Italpark, Maradona y dictadura: así fue la visita histórica de Queen que marcó un hito en la historia musical argentina

Se cumplen 39 de la visita de la banda británica a nuestro país: uno de los primeros conciertos multitudinarios que vivieron los argentinos.
Se cumplen 39 de la visita de la banda británica a nuestro país: uno de los primeros conciertos multitudinarios que vivieron los argentinos. Fuente: Archivo
(0)
28 de febrero de 2020  • 12:47

Se cumplen 39 años de la visita de Queen a la Argentina , un acontecimiento que inauguró las superproducciones de conciertos multitudinarios y la histeria colectiva en vivo, algo nunca visto en el país hasta el momento. Para muchos fue el hecho más destacado que experimentaron durante su juventud.

Era 1981. La banda de Freddie Mercury era una de las más importantes del mundo y por esa época vivía su momento más exitoso. De ahí la relevancia para la Argentina: era un hecho sin precedentes en nuestra cultura musical. En este sentido, los británicos fueron precursores en incorporar a Latinoamérica en sus giras mundiales que antes se limitaban a Estados Unidos, Europa y Japón. A pesar de la dictadura y la represión, el éxito fue tan enorme que significó la apertura del mercado argentino a los conciertos de rock internacional.

El primer concierto

La devoción por la banda se puso de manifiesto en el aeropuerto de Ezeiza cuando un numeroso grupo de fans se congregó para la bienvenida. El 28 de febrero tuvo lugar el primer concierto en el estadio de Vélez. Miguel Mateos, una voz poco conocida todavía, que conseguiría popularidad años después, fue elegido junto con su agrupación ZAS como artista telonero.

Alrededor de 54 mil personas enloquecieron e hicieron temblar al barrio de Liniers cuando a las ocho de la noche en punto Freddie Mercury apareció por primera vez en el escenario vestido con una musculosa blanca de Superman, un chaleco de vinilo negro y pantalones ajustados de cuero rojo brillante. La multitud parecía enloquecer cada vez que el destacado performer movía su cintura junto con sus caderas.

El primer tema que interpretó la banda fue "We will rock you" , que hizo estallar el delirio de miles de fans que nunca habían visto en vivo semejante despliegue de luces y sonidos. Queen presentaba su último trabajo -"The Game"-, sin dejar de tocar algunos de sus más grandes éxitos. En la lista de temas del concierto estuvieron, entre otros, "Somebody to love", "Flash", "Another One Bites the Dust", "Don´t stop me now", "We are the champions" y " Love of my life", que el público cantó a la par de Freddie, a quien se veía conmocionado y sorprendido por el fanatismo de los argentinos.

La gira

Las dos primeras presentaciones en la cancha de Vélez fueron presenciadas por más de cien mil personas que acompañaron a la perfección las letras en inglés de la banda británica. De Buenos Aires viajaron a Mar del Plata donde tocaron el 4 de marzo en el estadio mundialista José Minella frente a treinta mil seguidores. Luego se trasladaron a Rosario donde casi 35 mil personas dijeron presente en el concierto realizado en la cancha de Rosario Central.

La última presentación, de vuelta en el estadio de Vélez, convocó a casi sesenta mil asistentes. La revolución Queen provocó que muchos quisieran ser protagonistas del acontecimiento histórico y que otros tantos desearan volver a experimentar la emoción del primer concierto.

Uno de los momentos cúlmines de Freddie en el concierto de Vélez.
Uno de los momentos cúlmines de Freddie en el concierto de Vélez. Crédito: YouTube

La dictadura, el fútbol y Miguel Romano

Maradona, que recién había sido transferido a Boca, fue invitado a subir al escenario a presentar un tema. Los especialistas en música suelen identificar ese momento como el primer capítulo del romance entre el fútbol y el rock. Sucedió en los bises cuando Freddie volvió al escenario con una camiseta de la selección argentina puesta y presentó al futbolista que introdujo uno de los últimos temas que tocó la banda: "Another One Bites the Dust" pero en castellano "Otro muerde el polvo".

Al término de la presentación, se harían las famosas imágenes en el vestuario del grupo con un Maradona luciendo una camiseta con una enorme bandera inglesa. Junto con la visita del 10, los integrantes de Queen se reunieron también con el jefe de Estado de nuestro país de ese momento que era Roberto Viola, un encuentro deseado por los representantes de la dictadura militar que fue aprovechado para mostrarse cercanos y amables. Las autoridades, además, pusieron a disposición de la banda un enorme dispositivo de seguridad para asegurarse una buena propaganda.

Entre otras apariciones estelares, Juan Alberto Badía los entrevistó para Canal 9 y transmitió en vivo el primer concierto para todo el país y Miguel Romano peinó a Freddie antes del último show. Como la banda estaba alojada en el hotel Sheraton, se cuenta que Brian May visitó los juegos del Italpark con su familia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.