Salen a la luz detalles de los romances que Carrie Fisher mantuvo con David Bowie y Freddie Mercury

Según una nueva biografía, la actriz vivió sendos amoríos con los músicos, cuando apenas tenía 17 años
Según una nueva biografía, la actriz vivió sendos amoríos con los músicos, cuando apenas tenía 17 años Fuente: Archivo
(0)
25 de junio de 2018  • 17:59

A un año y medio de su muerte, la memoria de Carrie Fisher parece no encontrar paz. La edición de Carrie Fisher & Debbie Reynolds, una nueva biografía que recorre la convulsionada vida de la actriz de Star Wars no solo alimenta viejos mitos, sino también aporta detalles sobre los romances que mantuvo con dos enormes estrellas de la música: David Bowie y Freddie Mercury.

Los historiadores cinematográficos Darwin Porter y Danforth Prince dieron a conocer revelaciones sobre el resultado de la ardua investigación que llevaron adelante para escribir su nuevo libro. Y así, contaron que, cuando tenía apenas 17 años, Fisher mantuvo tórridos y clandestino encuentros con el compositor de "Heroes" y con el líder de Queen.

Todo ocurrió en 1973, mientras la joven que luego ganaría fama como la princesa Leia Organa se formaba en el Royal Central School of Speech and Drama de Londres. Por entonces, ella concurrió a una fiesta organizada por Mick Jagger y su entonces esposa, Bianca, acompañada por su madre, Debbie Reyolds; allí conoció a Bowie y a Mercury, quienes acapararon su atención de inmediato.

En el caso de Bowie, ya hacía un tiempo que había editado su legendario disco The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. Para Fisher, el músico "había hecho del mundo un lugar mejor para los rebeldes e inadaptados" como ella, y eso lo volvía sumamente atractivo.

La revelación llegó de la mano de una nota que Porter le hizo a Joan Hackett, una actriz muy cercana a la protagonista de la saga Star Wars. Según Hackett, Fisher le había contado que Bowie podía pasar días esnifando cocaína y alimentándose solo con leche y, de algún modo, ella lo consideraba responsable de su propia adicción.

"Algunas noches eran una tortura para él, mientras se hundía en un infernal pozo de cocaína... Podía ser despiadado, mezquino, celoso. En otras ocasiones, él domaba sus demonios y podía ser dulce y tierno, querer y necesitar amor", aseguró Hackett sobre Bowie y el modo en que su amiga percibía la relación.

Por entonces, el cantante se encontraba casado con la modelo y actriz Angie Barnett, por lo que el romance con Fisher fue tan corto como clandestino.

En cuanto al líder de Queen, el libro señala que "además de un interminable desfile de chicos y jóvenes que siempre estaban a su lado, Mercury de vez en cuando seducía a una mujer joven". Y allí estuvo la futura princesa Leia.

Sin embargo, Fisher se sentía un poco incómoda al saber que Mercury estaba en pareja con Mary Austin, su novia, mejor amiga y quien lo acompañó hasta sus últimos días. El vocalista rápidamente desestimó sus preocupaciones, haciéndole saber que él era un hombre libre y siempre lo sería.

Carrie Fisher murió el 27 de diciembre de 2016 en un hospital de Los Angeles, luego de una serie de complicaciones vinculadas a un paro cardíaco masivo. Tenía 60 años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.