cuarto, para descansar un poco. Me gustaría dormir aunque sea seis horas, pero ya me advirtieron que, cuando sos mamá, no dormís más. Cuando Germán trabajaba a la noche, tenía su tiempo para él; volvía a las dos de la mañana y cenaba solo mientras miraba su programa en televisión. Ahora llega a casa y los chicos se le cuelgan. Mis hijos tienen una rutina y a eso de las seis o siete de la tarde, se ponen la sillita frente a la ventana y esperan al padre. Le hacen una fiesta tremenda", contó.

Mamá todo terreno, Sabrina confesó que le costó tomar la decisión de tener hijos. "Para una actriz es raro pensar en formar una familia. Había firmado contrato con Telefe para hacer una tira y no tenía idea de que estaba embarazada; no sabía cómo contarlo. Después entendí que nunca es el momento y fue lo mejor que me pudo pasar. No puedo planificar, más bien improviso. Pero sabía que quería formar una familia porque me gusta; somos cinco hermanos y muy unidos. De hecho, con mis cuatro hermanas, se dio de dar la teta todas al mismo tiempo y hasta fuimos comadres con alguna. Mi mamá nos había contado que, con su hermana, habían hecho lo mismo y nos habilitó así que hubo cambio de tetas y bebes. Fue muy lindo", recordó.

De a poco quiere volver a trabajar y por eso aceptó un proyecto que la llevó durante diez días a España. "En ese viaje me di cuenta de que la mujer nómade y aventurera, todavía está. Los chicos se quedaron con el padre. Hicimos un par de video llamadas y no estaban buenas porque los nenes se quedaban mal. Y Beltrán me pedía teta".

Relajada y cómoda en el diván de la Lozano, Sabrina se confesó celosa. "Sé la clave del celular de Germán y cada tanto lo miro. Antes era peor. Tenemos la misma clave, a decir verdad, y él también puede mirar el mío, si quiere. Sería raro que uno de nosotros, ahora, cambiara la clave. Y tengo su Instagram en el mi teléfono también, pero para ayudarlo con algunas cosas", disparó.

Y luego agregó: "Entiendo que hay gente a la que esto le parece fatal pero para mí es natural. No hay que ocultar nada y tampoco hay que buscar. Y si aparece algo, se habla. Esto no quire decir que reviso su teléfono. Simplemente, estoy atenta. Germán era mi amigo antes de ser mi novio y sabe todo; igual yo tengo un prontuario re tranquilo. Hoy nos seguimos riendo como cuando eramos amigos".

Después, relató cómo fue el primer beso de la pareja: "Me había separado de un chico del que había estado muy enamorada y empezamos a vernos más con Germán. Nunca pensé que iba a pasar algo porque no me confundía con mis amigos. Pero inconscientemente algo había porque me sentía muy bien con él. Una vez se dio y me dio un beso increíble, que duró mucho. Cuando terminó, le dije que eso no daba, que volviéramos a lo otro. Y de a poco fue pasando hasta que nos pusimos de novio. Yo siento que es mi mejor amigo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.