Herencia de amor: una telenovela clásica y orgullosa de serlo