Tini Stoessel habla de amor: "Disfruto de mi novio, pero por ahora no hay boda"

A los 21 años, nos descubre su lado más desconocido cuando acaba de lanzar Quiero volver, su segundo disco solista
A los 21 años, nos descubre su lado más desconocido cuando acaba de lanzar Quiero volver, su segundo disco solista Fuente: HOLA
(0)
7 de diciembre de 2018  • 16:12

La serie Violetta la catapultó a la fama mundial siendo una nena. A sus 21 años, Tini Stoessel dejó atrás ese personaje, aunque reconoce que siempre formará parte de ella. Y lejos ya de su imagen infantil, ahora se presenta al mundo la mujer sexy y atractiva, decidida y sorprendente. Como su nuevo disco, el segundo de esta etapa, con el que se consolida en el mundo de la música y en el que, además de cantar en español e inglés, se atreve a todo: reguetón, balada, pop, reggae. Hablamos con la cantante (logró más de 220 millones de visualizaciones en YouTube de los cuatro primeros temas del disco que fue presentando a lo largo del año) de amor, trucos, talento y mucho más.

–Tini, lanzás tu segundo disco solista, Quiero volver, y parece que hubieras dicho "aquí estoy yo". Tu imagen, las canciones, la portada… más sensual y determinante.

–Totalmente. Fue un año de mucho cambio para mí, en todos los sentidos; de un enorme crecimiento personal y profesional. Musicalmente, hace cinco años era impensable que una mujer cantara reguetón, así que decir "lo voy a hacer, me animo a cantar esto" fue un desafío grande. Y la manera en la que el público recibió este desafío fue muy bonita. Muchas de las canciones hablan sobre mí, de mi historia, y cuento cosas personales. Abrí mi corazón y el disco es, en general, un cambio muy grande.

–De niña a mujer, como dice el tema de Julio Iglesias.

–Obvio, aunque considero que me faltan aún muchas cosas por descubrir, por conocer, por aprender; pero sí, esa nena que fui y que todos conocieron creció. Cambié, fui conociendo el mundo y se fue viendo a través de la pantalla. Yo era muy pequeña, de los 13 años a los 21 hubo un gran cambio, es el crecimiento lógico de cualquier persona.

–¿Violetta siempre formará parte de tu vida?

–Sí, siempre. Y justo en este momento, que también estoy en La Voz Argentina, me causa mucha emoción lo que sucede con la gente mayor, que me ven ahora pero también recuerdan llevar a sus nietos al show. Es emocionante ir por la calle y que te digan cosas lindas de Violetta, pero también cosas buenas del presente, que conozcan lo nuevo. Jamás voy a renegar de lo que surgió de ese proyecto.

"Fue un año de mucho cambio para mí, en todos los sentidos; de un enorme crecimiento personal y profesional", asegura Tini, impactante embajadora latinoamericana de Pantene.
"Fue un año de mucho cambio para mí, en todos los sentidos; de un enorme crecimiento personal y profesional", asegura Tini, impactante embajadora latinoamericana de Pantene. Fuente: HOLA

"NUNCA TUVE NECESIDAD DE REBELARME"

–Empezaste con 13 años y tus padres siempre estuvieron con vos, acompañándote. Tu relación con ellos habrá evolucionado y serás más independiente.

–Sí y no. Está claro que me dejan mucho más espacio, porque ya soy mayor de edad, pero siempre me acompañan en cada paso que doy. Se turnan cuando tengo una gira, ya sea mi padre, mi madre o mi hermano… o todos, como estarán, pronto, en el concierto que voy a dar en el Luna Park y es tan importante para mí. Además, mi padre es mi manager, así que tenemos contacto constante. Fui creciendo, dando mis pasos y teniendo mi independencia, pero, igualmente, siempre están.

–¿Qué creés que a ellos les preocupó más? Te convertiste en una persona famosa siendo muy joven.

–Creo que la preocupación normal de cualquier padre cuando un hijo crece, seas o no una persona famosa o estés expuesta. Aunque imaginate si añadís lo que me sucedió a mí. Ellos fueron muy protectores conmigo, pero siempre les demostré que los necesité y todas las decisiones fueron habladas. Nunca tuve la necesidad de rebelarme o de romper con cosas. No hubo crisis de crecimiento, no sucedió eso.

–¿Les diste algún dolor de cabeza a tus padres como adolescente?

–No, fui demasiado buena. [Ríe].

–El mundo del espectáculo, tan maravilloso, también, en ocasiones, se asocia o puede tener una doble vertiente: la noche, las drogas…

–La verdad es que tengo la suerte de tener una familia y un lugar en el que poder llorar y decir lo que sentía todo el tiempo. Nunca experimenté ese vacío ni tuve esa necesidad. Creo que, a veces, uno cae en eso por falta de amor y, justamente, es lo que a mí no me faltó.

–No todos tienen esa suerte. Me viene a la memoria el caso de Demi Lovato.

–La verdad es que fue terrible. Tiene tanto talento… Muy triste.

–El año pasado, Hollywood, la industria del espectáculo, se alzó contra el acoso a través de campañas como el MeToo. ¿Lo sufriste en alguna ocasión?

–No, la verdad es que ni en lo profesional ni en lo personal. Sé que existe y me parece terrible. Ojalá que eso cambie.

"Mis padres me dejan mucho más espacio, porque ya soy mayor de edad, pero siempre me acompañan en cada paso que doy. Se turnan para ir cuando tengo una gira", confiesa la actriz y cantante.
"Mis padres me dejan mucho más espacio, porque ya soy mayor de edad, pero siempre me acompañan en cada paso que doy. Se turnan para ir cuando tengo una gira", confiesa la actriz y cantante. Fuente: HOLA

EL LADO MÁS DURO

–¿Extrañás algunas cosas? ¿Sentís que perdiste algo?

–Creo que también de eso se trata la vida y, con el tiempo, lo voy entendiendo. Cuando uno toma una decisión siempre se va a perder cosas y ganar otras. No se puede tener el pan y la torta, como decimos los argentinos. Ahora, intentá explicarle esto a una chica de 14 años. Obviamente, tuve situaciones donde extrañaba mi casa, a mis amigas, mi vida de antes, pero también era consciente de que estaba cumpliendo mi sueño, por lo tanto, no me arrepiento de esa decisión que tomé, la volvería a tomar.

–Viviste y estás viviendo momentosúnicos, ¿qué fue para vos lo más duro?

–La exposición. Que cuenten o digan cosas que no son ciertas, querer mantener algo en la intimidad y que deje de ser íntimo… pero, bueno, hay que saber lidiar con ese tipo de cuestiones siendo tan chica. Hoy en día me encargo primero de ser feliz y luego que pase lo que tenga que ser.

–Es una lección que aprendiste.

–Claro. Cuando sos chica no lo entendés. Ojalá cambie, pero, al día de hoy, lo que más me sigue doliendo es la agresión que existe en las redes sociales. Tener la posibilidad de hacer daño al que está al otro lado escudándote porque usás otro nombre. Esas cosas me siguen chocando. Ni siquiera hablo de mí, sino de situaciones que veo. Y, después, las mujeres son las primeras que quieren hacer una marcha todas unidas y las primeras que critican… Si estás gorda, porque estás gorda; si estás flaca, porque estás flaca… siempre tienen algo. No termino de entenderlo. Mejor un poco más de amor y menos agresión y ocuparse uno más de su vida para después poder hablar de la del otro. Si no vas a decir nada constructivo, no me parece necesario.

–¿Hay algo que hayan dicho los haters que te haya dolido especialmente?

–Seguramente hay cosas, más cuando era chica, pero, si las hubo, para mí ya están sanadas, ya lo veo desde otro lugar. Sólo digo que es bueno empezar a preocuparse más por la vida de uno y procurar ser feliz y hacer una crítica que sea constructiva y no haga daño.

PUESTA A PUNTO

–Hablemos de la imagen. ¿Te preocupa, sos coqueta?

–Sí, estoy pendiente de todo, del maquillaje, del pelo, me encanta.

–Si tenés sólo cinco minutos para arreglarte, ¿cómo lo hacés?

–Que el pelo esté bien, algo de base, un poco de rímel y labial, para que le dé vida a la cara; unos tacos y algo cómodo. Me gusta estar bien, pero cómoda.

–¿Cuándo te sentís más sexy o qué te ponés para sentirte mejor?

–Estar cómoda con lo que me ponga, para mí, es la clave principal para sentirme sexy, no lo que le vaya a gustar al otro, sino lo que a mí me guste. Y lo mismo con el maquillaje o el pelo. Por supuesto, me siento sexy con la persona que me quiere, en este caso, con mi pareja... o también cuando estoy arriba del escenario bailando.

–¿Tenés algún truco de belleza?

–La verdad es que no. Me quito el maquillaje antes de dormir y uso una crema hidratante. Y de los trucos de maquillaje, lo que más me gusta son los iluminadores. Me encanta ponerme en los pómulos, en la nariz, sobre la boca. Siempre me pongo un toquecito de iluminador.

–¿El baile es tu manera de mantenerte en forma?

–Sí, y es una de las cosas que más me gustan en realidad. Disfruto más de ir a un ensayo de baile o un show que de hacer gimnasia aunque, de todas formas, empecé a hacer gimnasia también para ganar resistencia a la hora de estar en un concierto ycantar y bailar tanto tiempo.

–¿Cómo te preparás? ¿Tenés alguna rutina?

–Depende, porque voy cambiando las rutinas con el entrenador, según lo que necesite, y, si no, ensayo la coreografía, ando en bicicleta o salto la soga mientras canto.

"Si invito a comer, casi siempre preparo milanesas o alguna pasta, y con mis amigas de toda la vida organizamos algún pijama party. Vienen a casa, tomamos mate y hablamos de todo", cuenta.
"Si invito a comer, casi siempre preparo milanesas o alguna pasta, y con mis amigas de toda la vida organizamos algún pijama party. Vienen a casa, tomamos mate y hablamos de todo", cuenta. Fuente: HOLA

"LA DISTANCIA ES DIFÍCIL"

–Si invitás a comer a tus amigos a casa, ¿qué menú preparás?

–Casi siempre milanesas con ensaladas o alguna pasta.

–Y hacés pijama party con tus amigas de toda la vida.

–De toda la vida, nos juntamos, ellas vienen a casa, tomamos mate y charlamos de todo. [Ríe].

–Entre tus pasiones, además de cantar y actuar, figura dormir, según contaste en alguna ocasión.

–Totalmente. Amo dormir, me encanta, lo disfruto mucho, es como mi momento. Después de un día entero, no doy vueltas, me meto en la cama, me relajo y disfruto mucho de dormir. [Ríe].

–Se suele decir que, en el amor, las segundas partes nunca fueron buenas, pero no es tu caso. ¿Cómo estás con Pepe después de la reconciliación?

–Bien, ahora estamos muy bien. Él está aquí, en Buenos Aires, aunque dentro de poco va a Madrid para visitar a la familia, pero estamos muy contentos.

–La distancia, en su caso, no fue el olvido.

–La verdad es que la distancia es difícil, pero con constancia y paciencia se puede. También somos muy jóvenes y no sentimos presión. Intentamos disfrutar.

–¿Habrá boda pronto?

–No, no, por el momento estamos disfrutando de ser novios.•

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.