En NOS4A2, Zachary Quinto insufla módica vida a un pastiche de terror

NOS4A2, la nueva serie de AMC
NOS4A2, la nueva serie de AMC
Hernán Ferreirós
(0)
21 de junio de 2019  • 16:15

NOS4A2 (Estados Unidos/2019). Creador: Jami O' Brien. Elenco: Ashley Cummings, Jakarah Smith, Zachary Quinto y Olafur Darri Olafson. Emisiones: los lunes a las 22, por AMC (también disponible en Flow). Nuestra opinión: regular

El título NOS4A2 es incomprensible en castellano, pero en inglés , suena más o menos como "Nosferatu". Resulta extraño, entonces, que en la serie no haya vampiros. En su lugar hay un ente inmortal llamado Charly Manx (Zachary Quinto), quien maneja un viejo Rolls Royce que parece tener la capacidad de extraer toda la fuerza vital de las personas. El ritmo pantanoso de este relato tiene un don similar.

Manx se dedica a secuestrar niños abusados (el abuso sobrevuela a varios personajes pero no termina de instalarse como tema), a los que imagina que nadie extrañará, para que el vehículo opere su magia sobre ellos y transfiera la energía a su chofer, a fin de conservarlo joven. Los niños son atraídos con dulces y regalos y la promesa de conocer Christmasland, un lugar donde no se puede se infeliz. El automóvil de Manx parece tener una conexión con otro lugar mágico llamado El camino más corto, un viejo puente de madera que lleva a quien lo cruce al sitio que desea ir y que es ocasionalmente utilizado para encontrar objetos perdidos por la adolescente Vic (la australiana Ashleigh Cummings, quien es unos diez años mayor que la estudiante secundaria a la que interpreta). Al mismo tiempo, otra adolescente con poderes, la psíquica Maggie (quien usa el juego del Scrabble para hacer sus predicciones) busca a uno de los niños abducidos por Manx. Está claro que las líneas narrativas de todos ellos están en curso de colisión.

En este punto, hay que recordar que el autor de la novela en la que se basa esta serie es Joe Hill, también creador de Locke and Key y el hijo mayor de Stephen King . El dato biográfico hace que cueste no ver en esta historia un pastiche de las obras de su padre, quien también recurrió a un auto sobrenatural en Christine y a un monstruo asesino de niños en It (Pennywise es mencionado aquí). También los adolescentes con habilidades psíquicas abundan en los relatos del autor de Carrie. Pero no son estas referencias aquello que hace difícil quedarse en este mundo sino que la serie se mueve a la mínima velocidad posible, con poquísimos avances narrativos por entrega (estos diez episodios toman, con gran optimismo, menos de un tercio de la novela original, por si hay otras temporadas).

Sus valores de producción recuerdan los de una película para televisión de los años 90 y no hay, desde la puesta en escena, nada que pueda sorprender o asustar a un espectador con una década de Peak TV a cuestas. NOS4A2 es la patente de un automóvil que rejuvenece a su conductor. Esta serie necesita un poco de esa medicina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.