Toda persona vista de cerca es un monstruo: humor ácido para hablar de lo profundo

Fuente: LA NACION
Jazmín Carbonell
(0)
16 de agosto de 2019  

Libro: María Zubiri / Dirección: Mauro Antón / Elenco: Sol Kohanoff, Emiliano Pandelo, Maxi Prioriello, María Zubiri / Sala: Espacio Polonia, Fitz Roy 1477 / Funciones: sábados, a las 22.30 / Nuestra opinión: muy buena

Si la fórmula de dos parejas muy distintas entre sí que se juntan a cenar un sábado a la noche en lo que podría ser el living de la casa de alguna de ellas es de lo más común de encontrar en la calle Corrientes y muy poco frecuente en el teatro independiente, Toda persona vista de cerca es un monstruo cambia las leyes de lo predecible, se ríe de las fórmulas garantes del éxito y propone un nuevo ángulo de esta temática; una especie de lado B.

Sí, dos parejas se juntan a cenar en la casa de una de ellas. Sí, son bien distintas. Sí, tienen un pasado en común que los condena o los condiciona. Pero, ¿qué pasaría si el teatro le diese rienda suelta a las posibilidades y en lugar de lo políticamente correcto apareciera lo más salvaje, primitivo pero tan cierto de cada uno de ellos? Y entonces, de a poco, esa es una de las claves de la dirección de Mauro Antón, pero sin detenerse se van desnudando las verdades de cada quien. Los espléndidos invitados ya no serán tan perfectos; los cancheros con una vida resuelta, libre y elegida, de los dueños de casa tendrán más miserias, rencores, inseguridades y deseos encontrados de lo que suponen.

Ya de entrada una rareza se asoma. Es que el baño de esta casa de la pareja protagonista, los anfitriones de la velada más buñuelesca que realista, está a la vista de todos. ¿Hay acaso lugar de una casa que muestre las particularidades de cada quien en su estado más íntimo y despojado de lo social que el baño? Así, pues, cada uno que entre allí mostrará y mucho de sí. Escrita por la impecable María Zubiri, que además la protagoniza, desborda humor ácido para hablar de las crisis profundas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.