Golpe al corazón: una fórmula muy eficaz, aunque por momentos inverosímil

Ricardo Marín
(0)
22 de septiembre de 2017  

Fuente: LA NACION

Golpe al corazón / Autores: Laura Barneix y Marcelo Nacci / Elenco: Eleonora Wexler, Sebastián Estevanez, Ramiro Blas, Manuela Pal, Georgina Barbarossa, Miguel Ángel Rodríguez, Vico D'Alessandro, Viviana Saccone, Claudia Lapacó, Germán Kraus / Producción: Rita Fusaro / Dirección: Federico Palazzo, Mauro Scandolari / Canal: Telefé / Horario: lunes a viernes, a las 22.15 / Nuestra opinión: regular

La máquina narrativa de las telenovelas que produce Quique Estevanez utiliza un dispositivo que consigue muy eficazmente la aceptación del público. La historia principal suele ser la de un muchacho de barrio, simpático y entrador, al que le toca trabajar al servicio de una mujer de posición social superior. Entre ellos se establece rápidamente una química especial. El desarrollo del relato cuenta la manera en la que van superando los obstáculos que les impiden dar rienda suelta a su pasión amorosa, que día a día se vuelve más explosiva. Este conflicto central es rodeado y complementado con una serie de personajes, historias y situaciones que recorren un variado espectro. Desde contrapuntos graciosos entre amigos, compañeros de trabajo y vecinos de barrio hasta intrigas, dramas sociales o situaciones delictivas, pasando por encuentros románticos, inconvenientes de la vida cotidiana doméstica o episodios de violencia y acción.

En Golpe al corazón , la historia central es la de la doctora Marcela Ríos (Wexler) y el “Toro” Farías (Estevanez). Ella, médica en una gran clínica y esposa del jefe de cirugía; él, un chofer de ambulancia y camillero al que casualmente suelen asignar a su servicio. Mansilla (Blas), el esposo en cuestión y villano de la historia, por sus ambiciones y por ciertos secretos del pasado que esconde, es el mayor obstáculo a superar para dar rienda suelta a los deseos que sienten el uno por el otro.

Alrededor de este conflicto hay fácilmente una quincena de historias secundarias de mayor y menor complejidad, y que cubren un amplio rango de lo humorístico a lo dramático. Una madre que dio en adopción al hijo que tuvo en la adolescencia y ahora lo busca entre el personal de la clínica, una esposa celosa que persigue al marido, que siente deseos de continuar la historia trunca de un noviazgo de juventud; una suegra paqueta que no acepta que su nuera no sea de su misma clase social, una hija a la que abruman las exigencias de un padre ambicioso, un artista callejero que se enamora de esa chica presionada, una familia que incorporó a su seno a un joven con un hermano delincuente que lo quiere a su lado, un grupo de médicos y enfermeros en los que las bromas son parte de la rutina. Estos son solamente algunos de los temas que observa el relato.

El mayor inconveniente que tiene esta propuesta es el ambiente en que se desarrolla. Retumba en el verosímil el contrapunto permanente entre situaciones de tono humorístico, intrigante o emotivo, ajenas al ritmo vertiginoso de un gran centro de salud, pero ubicadas en ese lugar. Son demasiado largas las escenas de camaradería o las excursiones que se toman los protagonistas para resolver, fuera de la clínica, las situaciones cotidianas que se les presentan. Cuesta creer que el vértigo de las urgencias médicas permita estas licencias dramáticas. Hay, por otro lado, sobreabundancia de situaciones vinculadas a lo sexual en la mayoría de los personajes desarrolladas sin sutileza, con humor de doble sentido y con innecesaria obviedad en la exhibición corporal, sobre todo del protagonista.

Una separación que sea notoria entre las situaciones hospitalarias y las de la vida personal de los protagonistas y una búsqueda de mayor variedad temática en el contenido escénico que les toque a los personajes aportaría riqueza a una propuesta que cuenta con material narrativo interesante, un equipo técnico idóneo para conseguir una realización de calidad y un elenco de figuras promisorio.

12,6 puntos de rating. Fue lo que midió anteayer, día en que figuró en quinto lugar entre los más vistos de ese día. Su marca más alta, 16,2 puntos, la logró el día de su debut.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.