The Morning Show: dos estrellas en un feroz concurso de popularidad

Milagros Amondaray
(0)
16 de noviembre de 2019  

The Morning Show

Nuestra opinión: buena

(EE.UU./2019). Creadores: Jay Carson y Kerry Ehrin. Elenco: Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Steve Carell, Billy Crudup, Mark Duplass. Disponible en: Apple TV+

The Morning Show abre varios frentes desde su -algo desparejo- primer episodio. El conflicto se desata en la secuencia inicial, cuando el productor Chip Black (Mark Duplass) recibe una llamada que genera un efecto dominó: el coconductor, Mitch Kessler (Steve Carell) es despedido por comportarse inapropiadamente con varias mujeres del staff.

La serie aborda la compleja tarea de aludir al movimiento #MeToo, y lo hace trazando un ineludible paralelismo con Matt Lauer, el exconductor de The Today Show que fue despedido del programa por múltiples denuncias de conducta sexual inapropiada en el ámbito laboral, decisión que fue anunciada al aire por su colega Savannah Guthrie. Aquí sale a hablarles a los Estados Unidos "la esposa televisiva" del conductor, Alex Levy (una magistral Jennifer Aniston), y la serie comienza a revelar su verdadera intención: exponer el artificio.

Al enterarse de que la cadena iba a despedirla antes de que el caso contra Mitch saliera a la luz, se ve obligada a hacer una movida maestra, adelantándose a las intenciones del inescrupuloso Cory Ellison (personificado de manera brillante por Billy Crudup), y anunciando que la flamante incorporación será nada menos que Bradley Jackson (Reese Witherspoon), una reportera sin filtro, contratada por mover la aguja de las redes sociales y saber dirigirse a una audiencia que el programa estaba perdiendo (o que nunca tuvo): aquella que espera ver debates, una conducción más laxa y un enfoque progresista.

Con ecos de los guiones de Aaron Sorkin (es imposible no remitirse a Studio 60 on Sunset Strip y a The Newsroom), pero con un ritmo menos pulido, The Morning Show pone al descubierto el engranaje de ese programa que intenta despegarse de la debacle ocasionada por Mitch, desviando la atención hacia Bradley. Pero, si tenemos en cuenta que tanto Aniston como Witherspoon son productoras de la serie, uno esperaría que el planteo fuera menos maniqueo.

En los primeros cuatro episodios disponibles -se estrena uno por semana- se empiezan a notar ciertos clichés, como el miedo de Alex a perder el cariño de su audiencia al verse opacada por su compañera, sumado al hecho de sentirse responsable de no haber advertido -aunque la serie sugiera lo contrario- lo que pasaba con Mitch en las sombras. The Morning Show puede erigir a Alex como mentora de Bradley, y de que ambas unan fuerzas contra el inescrupuloso sistema que las usa y desecha, con ejecutivos tan machistas como cínicos que especulan con el futuro de todo el equipo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.