Quiénes cuidarán ahora a los hijos de Ricardo Fort, Marta y Felipe

Fort y sus hijos, algunos años atrás
Fort y sus hijos, algunos años atrás Crédito: Revista Gente
Estaban bajo el cuidado de la ex pareja y amigo del millonario, Gustavo, pero con su muerte será la familia quién decida sobre su tenencia
(0)
25 de noviembre de 2013  • 23:44

Marta y Felipe Fort tienen nueve años y son los hijos de Ricardo Fort , que el millonario tuvo gracias a un vientre de alquiler. Ahora con la muerte del chocolatero, surgió la pregunta de quién o quiénes serán las personas que se harán cargo del cuidado de los menores. Hasta ahora, Gustavo Martínez (ex pareja de Fort y padrino de sus hijos) siempre estuvo velando por ellos y ayudando al chocolatero a cuidarlos, aunque legalmente su figura no tiene ningún peso. Fort siempre dijo que si algo le pasaba le gustaría que sus niños se quedaran bajo su cuidado, pero para que esto se convierta en una realidad ahora dependerá de la buena voluntad de la familia del millonario.

Esta mañana, Karina Antoñale, una de las cuñadas de Fort, dijo a la prensa que la decisión que se tome sobre Marta y Felipe "es algo familiar y privado". Y agregó: "Se va a resolver como mejor podamos y los chicos quieran. Ricardo no dejó nada escrito. Gustavo realmente lo adoraba a Ricky y a los chicos. Vamos a ver lo que sea mejor para ellos". Gustavo es el hombre con quien Ricardo tomó la decisión de tener a los chicos, y sin dudas es el afecto más cercano que les queda tras la inesperada muerte del millonario. El fue el encargado de contarles que su papá había fallecido.

Los niños conocen a su madre biológica, ya que Fort firmó un contrato cuando decidió tener a sus hijos gracias a un vientre de alquiler en donde se detalló, entre otras cosas, este posible encuentro. Sin embargo, tal como contó él en una entrevista, no la reconocen como tal. "Son felices, no necesitan una madre", dijo Ricky.

Marta y Felipe también tienen un fuerte vínculo con Marisa, su niñera. Ella y Gustavo son las personas más cercanas a los menores.

Ricardo sobre Marta y Felipe

Marta y Felipe nacieron el 24 de febrero de 2004, por medio de una cesárea, en un hospital de Los Angeles.

Sobre los primeros pasos del vientre de alquiler. "Fue en una compañía en California que se encarga de hacer este tipo de cosas. Primero tuve que escribir una carta para decir por qué quería ser padre. La carta fue leída por las mujeres que llevarán a los bebés en su vientre durante los nueve meses. Ellas te eligen a vos. Quieren que vivas la misma sensación por la que pasaron cuando fueron madres", contó durante una entrevista con el programa Tiene la palabra de TN

Acerca de su relación con sus hijos. "Mis hijos están bárbaros. Tienen nueve años. Saben cuando estoy triste. Felipe me abraza y me da besos. No voy a las reuniones de padres. Nunca me gustó. Ellos no me lo reclaman. El que va es Gustavo, con su seguridad. A mí tampoco me gustaba que mis padres fueran a las reuniones de padres. Me pierdo muchas cosas de los chicos por mis parejas".

Sobre la operación de Martita. Cuando Martita nació tuvo una "pequeña hemiparesia" contó Fort en algunas entrevistas, lo que significa que tuvo una lesión cerebral durante su nacimiento por falta de oxígeno, lo que le produjo una parálisis. Por eso, en 2011, la niña viajó a China junto a Gustavo y a su niñera, Marisa, para hacerse un tratamiento de células madre y una rehabilitación que logró revertir todas las consecuencias de esta lesión.

Sus novias, sus novios... y sus hijos. En una entrevista con la revista Para ti, el chocolatero aseguró que no mantenía alejado a sus hijos de sus parejas, por el contrario. "Los chicos siempre tuvieron la mejor con ellas, sobre todo con Virginia (Gallardo)", expresó sobre sus novias. En tanto, este año su hijo Felipe le aconsejaba que deje a Rodrigo, su último novio, porque no le hacía bien.

Debido a la sensibilidad del tema, esta nota ha sido cerrada a comentarios.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.