Zachary Quinto, en la Argentina: el actor vino a presentar a su último villano; Nosferatu

Zachary Quinto, en la Argentina
Zachary Quinto, en la Argentina Crédito: gentileza Pulpo
María Fernanda Mugica
(0)
15 de mayo de 2019  • 10:29

Después de ver el primer episodio de NOS4A2 impresiona un poco encontrarse cara a cara con Zachary Quinto . Es que el actor, conocido por su trabajo en Héroes y por ser Spock de las películas de Star Trek de JJ Abrams, interpreta a un villano muy malvado y con un aspecto que provoca terror, en la nueva serie que AMC estrenará el 3 de junio.

Pero al encontrarse con Quinto, que está de visita en la Argentina para presentar la serie, la impresión es completamente distinta. Elegante y cordial, el actor charló con LA NACION sobre su trabajo en la serie basada en la novela de Joe Hill, autor que heredó de su padre, Stephen King, el gusto por las historias oscuras.

"Lo que más me atrajo fue la gente involucrada en el proyecto -dice Quinto-. Al principio me resistí un poco porque ya interpreté a otros villanos y me preguntaba qué me atraía para hacerlo de nuevo. Leí los seis primeros guiones, que me pareció que estaban muy bien escritos y me sorprendieron. Después mantuve una conversación con Jami O´Brien, el showrunner de la serie, y con Kari Skogland, que dirigió los dos primeros episodios. Me pareció que había un verdadero espíritu de colaboración y una energía creativa alrededor del proyecto. Además, el rol ofrecía la oportunidad de transformarme físicamente y vocalmente. Tenía mucho más de lo que esperaba en un principio. Fue una gran experiencia hacer la primera temporada y estoy feliz de poder, al fin, compartirla con el público".

El actor define a Charlie Manx, su personaje en NOS4A2 (se lee Nosferatu), como una especie de vampiro pero no en un sentido tradicional. La experiencia interpretando a villanos le enseñó a Quinto que para poder conectar con un ser que se comporta con tanta maldad es necesario entender por qué lo hace. "Él cree que está haciendo un bien -explica el actor-. Secuestra niños cuyos padres él cree que son abusivos o negligentes y después los lleva en auto a este lugar que es una creación de su imaginación, pero que tiene su espacio en el mundo real, que se llama Christmasland. En el transcurso del viaje él les chupa la energía y se beneficia de eso, pasando de ser un vampiro viejo a un hombre joven y vital. Los deja en Christmasland donde él cree que van a tener toda una vida de diversión, pero es todo muy retorcido y oscuro".

A pesar de su duda acerca de volver a interpretar a un villano, el actor reconoce que son personajes que generan una particular atracción en el público. "Esa psicología es muy interesante y se despega de las experiencias cotidianas de la gente, por eso el público responde tan bien a ellos -dice Quinto-. No sé qué de mí atrae a este tipo de personajes a mi vida como actor. Pero me interesa más la escritura y las colaboraciones alrededor de un proyecto que la naturaleza del personaje. Toco este tipo de personajes a menudo pero me imagino que va a pasar un tiempo hasta que interprete a otro villano porque me gustaría tener otras experiencias".

Quinto, en la piel de Charlie Manx, su personaje en NOS4A2
Quinto, en la piel de Charlie Manx, su personaje en NOS4A2

Todo villano debe enfrentarse a un héroe. O una heroína, como Vic McQueen, una adolescente apasionada por el arte que escapando de las terribles peleas de sus padres descubre que puede llegar a lugares que no están exactamente en el mundo real.

"Vic McQueen está despertando a su poder para lograr atravesar los paisajes de la imaginación como lo hace Charlie y se da cuenta de que es la única que puede detenerlo -dice Quinto, sobre el personaje que interpreta Ashleigh Cummings-. Toda la primera temporada se trata de Vic intentando detener a Charlie y él sintiéndose amenazado por ella pero después también intrigado y un poco enamorado. Esa es la danza de la serie".

Para convertirse en Charlie, que aparece en algunas escenas como un hombre muy viejo, casi pelado, con uñas larguísimas y dientes podridos, Quinto tuvo que pasar hasta cuatro horas en la silla de maquillaje. Pero ese esfuerzo resultó fundamental en la construcción del personaje. "El maquillaje me ayudó mucho y es muy importante -dice el actor-. Influyó mucho en las elecciones físicas y vocales que tomé en las distintas etapas de su evolución. Me dio un lugar para sumergirme como actor y para poder desaparecer en quién es este personaje, que es muy distinto a quien soy yo como persona. Fue una parte genial del proceso y le agregó la dimensión física a la experiencia. Creo que sumó al ambiente espeluznante de la serie y a la imprevisibilidad de Charlie".

Ashleigh Cummings, la actriz que interpreta a Vic McQueen, la joven que quiere detener a Nosferatu
Ashleigh Cummings, la actriz que interpreta a Vic McQueen, la joven que quiere detener a Nosferatu

Otro elemento fundamental en la creación del personaje es el auto, un antiguo Rolls Royce modelo Wraith con placa NOS4A2, que cumple un rol clave en la historia. "El auto es un personaje más. Tiene su propia relación con Charlie y otros personajes. Es una presencia muy real en el universo de la serie. Me divertí mucho trabajando con el auto, aprendiendo a manejarlo", dice Quinto.

El auto tiene su protagonismo porque es donde Charlie lleva a los niños y les puede chupar la energía que lo rejuvenece. Pero además es donde este vampiro de características peculiares lleva una gran cantidad de regalos y dulces con los que, cual una versión moderna del flautista de Hamelin, atrae a los niños para secuestrarlos. Porque, aunque se trate de una historia moderna, contada en el formato más popular del siglo XXI, NOS4A2 continúa la tradición de los cuentos que desde hace siglos hablan sobre los temores humanos.

"Creo que al público le gusta explorar mundos que les provocan miedo -reflexiona el actor-. Las historias de vampiros de hambre insaciable y la búsqueda de validación y sentido fuera de nosotros mismos son populares porque resuenan en las personas. Los seres humanos pueden entender bien esa lucha. Creo que a las personas les gustan las historias con moraleja y que les gusta sentirse asustados, pero de una manera en la que se sientan seguros. Así que estas historias oscuras son parte de nuestra mitología, nuestro folclore y nuestra cultura. Es emocionante poder interpretar personajes que asustan a la gente y le provocan adrenalina. Amo esa experiencia y es muy gratificante conocer en mis viajes a gente que se sintió impactada por las historias y papeles que interpreto".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.