Silvia Dietrich, resiliencia y pasión por el teatro