Gastón Portal: "Acá no hay héroes ni costumbrismo"

El productor anticipa Babylon, la sucesora de Los sónicos, que se estrenará mañana
Francisco Ganduglia
(0)
29 de septiembre de 2012  

"Víctor Frankenstein." El propio Gastón elige definirse así cuando mira para atrás y constata que aquel experimento nacido en el living de su padre Raúl, que luego terminó llamándose PNP, impuso el boom de los programas de archivo en la televisión. "Yo siempre quise hacer ficción, pero el peso de ese programa fue tan grande que por mucho tiempo parecía que sólo podíamos hacer eso", cuenta. Sin embargo, las cosas cambiaron y aunque hoy no reniega de esos programas ni del entretenimiento su presente está asociado a la ficción.

El año pasado, fueron Los sónicos y, a partir de mañana (también por Canal 9), será Babylon, un unitario que cuenta con los protagónicos de Federico Olivera, Martina Gusmán, Norman Briski y Luis Luque, y que él mismo describe así: "Es un policial negro, con muchos elementos clásicos del género y algunos toques de humor, pero no en clave de la típica comedia televisiva. La historia la lleva adelante Frank [Olivera], un fiscal inquieto que trabaja codo a codo con el ICC, un centro de investigación bastante futurista, basado en inteligencia artificial, que resuelve casos de manera casi automática", cuenta, y enseguida acepta una referencia: Minority Report, sentencia previa, del gran Steven Spielberg. "El problema de esta unidad -sigue- es que excluye y entierra los casos que por distintos motivos no puede resolver. Gracias a un legado de su padre, Frank se enterará de uno de ellos y así llegará a Babylon, el cabaret que le da título a la serie y donde se desarrollará gran parte de la trama", resume.

Es en ese mismo lugar (regenteado por la Tanita, la sensual madama interpretada por Martina Gusmán) donde los espectadores se podrán sorprender con un tratamiento bien furioso del color, algo que contrastará con el blanco y negro que dominará el resto de la narración. "Fue una decisión arriesgada, pero no caprichosa. Tiene que ver con este género y con la idea de contraponer el adentro y el afuera de Babylon", explica, antes de hablar de los otros dos personajes centrales: Lauro (Briski), ex investigador con fama de yeta y encargado de la seguridad del cabaret, y Clay (Luque), un empleado del ICC. "Al igual que todo el resto, ellos también cargan con un pasado oscuro y una ética bastante ambigua."

-¿No hay héroes?

-No, en esta historia no existen los héroes. Ni el costumbrismo. Ojo, no es que los personajes sean amorales, pero tienen una moral muy personal, construida prácticamente a gusto y piacere ... Un caso particular es el de Cosmo Vitelli, el padre fallecido de Frank, interpretado por el propio Federico. Él era un fiscal y amigo de Clay y Lauro, y sí, creo que es el único que podría ser definido como héroe, pero por una sencilla razón: está muerto.

-¿Hace cuánto tiempo tenés este proyecto en la cabeza?

-Uf, más de una década seguro. Mirá [tras buscar en una pila de papeles, muestra con orgullo el guión original de la serie, circa 1998], hace varios años hasta llegamos a hacer un tráiler con esto, con Manuel Callau y Claudio Quinteros como protagonistas, pero nunca pudimos meterlo en ningún lado.

Si no fuese por estos nuevos subsidios, te diría que es casi imposible que se sumen nuevos jugadores a la ficción televisiva. No hay interés de los canales en que eso suceda.

-¿Lo decís por El Trece?

-Ahí es directamente imposible entrar. Lo que no significa que la ficción de Pol-ka no sea buena; de hecho, tiene cosas buenísimas, pero con los pocos canales que hay, es por lo menos incómodo que uno de ellos esté cerrado por tener una productora cautiva. Telefé cada tanto abre el juego y, en su momento, les presenté el tráiler de esta serie a Claudio Villarruel y Bernarda Llorente, pero no me dieron bola. Me pedían capítulos enteros, algo que es una quimera para una productora como la nuestra.

-¿No existe el riesgo de que los contenidos se homoge neicen cuando el Estado se mete a otorgar créditos a la producción?

-Me parece que eso sucedió en la primera tanda de subsidios, pero, sobre todo, porque muchos quisieron ser más papistas que el Papa. Creo que la única comedia que se presentó a ese concurso fue Los sónicos , una ficción que no es para nada política, como Babylon . En realidad, todo mensaje es político, lo que pasa es que no debería ser nunca ni tan partidario ni tan obvio.

-¿No rescindís posibilidades y repercusión al ir a una pantalla como la de Canal 9?

-Sí, claro, el 9 tiene un evidente déficit de audiencia, pero a la vez es el canal en el cual trabajé con más libertad. Siempre confiaron en mí y ahí puedo mostrar lo que hago, algo que es fundamental para mi actual situación. El hecho de que de Inglaterra me hayan comprado los derechos de Los sónicos para hacer una película o que Disney nos haya contratado para hacer un unitario infantil es porque lo que mostramos el año pasado gustó. A eso apunto también con Babylon .

-¿Cómo está GP Media?

-Seguimos en convocatoria de acreedores, que, a diferencia de lo que algunos sostuvieron, no significa que estemos en quiebra. Es una medida preventiva, un esfuerzo para pagar nuestros compromisos. ¿Por qué se llegó a esta situación? Por una razón muy clara: el 70 por ciento de nuestros ingresos estaba relacionado con RSM , programa con siete temporadas al aire, con la conductora más prestigiosa de América y de su generación. Nadie podía prever que el canal lo discontinuara, tal como lo hizo.

-¿Fue una decisión unilateral o Mariana Fabbiani también quería virar a nuevos rumbos?

-Mariana siempre tuvo y tendrá propuestas de todos lados, pero ella estaba dispuesta a seguir por lo menos por un año más y eso se lo transmitimos al canal claramente. Fue una decisión ciento por ciento unilateral y, en su momento, le dije al canal: «Nos están matando».

-¿En cuánto se achicaron?

-En un 40 por ciento. Tenemos 60 empleados fijos, una nómina muy grande para el trabajo que tenemos, pero yo me juego a seguir armando y consiguiendo proyectos nuevos. ¿Juicios laborales? Sí, la mayoría de los que tuvimos que echar inició juicio, pero eso no lo critico. Está perfecto que todos defiendan lo suyo. Yo sé que no fui un loco que se embarcó en una aventura extraña, sino que hago programas desde muy chico y apunto a seguir haciéndolo.

Romances con contexto

Amores de historia (que comienza mañana, a las 21, por Canal 9) es una serie de 13 capítulos interpretados por un elenco en el que están incluidos Soledad Silveyra, Gonzalo Heredia, Mercedes Morán, Osmar Núñez, Pompeyo Audivert, Carolina Peleritti, Alejandra Flechner, Hugo Arana y Valentina Bassi, entre otros. En cada episodio, se cuenta una historia de amor protagonizada por gente común, pero que ocurre en el contexto de un hecho histórico del pasado reciente. La idea del programa le pertenece a Eduardo Valdez, el equipo de autores está coordinado por Marcelo Camaño y la dirección es de Pablo Fisherman.

LOS CANALES Y SUS APUESTAS

  • 6,7,8 (TV Pública): "Como productor, me parece superinteresante la forma en que trabajan el discurso y el juego de intertextualización que propusieron desde un comienzo. También creo que se repiten hasta el hartazgo. Sin entrar en el debate sobre la pertinencia del periodismo militante, me parece evidente que el programa crece cuando hay alguien en el piso que no piensa como ellos".
  • Periodismo para todos (El Trece): "Lanata siempre me gustó. Me parece un innovador absoluto, en la gráfica y también en la televisión. Su programa está muy bien y, en algún punto, no lo veo muy diferente a 678, con su propia impronta, sí, pero con un trabajo del discurso muy similar".
  • Graduados (Telefé): "Tiene una frescura increíble y una muy buena idea detrás, con la que han sido honestos y consecuentes. Creo que cuando algo funciona tan bien es porque había una necesidad previa que nadie había reparado antes. La clave está en tener el olfato para descubrir esas necesidades. Marcelo Tinelli y Adrián Suar lo tienen: Sebastián Ortega demostró que él también".
  • Fort Night Show (América): "No me parece ni siquiera chistoso y creo que la palabra bizarro le queda grande. En ese sentido, te diría que ni siquiera llega a ser comparable a Zap, un programa que para muchos televidentes terminó siendo de culto".
  • Bonus Track : Pura química (ESPN): "Es un programa que me gusta mucho desde el comienzo. Me parece superauténtico, con una mezcla de climas y estilos (me encantan Mex Urtizberea y Germán Paoloski) que no es fácil de conseguir y, sobre todo, llevar a buen puerto".
  • Babylon

    Serie policial creada por Gastón Portal. Con Norman Briski, Luis Luque y Martina Gusmán.

    Mañana, a las 22, por Canal 9.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.