Mrs. Fletcher: llega una serie acerca de cómo madurar a través del sexo

Hahn descubre un nuevo mundo con el sexo virtual
Hahn descubre un nuevo mundo con el sexo virtual Crédito: HBO
Poco después de la medianoche de hoy comienza por HBO una provocativa serie protagonizada por Kathryn Hahn
Marcelo Stiletano
(0)
27 de octubre de 2019  

"Todo comienza cuando un una madre divorciada con el síndrome del nido vacío y su hijo, que acaba de entrar en la universidad, deciden abrir al mismo tiempo la caja de Pandora cuando toman contacto con el mundo virtual de la pornografía por Internet". Para hablar de Mrs. Fletcher, la nueva serie que la tiene como protagonista, Kathryn Hahn empieza la charla con la prensa internacional con una frase impactante.

Así lo siente la propia actriz, porque empieza a balbucear y a no encontrarle continuidad a sus palabras. En el fondo, tal vez esté expresando las mismas preguntas y dudas que transmite su personaje, una mujer que atraviesa su cuarta década de vida haciéndose por primera vez preguntas decisivas sobre su lugar en el mundo cuando cae en la cuenta de que se quedó sola. Toda esta historia arranca minutos después de la medianoche de este domingo, por HBO.

Trailer de Mrs. Fletcher

01:28
Video

Hahn no disimula cierta incomodidad para hablar de su personaje. La charla con un puñado de medios internacionales, entre ellos LA NACION, transcurre a principios de septiembre en pleno Festival de Cine de Toronto, a unos 200 metros del frenético epicentro de todas las proyecciones. Este año, la monumental muestra canadiense incluyó el estreno mundial de Mrs. Fletcher entre su programación televisiva.

Este domingo, poco después de la medianoche y luego de la apertura de la temporada final de Silicon Valley, se verá el primero de los siete episodios de la primera temporada de Mrs. Fletcher, que la propia Hahn define como "una comedia doble acerca de la maduración protagonizada por una madre y su hijo". Ese simultáneo coming of age es experimentado al mismo tiempo por ambos y tiene como tema casi excluyente (y simétrico) a la sexualidad. El muchacho (Brandon, interpretado por Jackson White) encuentra en su llegada a la universidad la posibilidad concreta de experimentar todo lo que aprendió en las pantallas virtuales. Su madre, separada desde hace diez años, y sin otros hijos, se queda sola y empieza a descubrir en Internet un mundo que permanecía oculto, mientras trabaja como asistente terapéutica en un geriátrico.

"Para Eve, mi personaje, esa caja de Pandora que empieza a abrir cuando se queda sola pudo haber sido cualquier cosa, pero resultó que tenía la forma del porno virtual que rebosa en Internet. Hasta allí todo eso significaba peligro, imprudencia, rebeldía, indisciplina. Lo que sugiere la serie es que también puede convertirse en una herramienta para descubrir nuevas identidades", dice sobre esta serie creada por Tom Perrotta ( The Leftovers).

¿Esto quiere decir que la serie le encuentra algún valor a la pornografía y ofrece una visión tal vez positiva de ella? "Es una pregunta complicada -responde Hahn-. Hay un choque entre lo que uno aprende de la intimidad, de las relaciones y del cortejo amoroso a través de Internet y de estas imágenes explícitas, y lo que ocurre en la vida real. La serie trata de explicar estos contrastes y acercarse a posibles respuestas. Lo que nadie duda, con todo lo que significa eso, es que la pornografía es el principal consumo de Internet".

La actriz, que construyó buena parte de su carrera a partir de destacadas apariciones en el cine independiente, dice que le atrajo muchísimo la posibilidad de interpretar a un personaje que escapa por primera vez de lo que define como una vida de manual.

"Eve es una persona que siempre trata de hacer el bien. Sabe lo que es ser una buena madre, una buena esposa, una persona que siempre cumple en su trabajo. Hasta que se queda sola y le llega el momento de mirarse en el espejo para preguntarse por primera vez qué es lo que quiere. Y en ese punto de su vida siente que su instinto sexual no puede ser contenido", admite.

A Hahn no le molestó aparecer desnuda o mostrar a su personaje en plena autosatisfacción. "Ese nunca fue el punto para mí. Lo que más me importa es mostrar que esa desnudez real equivale a exponer toda la vulnerabilidad de Eve. La desnudez es sobre todo emocional. La expresión de un viaje peligroso, pero necesario".

La actriz no duda en señalar que esta serie también puede verse como una expresión concreta del empoderamiento femenino tan propio de estos tiempos. "Pasamos de una mujer que se ve a sí misma como ejemplo de la parte más invisible de la población mundial al momento en que empieza a descubrir todo su poder y su potencial. Es como mudar de piel, encontrar una nueva identidad".

Hahn no encuentra a esta altura diferencias entre hacer cine y series de este tipo. "La atmósfera es la misma, los directores y técnicos son los mismos, la energía que se percibe en el set es la misma. La única diferencia pasa por el tiempo. Trabajar un mismo personaje en varios episodios es un regalo maravilloso para cualquier actor".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.