Lo mejor y lo peor del regreso de Homeland

Claire Danes es apurada por una periodista en Homeland
Claire Danes es apurada por una periodista en Homeland Fuente: Archivo
La serie de Alex Gansa estrenó quinta temporada con un tono completamente diferente y aquí mencionamos sus altibajos: ¡ATENCIÓN: ESTA NOTA TIENE SPOILERS!
Milagros Amondaray
(0)
6 de octubre de 2015  • 23:43

*LO MEJOR

*Carrie no puede despegarse de la CIA

"Podés sacar a la chica de la CIA, pero no a la CIA de la chica" le dice la voraz periodista Laura Sutton (Sarah Sokolovic) a Carrie Mathison ( Claire Danes , excelente como siempre) en el primer episodio de la quinta temporada de Homeland , apropiadamente titulado "Separation Anxiety". Lo cierto es que, en apariencia, Carrie alteró su vida personal y profesional de manera radical. Por un lado, se despidió de su trabajo en la CIA y se mudó a Berlin con su hija Franny. Por el otro, rehízo su vida junto a un abogado (con el que ahora convive) y además trabaja para una empresa de seguridad alemana comandada por Otto During (Sebastian Koch, una magnética incorporación de la serie). Pero estamos hablando de Carrie, una mujer a la que le cuesta dejar atrás el lugar al que pertenece, razón por la cual, cuando los caminos la cruzan con Saul (Mandy Patinkin), algo se despierta en ella. ¿Renunciar a la CIA y colaborar con Alemania es realmente "una estupidez" como su ex mentor le dice con bronca? ¿O es un paso lógico en la necesidad de encontrar estabilidad? Como siempre, es un placer presenciar los duelos actorales entre Danes y Patinkin y algo de eso tuvimos en este primer capítulo.

*Peter Quinn, más allá del bien y del mal

Peter Quinn, "el hombre que mata a los hombres malos"
Peter Quinn, "el hombre que mata a los hombres malos" Fuente: Archivo

Dos años después de esa carta de despedida que le escribió a Carrie en el final de la cuarta temporada, Peter Quinn ( Rupert Friend ) regresa al universo Homeland totalmente quebrado. Así como antes de ser enviado como parte de un equipo de operaciones contra ISIS estaba deseoso de empezar de cero, su deseo no se cumplió y, al igual que Carrie, tuvo que reajustarse a un presente en el que, visiblemente atormentado por esos años de misión, simplemente se dedica a lo que mejor sabe hacer: trabajo de espionaje, construcción de bombas y detonación de las mismas. No nos olvidemos de que Quinn se presentó en la serie como un hombre "que mata a los hombres malos" y así, en pleno Berlin, se ocupa de destruir los objetivos que la CIA le marca como urgentes. En una intensa escena que Friend maneja con gran sutileza, Quinn se enfrenta a sus jefes y les cuestiona su proceder ("¿realmente tenemos una estrategia?") antes de hacer volar a un hombre en pedazos, y cuya identidad es desconocida hasta el momento.

*LO PEOR

*Sale el jazz, entra la ópera

Saul Berenson en Berlin
Saul Berenson en Berlin Fuente: Archivo

Quienes siguen Homeland desde su primera gran temporada estarán al tanto de los importantes vaivenes que tuvo la serie. Desde sus excelentes doce episodios iniciales, pasando por una segunda temporada que metió innecesariamente elementos de acción con aires a 24, pasando por la olvidable tercera temporada que focalizó en la familia Brody, hasta la reinvención que implicó la cuarta, la creación de Gansa estuvo lejos de mantener un nivel. En esta quinta vuelta, el cambio de locación trajo consigo una sofisticada dirección de la realizadora Lesli Linka Glatter, que resulta equivalente a una ópera. Clásica, sofisticada y con una puesta en escena depurada y elegante, la nueva Homeland (al menos en este primer episodio) carece de lo frenético que la caracterizaba en un principio, cuando el uso del jazz era una metáfora clara del caos de Carrie. Por lo pronto, Homeland carece de títulos de crédito y su capítulo inicial exuda una sobriedad coherente con el marco en el que transcurre pero contraproducente a la hora de mantener el interés.

*El reseteo narrativo puede jugarle en contra

El hackeo a la CIA en Homeland
El hackeo a la CIA en Homeland Fuente: Archivo

Lo que se puede inferir de "Separation Anxiety" es que Alex Gansa se dispuso a implementar la misma metodología que en la cuarta temporada: un borrón y cuenta nueva en todo aspecto. Como recientemente compartió con LA NACION, su intención es la de hacerse eco de sucesos que demandan cierta urgencia y que son profundamente relevantes en la actualidad. "Berlin era el epicentro de lo que sucedía en el mundo en ese momento. Además, escuchamos que era una increíble ciudad de espionaje y un verdadero centro de personas que ven a Edward Snowden como un héroe y de gente que está en contra de nuestras agencias" explicó Gansa. De hecho, la quinta temporada menciona a Snowden directamente, a pesar de que en su secuencia inicial (el hackeo a la CIA) ya queda claro el rumbo que va a tomar y los paralelismos con los que trabaja. Dos países en colisión (Alemania y Estados Unidos), el Estado Islámico circundando sus acciones, Carrie siendo empujada de un lado a otro y Quinn como el anti-héroe que no tiene nada para perder marcan el tono de este reseteo que podrá ser muy prolijo pero al que le falta bastante nervio y corazón. Veremos cómo sigue.

  • Homeland se emite todos los domingos a las 23hs, por la pantalla de Fox Action

Participación. ¿Qué opinan del regreso de Homeland? ¿Estuvo a la altura de sus expectativas?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.