'Rocketman': qué es real y qué es ficción en la biopic de Elton John

La precisión histórica no es el objetivo de esta fantasía musical, pero hay varios momentos de la vida del artista en los que los creadores decidieron desviarse de lo realmente sucedió
La precisión histórica no es el objetivo de esta fantasía musical, pero hay varios momentos de la vida del artista en los que los creadores decidieron desviarse de lo realmente sucedió Crédito: David Appleby/Paramount Pictures
Andy Greene
(0)
4 de junio de 2019  • 14:40

Rocketman, la nueva película de Elton John , nunca pretendió ser una biopic tradicional. Es una fantasía musical contada por un Elton quemado y podrido por las drogas que reflexiona sobre su vida salvaje desde un centro de rehabilitación a comienzos de los 90. Los personajes frecuentemente irrumpen con una elaborada coreografía y rutinas de baile, las canciones son interpretadas mucho tiempo antes de que fueran escritas, la línea de tiempo está fuera de tiempo y los hechos son desestimados en favor de una narrativa creativa y con el objetivo de capturar la verdad emocional de la vida de Elton. "Lo que me importa es capturar momentos cinematográfica y musicalmente", dijo el director Dexter Fletcher a Rolling Stone. "Tuve que tomarme licencias artísticas, como Elton dijo que debía hacer. Él es creativo, una persona artística y esa es la forma en que lo abordamos".

Con todo esto en mente, el chequeo de los hechos que se relatan en la película parece ser un ejercicio injusto. Pero un montón de personas van a ir a verla solo conociendo por arriba la vida de Elton John y van a salir de la sala con la curiosidad de saber qué fue real y qué fue ficción. Por eso, aquí hay una lista incompleta de momentos de la película que no fueron tan precisos con la historia.

1. Bernie Taupin no escribió la letra de "Border Song" en 1967

En la vida real y en la película, el ejecutivo de Liberty Records Ray Williams presentó a John con su histórico letrista Bernie Taupin. Pero Rocketman muestra a Williams compartiendo la letra de Taupin para "Border Song" antes de se conocieran. Esa canción no sería creada hasta dos años después. Lo que se puede ver brevemente es un manuscrito de "A Dandelion Dies in the Wind", que es, en efecto, una canción de 1967.

2. Elton no tomó su apellido artístico de John Lennon

Como se ve en la película, el hombre nacido como Reginald Kenneth Dwight tomó la primera parte de su nombre artístico de su compañero de banda en Bluesology Elton Dean. Pero el "John" no viene del beatle John Lennon: salió de Long John Baldry, un pilar de la escena londinense de rock en los 60, que fue uno de los primeros mentores de Elton John y también fue el hombre que descubrió a Rod Stewart.

3. Elton John no audicionó frente a Dick James tocando "Daniel" y "I Guess That's Why They Call It the Blues"

Ray Williams quedó impresionado por Elton John desde la primera vez que lo vio, pero su jefe Dick James fue mucho más escéptico. En Rocketman, Elton trata de impresionarlo tocando "Daniel" y "I Guess That's Why They Call It The Blues". Pero eso ocurre en 1967 y esas canciones no serían escritas hasta 1972 y 1983.

4. Elton John no tocó "Crocodile Rock" en su debut en Estados Unidos en el Troubadour

La noche más importante de la carrera de Elton John ocurrió el 25 de agosto de 1970, cuando hizo su debut en suelo estadounidense en el Troubadour y enloqueció al público.

Rocketman recreó esa noche casi a la perfección, pero muestra a Elton cantando "Crocodile Rock" cuando todavía faltaban dos años para que él y Taupin la escribieran. (Podríamos ponernos en increíblemente minuciosos y señalar que esa presentación fue un martes y no un lunes como dice la película.)

5. Neil Young no se presentó en el Troubadour una semana antes de Elton

Cuando Elton llega al Troubador y se sorprende por lo chico que le pareció el lugar, el dueño Doug Weston le dice que Neil Young había tocado ahí dos semanas antes en un lleno total. Para esa época, Young acababa de cerrar una gira con Crosby, Still, Nash & Young y con ellos tocaba en lugares mucho más grandes que el Troubadour. La última vez que se presentó en ese venue fue más de un año antes del debut de Elton en Estados Unidos y no volvió a actuar ahí desde entonces.

6. John no conoció a su banda esa noche

El Elton de la película estaba muy nervioso cuando Dick James le dijo que había acordado una serie de shows en el Troubador ya que él todavía no tenía una backing band. Ray Williams le dice que él se va a ocupar de ese tema y Elton conoce a sus música cuando llega al lugar. En la vida real, Elton venía girando con el baterista Nigel Olson y el bajista Dee Murray en Inglaterra desde abril de 1970, cuatro meses antes de viajar a Los Ángeles.

7. Él no tuvo guitarrista en 1970

Elton actuó en el Troubador acompañado solo por Murray y Olsson. No hay grabaciones de esa noche, pero vos podés escuchar cómo sonaban en el increíble disco en vivo 11-17-70. El grupo no sumaría un guitarrista hasta que Davey Johnstone se uniera a ellos en 1972.

Murray murió en 1992, pero Olsson y Johnstone todavía son la banda de Elton en sus giras 49 años después.

8. John Reid no entró a su vida esa noche

En la película, Elton y Bernie van a una fiesta a la casa de Mama Cass de The Mamas & the Papas luego de tocar en el Troubadour. Bernie se va y deja a Elton solo, pero luego un hombre escocés aparece y se presenta como el manager John Reid. Este es un momento importante ya que Reid se convertiría en su amante por pocos años y su manager hasta 1998. Pero ellos no se conocieron esa noche sino más adelante, en la fiesta de navidad de Motown de 1970

9. El periodo 1971-1990 no es una amorfa burbuja temporal

Luego de su aparición en el Troubadour, el timeline de la película sobre la vida de Elton se pone difícil de seguir. Vemos un montaje rápido de titulares de diarios y discos de oro y de repente es 1976 y él está grabando "Don't Go Breaking My Heart" con Kiki Dee. Pero luego, es 1975 y él está tocando en el estadio de los Dodgers de Los Ángeles y después es 1979 y está grabando Victim of Love con el sombrero de lentejuelas que se convirtió en su look característico 10 años más tarde. Está todo mezclado, pero de nuevo, la película es Elton recordando su vida desde el futuro en el centro de rehabilitación, así que es comprensible que su memoria funcione de esa manera.

10. No se casó con Renate Blauel hasta 1984

La película muestra a Elton grabando el tema que le dio título a Victim of Love en 1979 y enamorándose de la ingeniera de sonido Renate Blauel cuando cantan juntos "Don't Let The Sun Go Down on Me". Él estaba tan desesperado por una relación genuina en ese momento que se casó con ella incluso sabiendo que era gay y que ese matrimonio estaba condenado al fracaso. La película pasa directo del estudio de grabación al casamiento, pero eso no ocurrió hasta 1984.

11. Elton no estuvo tanto tiempo sin trabajar con Bernie Taupin

La película dice que John y Taupin "nunca tuvieron una discusión" poco antes de mostrarlos teniendo algunas peleas. Al final de una particularmente fuerte, Bernie se va enojado mientras cantaba "Goodbye Yellow Brick Road" y luego queda implícito que ellos trabajaron por separado durante años. Hubo un período a finales de los 70 que Elton trabajó con Gary Osborne y otros letristas, pero eso solo duró algunos discos y el dúo volvió a trabajar en conjunto de manera casi exclusiva desde comienzos de los 80.

12. "I'm Still Standing" fue escrita años antes de que Elton ingrese a rehabilitación

La película termina con él dejando las drogas y el alcohol en rehabilitación y escribiendo "I'm Still Standing" en un momento exultante donde él reconoce que todavía puede hacer buena música estando sobrio. Pero la canción salió en 1983 y él terminó su rehabilitación en 1990.

Una vez más, ninguna de estas cosas realmente tienen mucha importancia y si querés conocer la verdad acerca de la vida de Elton John hay un montón de libros y documentales para eso (quizás nosotros podemos recomendarte Tantrums and Tiaras y Elton John: Me, Myself and I). Pero ahí no vas a encontrar a Elton entrando a rehabilitación vestido de un diablo gigante o cantando "Rocket Man" en el fondo de una pileta a dúo con la versión niño de sí mismo. Y tampoco serán tan divertida como Rocketman.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.