#SoyTuFan: cinco encuentros insólitos entre los famosos y sus seguidores

Ser una celebrity tiene sus consecuencias, si no, pregúntenle a estas personalidades...
Ser una celebrity tiene sus consecuencias, si no, pregúntenle a estas personalidades...
(0)
23 de diciembre de 2015  • 00:26

Tom Hanks, conmovido

No sorprende que Tom Hanks tenga fanáticos obsesivos. Es uno de los actores más importantes de la historia del cine. Sin embargo, hubo una fan que se impuso por sobre todas y protagonizó un encuentro con su ídolo que fue el colmo de la ternura. En 2013, cuando Hanks estaba en Broadway haciendo Lucky Guy, decidió que quería conocer a Sarah Moretti, una mujer con autismo que había pasado años recolectando imágenes y recortes de revistas y diarios sobre él, y había armado un libro con todo eso. El actor no solo se tomó el tiempo de charlar con ella y mirar todo el libro sino que se mostró muy cálido y genuinamente conmovido por su homenaje. "Sarah, esto es tan, tan increíble. ¿Sabés qué? Ni siquiera mi mamá tiene algo como esto", le dijo.

Jaimie Alexander y los abrazos

Jaimie Alexander no tendrá la fama de Tom Hanks, pero su papel protagónico en la nueva serie de Warner, Blindspot, ya genera fanatismos. "Mucha gente quiere abrazarme por lo que le pasa a Jane [su personaje]. Me miran como preocupados y yo les digo no se preocupen, estoy bien [risas]", contó divertida a LA NACION y agregó: "Al menos una vez por semana alguna persona me abraza en la calle. Algunos abrazos son buenos, otros bajan demasiado la mano". Jaimie interpreta a una mujer que un día aparece desnuda, en un bolso cerrado en medio de Time Square, llena de tatuajes, y no recuerda nada de su pasado. Los tatuajes son pistas para el FBI sobre crímenes. "Tenés ganas de abrazarla, eso me encanta de la serie, es como que genera esa identificación. Que esté sola y sufra, que no sepa lo que le pasó. Solo quiere tener un amigo o una familia", explicó. Sin embargo, también admite que genera rechazo en mucha gente el hecho de que esté completamente tatuada: "Una vez entré a un ascensor de un edificio bastante lujoso, y en el primer piso había una pareja que cuando me vio, salió del ascensor y se dispuso a esperar al siguiente. Decidió no subirse a mi ascensor. Me sentí horrible, yo nunca ofendo así a nadie, pero después me reí porque pensé, no tienen una vida divertida. [Risas]. Creo que los tatuajes son una forma de expresión, que es arte, pero ellos no lo supieron entender. Igual me parece bien que haya gente que le gusten y gente que no, porque eso fomenta la discusión, el debate, está bien".

Katy Perry y una fan descontrolada

Este año, Katy Perry fue la figura del Rock in Rio. Y aunque su show estuvo increíble, tuvo un percance que hizo que su desempeño musical pasara a un segundo plano. La cantante hizo subir al escenario a una fanática, algo que muchos artistas suelen hacer con el riesgo de que el o la invitada se pasen de la raya. Esto fue lo que le pasó a la artista en esa presentación. La joven que subió a cantar con ella no paró de besarla y tocarla durante toda la canción. Sin dudas, Perry lo pensará dos veces antes de volver a invitar a alguien a su escenario.

Robin Lord Taylor - El Pingüino

Saltó a la fama con su personaje en Gotham. Es el Pingüino, uno de los villanos más famosos del mundo, en la serie que cuenta cómo crecieron y se convirtieron en malvados los villanos de Ciudad Gótica. Como la serie es furor en Nueva York, el elenco es presa de episodios de lo más cómicos en las calles de la ciudad que nunca duerme. Y cada uno de los actores es una celebridad. "La gente es en general increíblemente dulce. Por ahí pasan esas cosas que te miran raro y te empezás a sentir incómodo. Por ejemplo, el otro día, en el subte había alguien tratando de sacarme una foto disimuladamente. Está bien, pero prefiero decirle: ´¿querés una foto? Si querés nos sacamos una foto juntos´ pero me da miedo eso de estar sentado y que haya alguien sacándome sin que me dé cuenta", contó Robin Taylor en diálogo con LA NACION. Sin embargo, asegura que Nueva York, dentro de todo, le permite andar tranquilo por la calle: "Una de mis cosas favoritas de vivir en Nueva York es que no me tengo que subir a un auto para andar por la ciudad. Pienso que si evitás las cosas que solías hacer, si cambiás la forma de vida por la reacción de la gente, es como que les estás dando la razón. Voy a vivir mi vida de la manera que yo quiero vivir mi vida. Si me quieren sacar una foto, soy una persona humana, no voy a estar en otro universo, estoy en el mismo que todos los demás en Nueva York. Igual me gusta cuando me gritan '¡ey, Pingüino!' en la calle. Es muy gracioso".

Cory Smith - El Acertijo

Otro de los personajes de Gotham que despierta fascinación es el de El Acertijo. Aunque en la segunda temporada todavía no dio el zarpazo como gran villano, su rol es magnético y en gran parte gracias a la calidad interpretativa del actor que el pone cuerpo: Cory Smith. Cory también circula por la ciudad en subte y suele encontrarse con fans que reaccionan de maneras muy diversas: "Estaba en el tren y leyendo, y escuché 'mirá, ese es El Acertijo, no puede ser, ¿en serio?', 'sí, sacale una foto'". Me di vuelta y les dije: 'Pueden decirme hola, no solo sacarme una foto como si fuera un animal'. Es que es muy extraño... Es como si fuera alguna persona rara que no diría hola. Es bizarro... Aunque también es halagador. No soy tan famoso. Si me reconocen es alguien que mira el show y que le gusta entonces está bueno sentir que les está gustando el programa, pero ser una figura pública es difícil".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.