Coronavirus: El público norteamericano esperaría entre 3 y 6 meses para volver a los teatros

La actividad en Broadway y sus perspectivas
La actividad en Broadway y sus perspectivas Fuente: AFP
Alejandro Cruz
(0)
20 de mayo de 2020  • 17:48

En todos los países la situación frente al coronavirus se va modificando minuto a minuto. Se especulaba con que la actividad en Broadway iba a levantar su telón el 7 de junio. Sin embargo, la Broadway League (entidad que agrupa a los empresarios del sector) confirmó hace unos días que hasta el 6 de septiembre las grandes marquesinas seguirán a oscuras. "Si bien a todos los espectáculos de Broadway les encantaría reanudar las representaciones lo antes posible, debemos garantizar la salud y el bienestar de todos los que vienen al teatro", afirmó Charlotte St. Martin, presidente de The Broadway League . De todos modos, teniendo en cuenta la crisis sanitaria que vive Nueva York, la fecha del 6 de septiembre, con sus pérdidas económicas multimillonarias, puede cambiar. El escenario del días después, aunque nadie esté en condiciones de afirmar cuándo sería, ya es materia de estudio.

Sea una fecha u otra hay otra situación latente ligada a la posible conducta del público cuando la actividad escénica se reanude. La consultora Shugoll Research realizó recientemente un nuevo estudio de asistentes al teatro en la ciudad de Nueva York y otro de asistentes al teatro en todo Estados Unidos. Los número señalan que menos de la mitad (41 por ciento) del público teatral de Nueva York y que un poco más de un tercio (36 por ciento) de los asistentes al teatro en todo el país, dicen que planean volver a sus hábitos de consumo teatral cuando se reanude la actividad. Pero la gran mayoría optará por esperar entre tres y seis meses antes de volver a asistir a ver una obra teatral y que es más probable que reduzcan la frecuencia de asistencia (45 por ciento) que aumentarla (11 por ciento). Eso sí, los asistentes frecuentes al teatro que van cuatro veces o más al teatro por año muestran lealtad y aseguran que volverán a ver espectáculos una vez que abran las salas.

La encuesta también señala que aquellas experiencias culturales que permiten la relativa libertad de movimiento de un visitante serán las beneficiarias. Lo cual es un panorama muy poco alentador para teatros, recitales en salas y cines salvo que se encuentren medidas alternativas. En este marco de situación no es casual el revival del autocine ya viene dando sus frutos tanto en Estados Unidos como en Corea del Sur y Alemania, mientras el estacionamiento d el aeropuerto de Montevideo se transformará en un autocine

La reciente encuesta, cuyos datos pueden ir variando como varía la crítica situación sanitaria en Estados Unidos, también hace foco en las medidas que el público imagina para cuando los teatros vuelvan a la actividad. El 44 por ciento afirma que precios más bajos en las entradas serían un incentivo importante. Y en cuanto a lo sanitario el 50 por ciento de los encuestados considera necesario la limpieza y desinfección de las salas antes de cada actuación y hasta un número porcentual similar apoya tener máscaras faciales disponibles. Otro dato significativo: un 40 por ciento considera positivo que deba tomarse la temperatura de cada espectador antes de ingresar al teatro.

La reflexión sobre los protocolos a aplicar por las salas para ese deseado e impreciso escenario postpandémico es materia de debate en todos lados. También en Buenos Aires. Esta semana Sebastián Blutrach, número dos del Teatro Nacional Cervantes, hizo referencia a eso en una charla con LA NACION. "Si el protocolo sanitario es excesivo generaría un mensaje contradictorio con la idea de que se trata de una reapertura segura, amable hacia el público". Todo está en estado de discusión, de debate. Y seguramente las medidas que se vayan tomando en Europa servirán para ayudar a crear un manual de estilo para el escenario del día después.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.