Nacha Guevara contó cómo, a los 46 años, conoció a su padre biológico

Nacha Guevara recordó cómo fue su primer encuentro como adulta con su padre biológico, cuando ella tenía 46 años
Nacha Guevara recordó cómo fue su primer encuentro como adulta con su padre biológico, cuando ella tenía 46 años Crédito: Instagram
(0)
11 de diciembre de 2019  • 18:35

"No la pasé tan bien en mi niñez. Yo me escapé de mi casa porque nuestra generación huía de cualquier manera, y eso hice. Me gustaba la libertad. Me fui a los 18 años y conocí a mi padre a los 46 ", contó ayer Nacha Guevara en Incorrectas . Y así, la actriz y cantante comenzó a desandar parte de su historia personal frente a la cámara.

"Mis padres se separaron cuando yo tenía seis meses. Fue a la siciliana, con un odio eterno. Nunca supimos bien los detalles, porque había cosas contradictorias. Eran Capuletos y Montescos", relató, en referencia a la obra de William Shakespeare, Romeo y Julieta . "A los 25 años hice un intento de conocerlo y salió muy mal. Después, cuando volví del exilio, hice un show en Mar del Plata y él era de ahí. Entonces, todas las noches esperé que apareciera, como una niña. Pero no apareció, y un lunes me desperté con fiebre. Dicen que la fiebre es una rabia interior y me di cuenta que ese día tenía que conocerlo", siguió contando.

"Llamé a mi hermana, con quien nos criamos separadas pero la amo, y le pedí que me llevara a conocerlo. Fuimos hasta la puerta y me dejo ahí. Abrió él. Fantaseé tanto con esa figura que encontré a alguien totalmente distinto. No teníamos pasado, nada cotidiano ni historia. En esos días le hice hacer un curso acelerado de padre. Lo obligué, porque él no tenía ganas. Hice que me llevara a la plaza, que me comprara un helado. Lo hizo aunque con poca voluntad. No había diálogo, fue muy raro. Cuando no hay afecto, no se puede construir de un día ara el otro", contó Guevara. Y continuó: "Tuvo un desenlace desagradable porque él creyó que iba a quitarle el departamento y lo puso a nombre de su mujer y su nuevo hijo. Ahí entendí que ese hombre era muy pequeño. Y que si hubiera estado al lado de él, hoy no sería quien soy. Era una persona mediocre. No vi un mundo interior", finalizó.

En otro orden de cosas, Guevara también contó que hace muchos años que es vegetariana, "pero vegetariana gourmet y no de hospital". "Me gusta comer rico, y amo las harinas, las pizzas y las pastas. Desayuno con leche de almendras que hago en mi casa, moliendo almendras, como pan integral tostado y ghee, que es mantequilla clarificada. Es la manteca derretida a fuego lento, y ahí separás lo bueno de la manteca. Me gustan los hábitos sanos y los tengo incorporados, porque mi deseo es estar bien", aseveró.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.