El marginal: un regreso con la misma épica y tensión que lo convirtieron en fenómeno

Diosito y Mario Borges, expectantes en San Onofre
Diosito y Mario Borges, expectantes en San Onofre
Diego Batlle
(0)
10 de julio de 2019  • 12:21

La tercera temporada de El marginal, que regresó anoche a la pantalla de la TV Pública - que ganó su franja horaria gracias a los 13,5 puntos de rating que tuvo de promedio - mantiene el ambiente, la dinámica y los elementos distintivos que hicieron de la producción de Underground sobre las violentas internas carcerlarias un éxito de dimensiones épicas (sobre todo en una pantalla fría como la de la señal estatal), aunque -claro- le sumó innovaciones temáticas y nuevos personajes.

Trailer de El Marginal 3 - Fuente YouTube

04:47
Video

La emisión del primer episodio estuvo precedida de un especial de una hora en el que no solo se expuso el detrás de escena de la serie (con algunos spoilers sobre lo que vendrá) sino que se recorrió la historia del proyecto que, según reconoció el productor Sebastián Ortega , tiene su origen en la ya mítica experienca de Tumberos, que Israel Adrián Caetano rodó en 2002.

Secuela de la precuela, esta tercera entrega de El marginal está ambientada dos años después de la segunda temporada y un año antes de la primera. El episodio inicial -con una intensa, potente dirección de José Luis Ciancio- arrancó con una escena de acción (encuentro nocturno con narcos colombianos, llegada de la policía y escape a los tiros entre las tumbas de un cementerio en medio de una tormenta eléctrica) para luego sí volver al conocido ambiente del penal de San Onofre ( la vieja cárcel de Caseros como entorno ideal para esta historia de sordidez, degradación y supervivencia).

Los hermanos Borges, Mario ( Claudio Rissi ) y Diosito ( Nicolás Furtado ), ya han consolidado el dominio de la prisión y están dispuestos a concretar proyectos millonarios no solo con los traficantes colombianos que están ansiosos por extender sus negocios a gran escala sino también dentro del penal. En ese sentido, Antín ( Gerardo Romano ), el corrupto responsable de la unidad penitenciaria, le pide a Mario que cuide a Cristian Pardo (pronto lo apodan "Moco"), hijo de un poderoso empresario ( Gustavo Garzón ) que ingresa a la cárcel tras haber manejado borracho un auto que terminó en un trágico accidente automovilístico. Para peor, todo quedó registrado en un video luego viralizado que impidió atenuar la pena. Cristian, adolescente de clase alta en medio de esos bajos fondos tumberos, está interpretado por Lorenzo Ferro , la revelación de la película El ángel.

Gustavo Garzón interpreta a un poderoso empresario cuyo hijo (Lorenzo Ferro) va preso por su responsabilidad en un accidente automovilístico
Gustavo Garzón interpreta a un poderoso empresario cuyo hijo (Lorenzo Ferro) va preso por su responsabilidad en un accidente automovilístico

Tras una de las brutales peleas cuerpo a cuerpo en la que un gigantesco luchador entrenado por el personaje de Alejandro Awada es vencido (y aniquilado), se prepara el primer enfrentamiento importante dentro del penal. Los jóvenes de la Sub 21 liderados por César (Abel Ayala) y Pedro (Brian Buley), con el objetivo de ir minando el poder de los Borges, aprovechan una "zona liberada" por policías amigos para atrapar a Cristian, que está bajo la custodia personal (no demasido atenta) de Diosito.

El episodio, de hecho, cierra con el recién llegado en medio de una desenfrenada fiesta con drogas y alcohol organizada por la Sub 21. Este regreso de El marginal tuvo varias escenas secundarias (como un encuentro sexual de Mario en el pabellón de travestis) y dejó varias otras puntas abiertas: desde la aparición -ya más sustancial que un mero cameo- del exjugador de River Rodrigo Mora; la presentación de Ana María Picchio como Estela Morales, directora del Servicio Penitenciario Federal, y los crecientes traumas y adicciones de Emma Molinari ( Martina Gusmán ).

De todas formas, el eje de esta nueva temporada parece centrarse en los negocios de los Borges con los narcos colombianos y el control de la seguridad de Cristian, que les permitiría a los protagonistas conseguir un acuerdo para salir antes de prisión. Inevitablemente abarcativo y ramificado en su estructura coral como todo primer episodio, que requiere de múltiples actualizaciones y presentaciones, El marginal 3 volvió con los mismos atributos y excesos de siempre. Nadie espera a esta altura sutilezas y todos buscan un impacto tras otro. Los picos de rating demuestran que ciertas repeticiones de la fórmula están aún muy lejos de agobiar al público y la fidelidad de la audiencia se mantiene inalterable.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.