Nicolás Riera reveló su método de conquista, su mayor fobia y el peculiar título que obtuvo recientemente

El actor se confesó en el living de Cortá por Lozano
El actor se confesó en el living de Cortá por Lozano Crédito: Instagram
(0)
30 de octubre de 2019  • 16:43

La próxima semana, Nicolás Riera estrena Te pido un taxi, una comedia romántica con pinceladas de humor bizarro que protagoniza junto a Inés Palombo. Para promocionarla, el actor visitó Cortá por Lozano y habló, entre otras cosas, del leitmotiv de la película en cuestión: el amor.

Riera contó que está de novio con Giuliana, una chica a la que conoció en un bar, hace nueve meses. "Yo estaba tomando una cerveza artesanal y ella bailaba. Hubo contacto visual y empezamos a hablar por Instagram", relató. Según confesó, usa mucho las redes sociales, especialmente mientras estuvo soltero.

"Cuando quiero conquistar a una chica, soy de analizar la situación antes. Hoy, con el Instagram, podes mirar qué le gusta y qué no", confió. Pero su conducta en las redes sociales también ha sabido despertar los celos de alguna expareja en el pasado, según él mismo contó: "Me han reclamado 'likes' alguna vez y yo digo: 'Es un like'. Si mi novia pone 'likes', no me molesta. Pero soy más de los mensajes directos. Y los stories ayudan mucho también: hacés un comentario y así empezás".

Interesados en el tema amor, Lozano y sus panelistas siguieron indagando. ¿Aceptaría Nico una relación abierta? "Me gustaría explorar la relación abierta. Parece interesante, pero hay que estar en el momento en que chica te dice que sale con otro. No me funcionaría. Traté de experimentar pero no se puede. Quizá funcione cuando no hay tanto compromiso. Por ahí arrancamos abiertos y después vamos cerrando", dijo con picardía. Luego confesó que nunca fue infiel pero que sí le fueron infiel.

"¿Si mando fotos hot? Sí, pero en partes y siempre sin cabeza. Aprendí hace mucho tiempo que las cosas se filtran", señaló.

Riera develó que es fóbico a las agujas. "Sacarme sangre es todo un tema. De adolescente iba con mi mamá y me ponía música al palo. Cuando veo la sangre me pongo pálido. Mi sensación es que la aguja rompe la piel. En cambio, cuando me hago tatuajes me baja la presión", relató.

Además, el actor se reconoció como la oveja negra de su familia y contó que se llevó todas las materias por hacer un taller para ser parte de Rebelde way. "Lo peor es que no quedé en el programa. Y tuve que rendir las materias en febrero. En casa esperaban que estudiara administración de empresas. 'Ponete a laburar', me decían. Y terminás laburando mucho más como actor. Además, el año pasado me recibí de astrólogo", reveló.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.