Campanas en la noche: Vito y la madre de su novia, Luciana, son amantes

La sospecha de los televidentes era fundada: la pérfida María Marta es la amante del novio de su hija
La sospecha de los televidentes era fundada: la pérfida María Marta es la amante del novio de su hija
(0)
25 de enero de 2019  • 00:45

Después de haberle confesado que no puede sacarse a Omar ( Federico Amador ) de la cabeza, Luciana ( Calu Rivero ) volvió a caer bajo el control de su novio, Vito ( Esteban Lamothe ). Es que, a pesar de que su primer impulso fue reaccionar con ira frente a la revelación, el empresario hizo uso de todas sus herramientas para "demostrarle" que él es el bueno, que simplemente "está obsesionada" con su alumno y que sus dudas son solo una herramienta para boicotearse.

La manipulación surtió efecto y, entonces, Luciana decide tomar distancia de aquel hombre por el que siente una atracción irrefrenable.

Pero Vito no se quedó tranquilo. Por eso, convenció a su hermanastro Alejandro (Martín Slipak) para que citara a Luis en su casa, con la excusa de que le lleve unos apuntes del colegio nocturno al que asisten. Luis no sabía que en esa casa vivían su Luciana y Vito, y si bien al verlos juntos se sintió incómodo, la jugada del malvado de la historia no le salió del todo bien.

Es que, al llegar, Luis se sorprende al escuchar la misma canción que Iracema (Lola Banfi), su esposa asesinada, odiaba escuchar porque era "la favorita" de ese hombre del que estaba huyendo. Ese recuerdo dispararía luego en la mente del carpintero un sueño en el que la mujer asesinada en Río Místico no es Iracema sino Luciana. ¿Estará a punto de descubrir quién es en realidad el responsable de aquella muerte?

Mientras tanto, Bruna (Azul Fernández) y Juani ( Franco Masini ) descubren, por casualidad, un nuevo cadaver cerca del río. Todo indica que se trata de Jimena, la hermana desaparecida de Sharon ( Dalma Maradona ), una de las alumnas de la escuela nocturna.

Pero la revelación más importante del capítulo del jueves fue la confirmación de una sospecha que todos los seguidores de la telenovela tenían: Vito le es infiel a Luciana nada menos que con su suegra, la pérfida María Marta (Patricia Viggiano).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.