Truth Seekers, la nueva serie de Amazon Prime Video que no hay que dejar escapar

El trío de cazafantasmas de Truth Seekers
El trío de cazafantasmas de Truth Seekers
Martín Fernández Cruz
(0)
29 de octubre de 2020  • 00:05

Las amenazas sobrenaturales y los encuentros cercanos con fenómenos inexplicables no solo son asuntos del terror. Grandes comedias como Bettlejuice o Los cazafantasmas demostraron que los espíritus también pueden ser tomados con humor y no por eso ser menos escalofriantes. Una fórmula que combina esos elementos es la que propone Truth Seekers, la nueva serie de Amazon Prime Video. LA NACION dialogó con Nick Frost, protagonista, guionista y creador de esta historia, para saber más sobre esta flamante producción y las razones por las cuáles no hay que perdérsela.

La verdad está ahí afuera

Trailer de "Truth Seekers" - Fuente: Amazon Prime

01:56
Video

Gus (Nick Frost) tienen un trabajo al que considera "el más aburrido del mundo", en la empresa de instalaciones Smyle. Sin embargo, en su doble vida encuentra su verdadera vocación. Bajo el nombre Truth Seekers, él es protagonista de un canal web en el que investiga todo tipo de actividades paranormales (aunque jamás tuvo éxito en su búsqueda). Claro que detrás de esa obsesión, se encuentra la necesidad de curar una herida que aún no cicatrizó y que es la temprana muerte de su esposa.

El gran aliado de Gus es Elton (Samson Kayo), su nuevo compañero en Smyle, y otro entusiasta de los fenómenos sobrenaturales. La rutina de ambos cambiará cuando por primera vez se crucen con un suceso paranormal, al que pronto le sucederán otros eventos similares que podrían ser indicio de una amenaza mayor. Mientras tanto y desde la sombras, el misterioso jefe de Gus, Dave (Simon Pegg), tejerá sus propios planes.

A primera vista puede que la propuesta de Truth Seekers no resulte demasiado original. En ese sentido, Frost reconoce que no fue uno de los objetivos romper los moldes del género, sino todo lo contrario: "No creo que nuestro programa sea distinto a otros. Es difícil encontrar nuevos elementos dentro de un género. Hay algunos aspectos obvios que nos interesaban, como usar una muñeca escalofriante, fantasmas o elementos tipo Poltergeist, pero la idea surgió en base a shows tipo X-Files, Doctor Who o El prisionero, todas series que nos influyeron y a las que queríamos homenajear. Aunque necesitábamos agregarle algo más a eso porque sino nos íbamos a quedar solo en ser una repetición". Lo que le permite a esta serie no ser más de lo mismo, tiene que ver con la sociedad creativa que se esconde detrás de este producto.

La dupla Frost y Pegg

Desde el vamos, Frost aclara que más allá del sesgo humorístico, la historia debe provocar terror. Esto no un compendio de chistes obvios alrededor de los clichés del horror. Nada de eso. Sus creadores estudiaron a fondo films sobrenaturales para descubrir de qué manera renovar la fórmula, sin ignorar sus lineamientos fundacionales. Y a ese planteo le suman una galería de personajes cuidadosamente delineados, que terminan por ser el gran atractivo de la trama. Desde hace más de veinte años, esa es la fórmula ganadora de Simon Pegg y Nick Frost.

Amigos desde la adolescencia, la historia creativa de ambos se remonta a finales de los noventa con Spaced, una miniserie que en apenas catorce capítulos propuso una pequeña renovación de la pantalla chica británica. En esa ficción, Pegg interpreta a un "adultescente", un hombre que hace de Star Wars su religión mientras intenta poner orden en su vida amorosa rezándole a Buffy. En Spaced, los nerds no eran objeto de burla (como sucede en The Big Bang Theory), sino que esos personajes eran el eje de una microsociedad cimentada en referencias a Marvel y maratones de Playstation. Nadie los juzgaba porque ellos no luchaban por entrar en una mundo que desconociera esos códigos. El triunfo de la serie fue anticipar que en el siglo XXI, esos nerds serían la nueva normalidad.

Grandes amigos en la realidad, Frost y Pegg también se propusieron trasladar ese vínculo a la ficción. Junto al director Edgar Wright, ellos dieron vida a la trilogía Cornetto, compuesta por las películas Shaun of the Dead, Hot Fuzz y The World´s End. Esos largometrajes combinan géneros populares (los zombis, el policial y la ciencia ficción maccarthista) para retratar tres formas de amistad y prolongar ese tema tratado en Spaced sobre el doloroso paso de la adolescencia a la adultez.

A lo largo de esas colaboraciones, a las que se suma también el film Paul, Frost y Pegg desarrollaron un estilo basado en un cuidado equilibrio entre protagonistas de conflictos muy marcados, atravesados por una historia de género. Con respecto a la importancia en el desarrollo de sus personajes, Frost opinó: "Si bien la comedia es nuestro primer amor, acá el eje está puesto en las personas y en sus relaciones porque en realidad ahí vive la comedia. Aunque son cazafantasmas, estos protagonistas podrían ser instructores de manejo, profesores de tenis o lo que fuere. La verdad es que el contexto podría ser cualquiera porque la trama sería la misma. Aquí todo se centra en la conexión entre personas y el vínculo que los une, o el amor perdido. Truth Seekers es sobre las emociones humanas".

Un deseo cumplido

Malcolm McDowell, uno de los protagonistas de Truth Seekers
Malcolm McDowell, uno de los protagonistas de Truth Seekers

Uno de los gustos que pudo darse el equipo creativo de Truth Seekers fue convocar a Malcolm McDowell. El icónico actor de La naranja mecánica interpreta aquí al padre de Gus y sobre la experiencia de trabajar con él, Frost expresó: "Le mandamos el guion y tuvimos una conversación muy larga por teléfono. ¡¿Pero qué te puedo decir?! ¡Hablamos de Malcolm McDowell! Estábamos muy nerviosos porque queríamos que le gustara y él comprendió lo que queríamos hacer y cuál era el arco emocional de Richard, su papel. En cuanto captó que ese anciano era una persona y no una caricatura sobre la vejez, se subió al proyecto de inmediato con mucho entusiasmo. Cuando empezamos a filmar, él hizo crecer mucho a Richard. Malcolm es un gran improvisador y nos sugería constantemente nuevas cosas y eso era música para mis oídos porque como productor y guionista, él nos permitía jugar con todo lo que le proponíamos".

Por qué hay que ver Truth Seekers

Desde la actuación, el guion y la producción, Nick Frost es un artista con la sensibilidad puesta en qué está pasando aquí y ahora, y su camino lo llevó a reflejar la realidad a través de historias que rezuman fantasía. Desde Spaced, una serie realizada con un presupuesto ínfimo, hasta un proyecto a gran escala como Truth Seekers, su camino fue largo. "Creo que fui suertudo como actor y como persona. Tuve la suerte rodearme de gente asombrosa y pienso que hacer cosas como Spaced, Shaun of the Dead o Hot Fuzz me dieron una voz. Creo que esas experiencias me hicieron capaz de reconocer cuando veo una oportunidad y decir que no cuando me ofrecen algo horrible. Tengo la suerte de poder hacer las cosas que me dan placer, y con la gente que me gusta. Ese fue siempre mi objetivo, estar rodeado de personas copadas, y no de idiotas. Hacer lo que amás, seguir tu corazón, poder comer lo que te gusta, ser honesto y trabajar con gente apasionada que ama hacer eso que también vos amás".

Cuándo y dónde verla. La primera temporada de Truth Seekers estará disponible desde este viernes en Amazon Prime Video

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.