Victoria Vannucci confesó que su padre la golpeaba y que ahora él se avergüenza de ella por las fotos

La modelo está en crisis con su familia
(0)
27 de octubre de 2016  • 10:04

Victoria Vannucci se confesó en el programa de Angel de Brito, Los Angeles de la mañana. A las críticas que recibió por las fotos de la caza de animales se sumaron sus padres que aseguran que se avergüenzan de ella, al igual que su hermana Marianela. Por esto, ella decidió confesar que fue una niña golpeada y maltratada por su papá y su mamá, realidad que quiso ocultar hasta el momento.

"Mi padre el otro día agarró un revolver y se lo puso en la boca, dice que el apellido está manchado por mi culpa. Dice que no puede ir a jugar el fin de semana con sus amigos por mi culpa", dijo Vannucci tras las críticas de su madre en un programa de televisión. Esto ocurrió luego del escándalo causado por las denuncias de sus ex empleadas domésticas que la acusaban de no haber recibido su liquidación cuando la familia se fue a vivir a Miami por unas amenazas que recibió su marido , Matías Garfunkel.

Según la modelo, sus padres y su hermana Marianela se avergüenzan de ella por esas imágenes difundidas, no obstante, señaló que jamás se avergonzaron por haber recibido dinero de ella. Por esto decidió contar la verdad de su familia: "Cuando tenía 14 años me internaron en el hospital por los golpes que me daba mi papá. Antes de dar mi primer beso mi papá me trataba de puta. Mi papá tenía bastante dinero, eramos la familia Ingals, pero un día tuvo un problema con su contador y cuando se quedó en la quiebra empezó la depresión. Es depresivo. Empezaron los golpes, los insultos, a mi hermana la cagó a palos, nos decía putas. Y cuando nos pegaba mi mamá estaba presente".

Además, agregó: "Mi hermana y mis padres no se quejaban cuando les pagaba la luz, los viajes, cuando Matías le consiguió a Marianela un trabajo en Vorterix. Ella es la que estudió, pero siempre trabajo sólo para ella (...) La que siempre eligió trabajar por ella misma, también sufrió la violencia".

"Antes era la puta que se tomaba el 30 y trabajaba como promotora y cuando traía el mango era buena de nuevo. A mi mamá le gusta la buena vida, le encanta. pero ahora salen fotos de los animales y nos odian, pero no nos odiaban cuando viajaban a Europa", confesó y agregó: "Mi error fue que yo quisiera que mi papá estuviera orgulloso de mí y dejara de tratarme así. Yo siempre trataba de comprarlo así, pagarle las cosas para que sea feliz conmigo".

Además, culpó a su madre de haber despedido a las mucamas y no haberles pagado. "Mi madre fue la culpable. Nos fuimos de la casa [a vivir Miami por las amenazas] y ella se quedó solo un día y al día siguiente yo no tenía más personal. Una caradura mi madre, dijo que tiene total respeto al personal doméstico y las maltrató. Ahora ellas ya tienen a disposición lo que les corresponde. Cuatro ya cobraron y tres no porque piden más. No voy a dejar que se abusen de mí. A mi me duele verlas ahí porque conmigo estuvieron en las malas. Según mi madre yo perdí los valores familiares, ¿cuáles son?".

Amenazas y miedo

Ante una pregunta de de Brito, sobre por qué se enamoró de Garfunkel, dijo: "Supimos que somos el uno para el otro, no es plata, ya me podría haber divorciado e ido".

"¿Tenés miedo de que los maten?", preguntó uno de los panelistas, a lo que ella dijo: "A ver... venimos de un atentado". Mientras ella estaba hablando en vivo, su madre y su hermana le escribían a una de las panelistas, Analía Franchín, y le que decían que sus palabras eran "puras mentiras". "¿Qué van a decir? Ella siempre estuvo presente cuando nos golpeaba mi papá", les contestó Vannucci.

Garfunkel, en la mira

Recordemos que todo este escándalo se da también cuando Garfunkel está en el foco de investigaciones judiciales. Por una parte fue imputado junto a Sergio Szpolski por evadir aportes previsionales y cargas sociales de sus ex empleados del Grupo 23. Por otra, fue procesado por contrabando de obras de arte y antigüedades.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.