Cinco momentos desconcertantes de la cuarta temporada de Homeland

Homeland apuesta a una nueva dinámica en su cuarta temporada: la relación entre los dañados Carrie Mathison (Claire Danes) y Peter Quinn (Rupert Friend)
Homeland apuesta a una nueva dinámica en su cuarta temporada: la relación entre los dañados Carrie Mathison (Claire Danes) y Peter Quinn (Rupert Friend) Fuente: Archivo
La serie de Alex Gansa regresó sin Nicholas Brody y con varios giros polémicos; ATENCIÓN: ¡ESTA NOTA ES PURO SPOILER!
Milagros Amondaray
(0)
7 de noviembre de 2014  • 00:00

Hay quienes argumentan que Homeland debería haber concluido en su primera temporada y es difícil no concordar. Una vez resuelto el enigma clave (¿Nicholas Brody es efectivamente un terrorista?), la serie atravesó por un sinuoso camino que nos hizo padecer, entre otras cosas, una subtrama ceñida a los problemas adolescentes de Dana Brody. Si los seguidores del programa pudimos superar eso, entonces cualquier traspié empalidecerá en comparación. Por razones de fuerza mayor - la partida de Damian Lewis: muerte de Brody- Homeland debió reinventarse en su cuarta vuelta y lo hizo poniendo el foco en la relación entre Carrie Mathison ( Claire Danes ) y Peter Quinn (Rupert Friend), en medio de la persecución de Haissam Haqqani, un terrorista a quien creían muerto. Sin embargo, el renacimiento Homeland también trajo consigo en sus primeros seis episodios algunos "momentos WTF" de los cuales será complicado reponerse. Hagamos un repaso de esos instantes y a quienes no vieron la serie les recomendamos no seguir leyendo porque ¡ESTA NOTA ES PURO SPOILER!

*1. CARRIE PONE EN PELIGRO A SU HIJA FRANNY

Carrie y una relación bastante particular con su hija Franny
Carrie y una relación bastante particular con su hija Franny Fuente: Archivo

Si alguien esperaba que luego del nacimiento de su hija Carrie comenzara a desarrollar un instinto maternal que estaba dormido, entonces se van a encontrar con la otra cara de la moneda. Tras haber tomado la decisión de continuar con el embarazo y de mantener a su hija cerca, Carrie también elige otro camino: el de pedirle a su hermana que se ocupe de su crianza mientras ella se dedica a su trabajo (de hecho, orquesta toda una movida para que la envíen a Pakistán). De este modo, los contactos con la pequeña Franny no solo son infrecuentes sino bastante oscuros. Carrie no sabe cómo sostenerla, cómo llevarla en su auto, cómo darle de comer y mucho menos cómo ser una madre (al menos un poco) cálida. Por lo tanto, cuando la está bañando y su hija se resbala, Homeland elige que su protagonista deje a la pequeña sumergida bajo el agua, uno de los instantes más crudos de esta cuarta temporada, filmado bajo la perspectiva del bebé. Ya lo sabemos: Franny le recuerda a Brody y, por ende, Carrie quiere pasar el mayor tiempo posible alejada de la niña.

*2. EL BROTE NERVIOSO DE PETER QUINN

Peter Quinn, ahogando sus traumas en alcohol
Peter Quinn, ahogando sus traumas en alcohol Fuente: Archivo

Homeland empezó siendo un thriller político para finalmente, en su segunda temporada, consolidarse como una historia de amor entre dos personas quebradas: Carrie y Brody. Es justamente en la segunda parte cuando hace su entrada otro "dañado", Peter Quinn (Rupert Friend), quien se autodefinía como "el hombre que mata a los hombre malos" y que entonces tenía como tarea aniquilar a Brody. Lo interesante del personaje es cómo fue mutando episodio tras episodio (apuntalado por una magnética actuación de Rupert Friend) y cómo, además de ser uno de los pilares del trabajo sucio de la CIA, es un hombre traumado por una maniobra accidental que le costó la vida a un niño y por su devoción por Carrie. En esta cuarta temporada, Quinn se convierte en la voz de la razón, quien explota por ya no poder tolerar tantas crudas misiones. La explosión de Quinn incluyó alcohol, arrebatos de violencia, sexo casual, la vida en un motel y sendas evasivas para volver al trabajo. Todo cambia cuando recibe un llamado de Carrie y Quinn regresa a hacer lo que mejor le sale: poner un poco de orden entre tanto caos y cuestionar la amoralidad de su compañera. En síntesis: gracias Gansa por Peter Quinn.

*3. SAUL ES SECUESTRADO (Y TODOS LOS FANÁTICOS QUEDAN EN VILO)

Saul en el aeropuerto de Benazir, a punto de ser secuestrado
Saul en el aeropuerto de Benazir, a punto de ser secuestrado Fuente: Archivo

Hay muchos aspectos de la primera temporada de Homeland que se siguen extrañando. Uno de ellos es el énfasis en el vínculo mentor-aprendiz de Saul Berenson (Mandy Patinkin, glorioso como siempre) y Carrie. En definitiva, era Saul quien no tenía reparos en escupirle sentencias indiscutibles a su protegida ("sos la persona más estúpida y más inteligente que jamás he conocido"; ¿se lo podemos rebatir?: No, nunca) y quien operaba como el costado racional de esa relación. A pesar de esto, cuando concluyó la tercera temporada y el trabajo de Saul se modificó (en parte por decisión propia y en parte por factores externos), no quedaba claro qué podía llegar a hacer Gansa con el personaje. ¿La respuesta? Convertirlo en víctima de un secuestro (poco plausible/inverosímil para la sapiencia de Saul) para que esta cuarta temporada tenga un gancho un poco más interesante. ¿Cómo reaccionará Carrie ante el contraataque terrorista si estamos hablando de su querido Saul? Por el momento, y a pesar de un breve lapso en el que ella pierde la cordura y pone en peligro a su mentor, será cuestión de esperar y de rogar que la serie no termine matando a uno de los pocos personajes sustanciales que han quedado vivos en su micromundo.

*4. APARECE UN NUEVO PERSONAJE...Y MUERE EN EL PRIMER CAPÍTULO

Debut y despedida. Sandy Bachman, el personaje interpretado por Corey Stoll, ya no es más de la partida
Debut y despedida. Sandy Bachman, el personaje interpretado por Corey Stoll, ya no es más de la partida Fuente: Archivo

Cuando se anunció la cuarta temporada de Homeland se le hizo bastante promoción a Corey Stoll, una acertada nueva incorporación, especialmente para quienes extrañábamos a su Peter Russo de House of Cards . Pero como se trata de Homeland y Gansa nunca nos deja ser felices, la emoción nos duró poco. El personaje de Stoll, Sandy Bachman, es brutalmente asesinado en Pakistán en el primer capítulo, ante la atónita mirada de Carrie y Quinn. "¡No puede ser!" fue la reacción unánime. "Seguro fingió su muerte y está encubierto en alguna parte" también podía escucharse (porque es Homeland y hay que desconfiar de todo como axioma). Pero una vez que apareció su cuerpo en el ataúd, no había dudas: el jefe de estación de la CIA en Islamabad ya no estaba entre nosotros. La muerte de Sandy se convirtió en el punto de catálisis de Homeland, ya que no sólo traumó a Quinn y a Carrie (más implosivamente) sino que además formó parte del enigma a resolver. ¿Su asesinato fue una gran maniobra terrorista? ¿Qué escondía Sandy que le ocasionó la muerte? Algunos misterios que Homeland puso sobre la mesa al sacrificar a un personaje que prometía. ¡El público demanda flashbacks!

*5. CARRIE MANIPULA SEXUALMENTE A UN JOVEN

Carrie despliega sus encantos para hacer confesar a Aayan, un adolescente conectado a un importante terrorista
Carrie despliega sus encantos para hacer confesar a Aayan, un adolescente conectado a un importante terrorista Fuente: Archivo

Si hablamos de nuevas incorporaciones en Homeland, hay que mencionar la de Suraj Sharma (más conocido como "el chico de Life of Pi/Una aventura extraordinaria"), quien en esta cuarta temporada interpretó (hasta ese disparo letal del sexto episodio) a Aayan, un estudiante de medicina que era nada menos que el sobrino del terrorista que Carrie y compañía creían haber matado con sus drones. Error. Haqqani siempre estuvo vivo y su sobrino lo visitaba con asiduidad. Ante tal descubrimiento, Carrie, ahora jefa de operaciones en Pakistán, decide que la mejor manera de hacer hablar al atribulado joven es... mediante una manipulación sexual. Homeland nos hizo pasar muchos momentos complicados (como la pérdida de la virginidad de Dana Brody en la lavandería de un hospital psiquiátrico), pero el primer encuentro sexual entre Carrie y Aayan es uno de los más incómodos que nos dio el programa. Fue gracias a las actuaciones de Danes y Sharma que esta subtrama no se instaló en el ridículo, pero el quinto episodio (apropiadamente titulado "About a Boy"), el cual lo mostraba a Aayan intentando ser un buen amante para Carrie, fue bastante perturbador.

*Adelanto: una mirada a la cuarta temporada de Homeland:

Participación. ¿Qué opinan de la nueva temporada de Homeland? ¿Piensan que es certera su reinvención o que ya debería haber concluido hace rato?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.